Principal

3 maneras de aumentar la productividad y el éxito

Time

Menos de 6 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Cómo relajarte y ser más productivo

  • Check
  • Cómo ser feliz y lograr el éxito que buscas

Tu teléfono no para de sonar con llamadas, correos electrónicos y mensajes de texto. Tu lista de tareas pendientes crece y también pelea por tu atención. No sabes en qué enfocarte y parece que no puedes hacer una sola tarea sin interrupciones. ¿Te parece una situación conocida? Diversos estudios muestran que el estrés a largo plazo y el agotamiento han aumentado en los últimos años. Las personas se quedan sin energía poco a poco.

 

Emma Seppälä, directora del Centro de Investigación y Educación sobre Compasión y Altruismo de la Universidad de Stanford (CCARE), dice que el problema no es sólo que cada vez se te pida hacer más. Tus conceptos sobre qué es el éxito y cómo deberías lograrlo podrían ser más culpables del cansancio y el estrés.

 

"Todos están trabajando en la sobremarcha, porque creen que esta es la única manera de tener éxito", señala Seppälä, quien escribió el libro La pista de la felicidad: Cómo aplicar la ciencia de la felicidad para acelerar tu éxito, que explora el creciente campo de investigación que relaciona la felicidad y el bienestar con la productividad y la influencia. 

 

Según el libro de esta científica, cuando una persona toma tiempo para estar inactivo y relajarse, cultivar la calma en la vida y estar presente, también está más feliz, porque se relaciona con el bienestar. La autora explica que:

Al vivir en este constante estado de estrés, nos estamos fatigando muy rápidamente. Al aprender a mantener la calma en lugar de promover la adrenalina y consumir cafeína, controlarás mejor tu energía y, por lo tanto, harás más. Y lo harás de una manera más inteligente emocionalmente. Evaluarás las cosas con mayor claridad, tomarás mejores decisiones y tendrás una mejor comunicación con las personas que te rodean.

 

Mantener la calma parece algo más fácil de decir que de hacer durante un día agitado. Es por eso que el libro de Seppälä está repleto de soluciones simples que te ayudarán a fomentar más felicidad en el trabajo mientras haces más. Aquí hay tres maneras de comenzar.

 

1. Dale un descanso a tu cerebro

Si alguna vez te enfrentaste a un conflicto y no tuviste la capacidad de resolverlo, sin importar cuánto lo hayas intentado, el problema puede ser que hayas intentado demasiado.

 

"Las personas sienten que tienen que concentrar toda su energía y atención en una sola cosa, con la idea de que así es como se les ocurrirá la próxima gran idea", comenta Seppälä; "Pero en realidad, lo que la investigación muestra es que cuando estás enfocándote intensamente es cuando tu cerebro es menos creativo. Cuando descansas y el cerebro está en reposo, un poco relajado, es más creativo".

 

La solución simplemente aparece en tu cabeza cuando ni siquiera la estás buscando. Si tienes oportunidad de caminar, sal y hazlo, sobre todo si estás en una oficina. Pero si tu agenda se complica, intenta alternar entre las tareas que requieren mayor concentración y las que no te exigen pensar demasiado. "Alternar actividades de alta intensidad y baja intensidad puede ayudar a la creatividad, porque le brinda a tu mente la capacidad de descansar", dice Seppälä.

 

2. Dale un descanso a tu crítico interior

La mayoría de nosotros somos muy duros y autocríticos, y eso daña la capacidad de recuperación ante un desafío. Y aunque es bueno tener altos estándares y esforzarse por cumplirlos, este impulso puede volverse tóxico, lo que hará que te deprimas o cuestiones tus habilidades. 

 

Al ser un poco más amable contigo mismo, es más probable que desarrolles esa actitud de "nunca digas 'morir'" que te permite superar obstáculos y lograr grandes cosas. Seppälä recomienda como primer paso notar cómo te hablas a ti mismo y si tus expectativas son las que tendrías con otra persona, una a quien estimes mucho.

 

Puedes ir un paso más allá, al intentar esto: la próxima vez que te encuentres en esta situación, escríbete una carta. Escríbela como lo harías para un amigo que acaba de enfrentar algunas dificultades. Eso te permitirá reflexionar sobre el problema y resolverlo, pero con un poco más de autocompasión.

 

3. Conquistar más al cuidar de los demás

Muchos piensan que ser el número 1 es la única forma de ganar en la vida. Pero si tu único interés eres tú, sólo podrás lograr lo que eres capaz de hacer, y eso es una gran limitación.

 

"Lo que la investigación muestra es que las personas que son más amables con sus colegas en realidad terminan teniendo la mayor influencia", dice Seppälä. "En realidad hacen más cosas y las hacen bien, porque otros se ponen de pie para ayudarlos". Pero esto no se trata sólo de formar alianzas. Diversos estudios demuestran que serás una persona más feliz y saludable cuando dejes de ponerte a ti antes que a los demás. Un estudio publicado en el Journal of Experimental Psychology relaciona la ansiedad con el egocentrismo.

 

Recuerda tener en cuenta que todos tus compañeros de trabajo quieren lo mismo que tú: ser felices y navegar los innumerables desafíos de la vida con la mayor gracia posible. "Lo que todos necesitamos es el toque humano, y eso es lo que a veces se pierde en nuestra vida laboral". Seppälä descubrió que meditar un poco (7 minutos al día bastan) puede aumentar tus sentimientos de conexión y cercanía con otras personas.

 

Con información de Sonima


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh