¿El color y la forma de la comida influyen en su nutrición?

Harmonía / 2017-06-13

En la actualidad generalmente no se considera que la forma, el color y la presentación de los alimentos tengan efectos en nuestra salud, aunque sí evidentemente en una sensación estética por la cual muchas personas pagan buen dinero. La comida gourmet debe verse también exquisita.


Sin embargo, la noción de que la armonía visual de los alimentos es también parte importante de sus cualidades nutricionales, sí era parte de la filosofía médica de algunas culturas. Particularmente, esto tomó relieve en la China antigua y sigue siendo un elemento a considerarse en la medicina tradicional china.
 

Esta idea se encuentra también en la medicina antroposófica, una corriente de medicina que se basa en la filosofía de Rudolf Steiner, a quien le debemos la escuela Waldorf y la agricultura biodinámica, entre otras cosas. Este tipo de medicina, aunque considerada antes como pseudociencia, está ganando tracción, y en Alemania el gobierno ha incluso fondeado ya 10 hospitales, los cuales tratan a las personas con un paradigma que no está basado en suprimir los síntomas sino en terapias alternativas que fomentan la autocuración.

 

En una entrevista el doctor Karmelo Bizkarra, quien practica este tipo de medicina, hace énfasis en la importancia del color y la forma de los alimentos:

 

En la forma y el color de los alimentos hay energías sutiles que extraemos al ingerirlos. Siempre recomiendo comer forma y, sobre todo, color. En los pigmentos de los alimentos están los antioxidantes. La forma también es importante. Por ejemplo, la calabaza tiene más masa que forma; en cambio, una nuez tiene mucha forma y poca masa, es menos expansiva, más mineral.

 

Bizkarra añade que es importante buscar que cada comida contenga verduras de raíz, tallos, hojas, flores y frutos para abarcar todo el espectro de la nutrición, incluyendo las partes sutiles, y de esta forma también alimentar todos los aspectos de nuestro cuerpo. Igualmente, se recomienda tener una alimentación que podemos describir como "arcoíris". Los alimentos del lado violeta del espectro son más sutiles; del lado rojo, más densos. Según Bizkarra, colores como el naranja promueven la buena digestión.
 

Ciertamente, esto no puede sonar más hippie. ¿Comida para duendes bajo el arcoíris? ¿Sopa de betabel para el cuerpo sutil?... Y, no obstante, la medicina antroposófica no puede desestimarse tan fácil. Así que suena interesante probarlo; y es que, al menos, meter creatividad y un aire lúdico a la cocina es sano.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: