Principal

La importancia de ser paciente contigo al enfrentar momentos difíciles

Time

Menos de 6 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Cómo ser paciente durante procesos emocionales fuertes

Tú, tus amigos y familiares, todos los seres humanos en esta vida han pasado por procesos emocionales complejos. Ya sea un trauma de la infancia, programas o creencias, todo eso se almacena en tu cerebro, y depende solamente de ti hacer algo al respecto para no vivir siempre en lo mismo. 

 

Antes que nada, reconoce qué cosas son las que te complican la vida innecesariamente; ese el primer paso que debes tomar para actuar y cambiarlas. La vida no sería lo que es sin aprendizajes, sin cambios, sin subidas y bajadas. A fin de cuentas, como bien dice Jordan Peterson, la vida es sufrimiento, pero depende de ti qué harás con ese sufrimiento y cómo lo vas a canalizar para que resulte en algo que te ayude a ser una mejor persona día con día. 

 

Ante todo, sé paciente 

Aprender algo, dejar un hábito dañino o adquirir uno nuevo, tocar un instrumento, hablar un nuevo idioma, todo eso requiere de paciencia. Si actualmente estás en una situación difícil, de cambios, si debes superar una pérdida o afrontar algo que requiera tiempo, es probable que hayas escuchado mucho que tienes que ser paciente. Pero, ¿sabes realmente qué significa eso?

 

La paciencia es el ejercicio de la moderación en situaciones difíciles. Es una virtud que permite al individuo avanzar hacia objetivos dignos, no desviados por circunstancias adversas o provocaciones repetidas. Si dejas que la oposición, las burlas o cualquier otra circunstancia desagradable se interpongan en tu camino a ser paciente, nunca lograrás alcanzar tus metas. 

 

Tal vez ya estés cansado de que te digan una y otra vez que seas paciente. Claro que puede ser desesperante que, por más que hagas, las cosas no cambian. Pero el mundo no se creó en un día, las plantas no florecen de un momento a otro, el sol sale y se esconde, la lluvia y las tormentas no están ahí siempre. Todo tiene su tiempo y en la naturaleza esto es claro, la paciencia es una de sus principales virtudes. 

Creo que una actitud de confianza y una actitud paciente van de la mano. Verás, cuando te dejas llevar y aprendes a confiar en Dios, esto libera alegría en tu vida. Y cuando confías en Dios, puedes ser más paciente. La paciencia no se trata sólo de esperar algo, se trata de cómo esperas, o de tu actitud mientras esperas. 

(Joyce Meyer)

 

Ten compasión contigo mismo 

Si de pequeño aprendiste a tocar algún instrumento, ibas a una clase de danza, pintabas, o en cualquier otra actividad nueva que emprendías, ¿recuerdas qué hacías si algo no te salía? Lo más seguro es que lo hacías una y otra vez hasta que el resultado fuera el que esperabas. Ahora, si eres adulto puede ser que si algo no te sale, lo primero que hagas sea insultarte a ti mismo, desesperarte y pensar que nunca podrás hacer nada bien. 

 

Error: cuando quieres aprender algo, cambiar patrones de pensamiento o mejorar tu estado de ánimo, tienes que intentarlo una y otra vez

 

Es probable que en algún momento quieras tirar la toalla porque piensas que de nada sirve ir a terapia o las mil cosas que haces para mejorar, pero he ahí el punto importante. En el momento en que quieres rendirte, tienes que recordar por qué llegaste a este momento, qué es lo que tiene que enseñarte y cómo puedes mejorar

Ten un grupo de apoyo 

Pueden ser tus familiares, amigos o pareja. Cuando pasas por un proceso emocional complicado, lo que necesitas es tener gente de confianza a tu lado. Porque sí, habrá momentos en los que puedas llegar a pensar lo peor de ti porque no ves ningún tipo de avance.

 

Pero cuando estás en tu propio mundo y le das vueltas al mismo problema una y otra vez, es probable que no te des cuenta de todo lo que has logrado, de que realmente sí ha habido cambios. Y es ahí donde entra tu sistema de soporte. Cuando te ahogas en un vaso de agua y piensas que todo es lo peor y que nada nunca cambiará, la gente que realmente te ama te hará ver todo lo que has conseguido en este tiempo. 

 

Deja el pasado donde pertenece 

Olvidarte de las situaciones del pasado es, sin duda, algo complejo. Pero eso no quiere decir que sea imposible. Tu pasado tiene algo que enseñarte; depende de ti si lo tomas como lecciones o si solamente te ahogas en él y le echas la culpa por todo lo que eres o haces ahora. 

El ayer se fue. El mañana aún no ha llegado. Sólo tenemos hoy. Comencemos.

 (Teresa de Calcuta)

 

Si crees que en estos momentos algo de tu pasado te atormenta o sigues con la carga de programas y creencias pasados, reflexiona al respecto, toma un momento y comienza a verlo como una lección invaluable. A esta vida se viene a aprender y tratar, en la medida de lo posible, de no cometer los mismos errores que en el pasado

 

Pon tu atención en otras cosas, preocúpate por los demás 

El universo no gira alrededor de ti, ni de tus problemas. Cuando te encuentras en un proceso emocional es cierto que vas a tener días buenos y días malos, días en los que querrás que toda la atención se centre en ti, pero imagínate lo cansado que esto puede llegar a ser para tus familiares, amigos o pareja.

 

Está bien que les platiques cómo te sientes, que te desahogues un momento, pero trata de que no sea algo diario o de todo el tiempo que pases con ellos. Ve el lado positivo de estas relaciones y mejor enfócate en todo lo que sí puedes hacer

 

También, ayudar a los demás es una forma de dejar de preocuparte solamente por lo que te pasa. Hay mucha gente afuera que realmente la pasa mal; extiéndeles tu mano y deja de preocuparte un momento por ti. 

 

Sé paciente, ámate a ti mismo y no dudes en pedir ayuda cuando lo necesites. Pero ante todo, reconoce que el camino es difícil, tendrá sus curvas, rectas, momentos de felicidad y de tristeza, pero todo es una lección y a esta vida llegaste para aprender.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh