Principal

Tríada de la bondad: las 3 cualidades que definen a una buena persona

Time

Menos de 3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Cualidades de una persona bondadosa

¿Te concentras en ver el lado bueno de las personas o sólo te enfocas en lo negativo? ¿Eres siempre honesto en tus conversaciones o buscas sacar algo de las personas? De acuerdo con un grupo de psicólogos que llevaron a cabo un estudio, estas son dos preguntas que tienes que hacerte con honestidad y reflexionar acerca de ellas, pues así podrás darte una idea sobre si eres o no una buena persona. 

 

Hace 2 décadas, un grupo de psicólogos dio a conocer algo que se llama “la tríada del mal”, que se refiere a los rasgos de personalidad de alguien que es considerado como una mala persona. 

 

Es por esto que el psicólogo Scott Barry Kaufman quiso conocer más acerca de los rasgos de personalidad existentes en las buenas personas. Son tres cualidades las que, en suma, te hacen ser una buena persona. Cada una de ellas representa un aspecto diferente sobre cómo interactúas con los demás: ver el mejor lado de las personas, perdonar fácilmente, aplaudir el éxito de otros y sentirte incómodo por manipular a alguien para que haga algo. 

 

Según Kaufman, estas son las tres cualidades que definen a quien puede ser considerado como una buena persona.

 

Humanismo 

Este es el primer rasgo, el cual se centra en ver lo bueno de la gente. Reconocer que todos son dignos y poseen un valor importante. 

 

Kantianismo 

El nombre de este rasgo es en honor al filósofo Immanuel Kant, y tiene como premisa tratar bien a las personas en todo momento y no utilizarlas para tus propios beneficios. 

 

Fe en la humanidad 

Este último rasgo está basado en creer que todos los seres humanos son buenos y que no conspiran en tu contra. 

 

El psicólogo William Fleeson concuerda con que estos rasgos sí están presentes en las personas consideradas buenas. En particular menciona que si crees que los demás también son buenos, eso habla mucho de tu bondad hacia la humanidad. 

 

Las personas nobles no sólo benefician al resto del mundo con su bondad. Kaufman descubrió que aquellos que tienen una alta calificación en estos rasgos dijeron que se sentían más satisfechos con sus relaciones, con la vida en general, y reportaron una mayor autoestima y un sentido más fuerte de sí mismos.

 

Una gran fortaleza de carácter también se vinculó a las puntuaciones más altas. En dicha fortaleza se incluyen las siguientes cualidades: curiosidad, perspectiva, entusiasmo, amor, amabilidad, trabajo en equipo, perdón y gratitud.

 

Sin embargo, en lugar de ser todo luz u oscuridad, la mayoría de las personas suelen ser una mezcla. Y eso es lo valioso de cada uno. Lo importante es que comprendas esta dualidad y puedas reconocer que –como decía Jung– no hay luz sin oscuridad


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh