Principal

Colillas de cigarro: uno de los mayores contaminantes del océano

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Por qué las colillas son dañinas para el medioambiente

La contaminación de los mares es un grave problema en el mundo actual. Al hablar del tema, suele salir a colación otro gran problema de la modernidad: el uso desmedido de plásticos desechables. 

 

Pero aunque es cierto que los plásticos hacen mucho daño al medioambiente y una gran cantidad de este material llega a los océanos, en realidad no es el único culpable de la contaminación de las aguas oceánicas. 

 

Existe otro tipo de contaminante, tan pequeño como peligroso, al que hasta ahora no se le ha dado la atención necesaria: las colillas de cigarro.

 

Aunque pueden parecer pequeñas e inofensivas -tanto, que la mayoría de las personas que fuman terminan por tirarlas a la calle, sin preocupación alguna-, en realidad pueden causar daños irreversibles a los océanos y la vida silvestre en general, particularmente en las cantidades en las que se desechan actualmente.

De acuerdo con datos recopilados por la ONG Ocean Conservancy, que organiza limpiezas de playas desde 1986, desde la década de los años 80 del siglo pasado se han recolectado aproximadamente 60 millones de filtros de cigarro, y su producción y desecho no se detiene (al contrario, aumenta).

 

Esto supera enormemente la cantidad de desechos plásticos que contaminan los océanos. Lo peor es que todo el tiempo hay personas que visitan las playas, muchas de ellas con el hábito de fumar y con la mala costumbre de tirar sus colillas al piso, de modo que la colillas terminan tiradas en la playa y una gran cantidad de ellas van a dar al mar. 

 

En otros casos, la lluvia transporta las colillas a los ríos, luego a otros cuerpos de agua y, finalmente, al mar, donde son transportadas a las playas por las olas. Ante esto, sería importante que los fumadores dejen de usar el suelo como cenicero.

 

La mayoría de los fumadores no se dan cuenta de lo perjudicial que puede ser su comportamiento, no sólo para el medioambiente y los ecosistemas, sino también para ellos mismos como consumidores.

 

¿Por qué los filtros de cigarro son más dañinos de lo que se pensaba? Básicamente, porque están elaborados con acetato de celulosa, que es en sí mismo un producto natural, pero que al procesarse se convierte en un tipo de plástico que no es biodegradable y que tarda mucho tiempo en ser desintegrado por la naturaleza. 

 

Por otro lado, cuando ese proceso de descomposición inicia, las colillas de cigarro liberan todos los contaminantes que absorben del humo, incluidas sustancias como la nicotina, el arsénico y el plomo, las cuales, junto con los restos plásticos, son consumidas por varias criaturas marinas, entre las cuales están las especies de consumo humano, por lo que al final terminan en la comida de las personas.

 

Por todo esto, es importante que los fumadores sean conscientes y si no están dispuestos a dejar el hábito de fumar, al menos se encarguen de desechar las colillas de sus cigarros de forma responsable. Lo ideal es llevarlas a donde puedan reciclar sus componentes reutilizables y darle un desecho adecuado a lo que ya no se puede usar, para evitar que dañe el medioambiente.

 

En esta nota puedes saber cómo desechar las colillas de cigarro para que sean recicladas y no afecten al planeta: Así puedes ayudar al reciclaje de colillas de cigarro.

 

Con información de Business Insider y NBC News


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh