Principal

Alimentos y hábitos que te ayudan a ser más saludable y sustentable

Abril 18, 2021

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Tips para reducir el impacto ambiental de los alimentos que consumes

El mejor cotizador de autos en línea

El impacto ambiental que tiene la actividad humana se ha convertido en un tema clave en lo que a  sustentabilidad se refiere. Todo lo que cualquier persona hace diariamente afecta en mayor o menor medida al planeta y la alimentación es uno de los aspectos que más impactan en términos de sostenibilidad. 

 

Mientras algunos alimentos, como los productos de origen animal, tienen un gran impacto en el medioambiente al requerir grandes cantidades de agua para su producción o al generar una mayor cantidad de gases de efecto invernadero, los alimentos basados en plantas suelen tener un impacto mucho menor.

 

Por esta razón es importante saber dónde y cómo se producen los alimentos que consumes, pues un cambio de hábitos para incluir en tu dieta productos más sostenibles puede marcar una gran diferencia en los esfuerzos de mitigación del cambio climático.

 

La producción de alimentos juega un papel importante en las emisiones de gases de efecto invernadero, con resultados ambientales de gran alcance. 

 

Desde la alteración de los ecosistemas naturales y la biodiversidad hasta la minimización de la resiliencia ecológica, todas las etapas de la cadena de suministro (la producción, el procesamiento, el transporte, la distribución, la venta minorista y el empaque) emiten gases de efecto invernadero que promueven el cambio climático .

 

¿Qué alimentos implican una menor huella de carbono?

En general, recurrir a una dieta basada en alimentos naturales, integrales y sin procesar es una forma de alimentarse que beneficia a la salud y al planeta. Los siguientes son algunos de los alimentos con menor huella de carbono que puedes agregar a tu próxima lista de compras:

 

  • Frutas y verduras: Idealmente frescas, orgánicas y locales. Además, es recomendable preferir las que son de temporada, ya que además de ser más frescas suelen ser más económicas.
  • Granos integrales: Quinoa, amaranto, centeno, trigo, maíz, avena, etcétera; naturales, sin procesar y a granel.
  • Hortalizas: Papas y otras hortalizas de raíz, champiñones, tomates, verduras de hoja verde, etcétera. Como en el caso de las frutas, prefiere lo local.
  • Frutos secos: nueces, pistaches, cacahuates, almendras, etcétera. Prefiere los naturales y a granel, en lugar de procesados y empaquetados.
  • Frijoles: En cualquier variedad que haya disponibles en tu localidad. Lo ideal es comprarlos a granel para evitar el empaque, que suele ser de plástico.
  • Legumbres: Lentejas, garbanzos, soya, habas, etcétera. También se deben comprar a granel para evitar los empaques.


Si bien optar por alimentos con menor huella de carbono juega un papel fundamental en la reducción del impacto ambiental, otras estrategias dietéticas como las siguientes pueden ayudar a tomar medidas ambientales un paso más allá: 

 

  • Evitar los alimentos transportados por vía aérea, es decir preferir siempre lo que sea local.
  • Consumir los alimentos estacionales o de temporada.
  • En lugar de comprar en las grandes cadenas de supermercados, optar por los mercados o comprar con los pequeños productores.
  • Reducir el desperdicio de alimentos al comprar y cocinar sólo las porciones que realmente se vayan a consumir. 
  • Comprar a granel todos los productos que sea posible, y en los que no se pueda, optar por las alternativas menos empaquetadas y que impliquen el menor uso de plástico.  
  • Evitar o reducir el consumo de carne y productos de origen animal, y preferir las versiones orgánicas y libres de jaula. 
  • Cultivar algunos alimentos en casa al crear un pequeño huerto.

 

Imagen de portada: Freepik


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh