Principal

Sustituye los medicamentos con alimentos

Time

4 minutos de lectura

La famosa frase del título de esta nota la dijo Hipócrates, y tiene toda la razón. Al cuerpo humano, bajo casi cualquier circunstancia, le conviene recibir alimentos de manera natural en lugar de medicinas para combatir males y enfermedades. Sin embargo, lo ideal sería no tener que llegar a la enfermedad para solucionarla, sino prevenirla por medio de una alimentación balanceada y buenos hábitos de cuidado. Esta es una de las premisas de la medicina ayurvédica.

 

Tanto la medicina tradicional china como la ayurveda consideran que la digestión es uno de los factores clave que influyen en la salud integral del cuerpo humano. Estos precursores de la medicina moderna descubrieron, a través de la observación, que existe un vínculo muy directo entre la salud digestiva de una persona y su bienestar físico y mental. Algunos médicos ayurvédicos sugieren que todos los desequilibrios en el cuerpo provienen de problemas digestivos y una dieta incorrecta.

 

La medicina alópata ha validado en gran parte este conocimiento antiguo, lo que confirma que la dieta tiene un papel importante en la salud, y por eso, muchos nutricionistas y médicos consideran que comer alimentos enteros, orgánicos y no procesados ​​es lo más importante que puede hacerse para mejorar la salud en general.


De igual modo, la digestión es otra parte fundamental. La digestión tiene que ver con la capacidad del cuerpo para absorber adecuadamente los nutrientes que necesita. Sin un tracto digestivo saludable, incluso los mejores hábitos alimenticios no tendrán efecto, ya que el cuerpo no asimilará de la mejor manera lo ingerido. La digestión comienza en la boca. El primer paso para evitar problemas digestivos es masticar bien los alimentos, al menos 20 veces por bocado. Al principio es posible que esto sea extraño y tedioso, pero rápidamente se convertirá en un hábito.

 

El segundo punto es el agua que se consume mientras se come. Si bien algunos sorbos con las comidas son inofensivos, cantidades más grandes pueden diluir la concentración y efectividad del ácido clorhídrico y las enzimas y pueden interferir con el proceso digestivo, al hacer que la comida ingrese a los intestinos sin descomponerse adecuadamente. Muchos médicos de la medicina ayurvédica y de la medicina tradicional recomiendan abstenerse de tomar bebidas hasta 30 minutos después de cualquier comida.
 

Pero el problema más grande para la digestión es la ingesta de químicos y, entre ellos, el uso de antibióticos para tratar problemas gastrointestinales. Incluso una sola píldora puede alterar el tracto digestivo y eliminar una cantidad alarmante de bacterias esenciales relacionadas con la capacidad digestiva. El problema con estos antibióticos farmacéuticos es que no son tan selectivos con lo que "combaten", lo que significa que matan todas las bacterias, buenas o malas. Esto alivia los síntomas a corto plazo, pero deja la puerta abierta para que los patógenos oportunistas causen nuevos estragos.

 

La mayoría de las personas no saben que una gran parte del sistema nervioso depende de los intestinos, que son conocidos como "sistema nervioso entérico". Más del 90% de la serotonina del cuerpo se produce en el intestino, así como el 50% de la dopamina. Además, los intestinos producen y regulan otros 30 neurotransmisores idénticos a los que se encuentran en el cerebro y que son utilizados por el sistema nervioso central para regular el estado de ánimo, los niveles de estrés, los ciclos de sueño y cualquier otro proceso corporal esencial.

 

Un sistema digestivo desequilibrado interfiere con el funcionamiento de este "segundo cerebro" y puede generar trastornos en el estado anímico general. Aunque el sistema nervioso entérico era desconocido para los médicos de la ayurveda, identificaban la manera en que los problemas digestivos afectan a la persona en su totalidad, mental, física y espiritualmente. De ahí la idea de que prevenir cualquier enfermedad mediante una buena alimentación es tan indispensable.

 

Si quieres comenzar a cuidar mejor tu salud gastrointestinal, puedes tomar estos tres alimentos saludables como punto de partida:

1) Probióticos y lactobacilos. Provenientes de productos lácteos fermentados.

2) Aguas de fruta y licuados con semilla de chía. Ideal para estimular el tránsito intestinal.

3) Fibra de origen natural. Proveniente de granos y semillas como avena, salvado, amaranto y trigo.

 

¿Conocías esta información? ¡Comparte tu experiencia en los comentarios!


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh