Limpia la energía de tu espacio vital

Harmonía / 2018-08-09

La energía negativa o de baja vibración se puede acumular en las esquinas de tu casa con el tiempo. Es importante saber cómo limpiarla, pues se trata de tu santuario. Se recomienda hacerlo de forma frecuente, en especial si algunos de los siguientes eventos han ocurrido recientemente en tu hogar:

 

  • Una gran pelea
  • Un divorcio o ruptura
  • Visitas de personas negativas
  • Días estresantes
  • Estar enfermo
  • Cuando te mudas a un sitio previamente habitado por desconocidos

 

No te preocupes, hay muchas formas de volver a elevar la vibración e invitar a las malas energías a irse:

 

  • Quema palo santo. Es una de las herramientas más comunes cuando de limpieza energética se trata. Crece en las costas de Sudamérica y posee un toque de pino, menta y limón. Muchos chamanes lo utilizan para purificaciones espirituales y sanaciones

 

  • Abre todas las puertas, ventanas y llaves de los grifos (cocina y baños). Esta técnica resulta particularmente útil cuando en un espacio se percibe tristeza y recuerdos dolorosos. Basta con que dejes correr el agua un par de minutos, no se trata de desperdiciarla. Para equilibrar el asunto, puedes tomar duchas más cortas los siguientes días o evitar usar el lavaplatos.

 

  • Utiliza aceites esenciales. El sándalo, el eucalipto y la lavanda son excelentes para dispersar esa energía estancada. Además, incluso unas pocas gotas son capaces de calmar el sistema nervioso y fortalecer el sistema inmunológico.

 

  • Llena tu casa de cristales. Son fantásticos para absorber energía y además se ven muy bonitos como parte de la decoración. El cuarzo blanco y la turmalina negra se llevan una mención especial.

 

  • Ten a la mano sal marina. Espolvorea un poco en las esquinas de las habitaciones y deja que se asiente un rato. La sal también es excelente para acumular la energía negativa que flote por ahí. Después aspírala o bárrela, y listo.

 

  • Confía en tus afirmaciones y mantras. Tal vez no te des cuenta del gran poder que ejercen tus pensamientos sobre tu energía y tu espacio. Cuando tienes un mal día en el trabajo o has discutido con alguien, el espacio donde te encuentres se impregna con esa energía. Por eso es importante que cambies tus pensamientos hacia lo positivo y te dejes llevar por la paz que te inunda cuando disfrutas de una sesión de mantras.

 

  • Da el toque final con música y velas. Para terminar de equilibrar tu espacio, nada mejor que encender algunas velas y poner un poco de música con vibración alta (la que mejor sientas en el corazón). Crearás un ambiente muy zen y podrás sentir el cambio energético.

 

Ninguna de estas prácticas te tomará mucho tiempo, ¡pero sí que hará toda la diferencia del mundo! La nueva y mejorada vibración se reflejará en tu sensación del espacio y en cómo lo percibirán otros desde el momento en que entren a tu casa.

 

Con información de Open Mind Tribe

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Cómo percibes la energía en tu casa?

Te podría interesar: