Principal

¿Cómo vas con los propósitos que hiciste en Año Nuevo?

Time

5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Cómo reevaluar tus propósitos de Año Nuevo

  • Check
  • Cómo reiniciar tus propósitos de Año Nuevo

¿Puedes creer que ya es la mitad del año? Parece que el tiempo vuela, y con él, también todas las cosas que haces o dejas de hacer. ¿Te acuerdas de todas esas metas, planes y deseos que tenías para 2019? De acuerdo con las estadísticas, el 80% de las personas que se plantean propósitos dejan de trabajar para conseguirlos después de 6 semanas. Esto significa que probablemente para febrero hayas olvidado todo lo que querías hacer con tanto ahínco. 

 

No te preocupes, aún estas a tiempo de trabajar por aquellos propósitos y no dejarlos en el olvido. Pero ahora, reflexiona mucho mejor acerca de qué es lo que quieres lograr y, sobre todo, cómo lo harás. Una de las grandes razones por las que prefieres dejar a un lado esas metas es por la presión que sientes sólo de pensar en todo lo que vas a tener que hacer para lograrlas. 

 

¿Qué es lo primero que todos quieren cuando comienza el año? En muchos casos, el mayor deseo es bajar de peso, pero ¿qué pasa con esa obsesión acerca del peso? Por una parte, sí tiene que ver con tu salud, pero si eres una persona sana no tienes por qué preocuparte por ser talla 0, lo cual posiblemente nunca pasará, porque todas las personas son diferentes. ¿Qué pasaría si, en lugar de proponerte bajar de peso, vas al gimnasio y comes saludable simplemente porque amas tu cuerpo y agradeces todo lo que hace por ti?

 

La coach Erin Falconer dice que uno de los grandes errores cuando haces tus propósitos de Año Nuevo es utilizar la palabra "debería". En este momento es como si mandaras señales a tu cerebro de que esa tarea va a ser tediosa y un problema en tu vida. Pon atención siempre que quieras lograr algo, utiliza palabras como "voy a hacer", las cuales mandarán señales a tu cerebro de que se trata de una determinación y no una mera posibilidad. 

Te puede interesar: Más del 90% de los mexicanos no cumple sus propósitos de Año Nuevo

 

Reevalúa tus resoluciones a mitad de año 

Deja el pensamiento "todo o nada" 

Llegar a la mitad del año y darte cuenta de que ya "botaste" varios de tus propósitos puede ser algo que te llene de culpa o vergüenza. No pasa nada, este es uno de los grandes errores, y caes en un círculo vicioso. No logras algo, te culpas por ello, sientes vergüenza, y así menos vas a tener la determinación de hacerlo. 

 

No debes tomarte las cosas a la ligera, eso es cierto, pero tienes que encontrar un equilibrio. Los propósitos se logran con constancia, disciplina y mucha paciencia, así que puedes comenzar por poner en práctica estas tres cualidades para que después las apliques en todo lo que quieres lograr en la vida. 

 

Define los obstáculos 

Cuando quieres lograr algo, muy pocas veces piensas en todas las cosas que se pueden interponer en tu camino. Puede ser que con la emoción de querer probar nuevos hábitos o dejar aquellos que te hacen daño se te nuble la mente y no veas las cosas con objetividad. 

 

Por supuesto, no puedes adivinar lo que va a pasar; lo que sí puedes hacer es ponerte metas que sean lo más realistas posible y darte cuenta de todo lo que vas a tener que hacer para lograrlo.  

 

Encuentra tu propósito 

Cuando sabes a qué vienes a esta vida y por qué estás aquí, las cosas te serán mucho más fáciles. Encontrarás lo que realmente quieres hacer con tu tiempo y entonces le abrirás el camino a muchas posibilidades. 

 

Reflexiona un momento acerca de todo lo que has hecho durante estos 6 meses y hazte las siguientes preguntas: 

•    ¿Lo que he hecho se alinea con mi propósito final en la vida?
•    ¿Qué puedo hacer o mejorar para que mis acciones se alineen con mi propósito? 
•    ¿Es mi propósito algo realista? 

 

Trata de responder a las preguntas de una forma paciente; siéntate en soledad, medita un par de minutos antes y después responde de la forma más honesta posible. 

 

Te puede interesar: Ikigai: el método japonés para encontrar tu propósito en la vida

 

Hazte responsable 

Buscar excusas para no hacer las cosas es sumamente fácil: que si el gimnasio ya está muy lleno, el entrenador no te gusta, no tienes tiempo para comer saludable, es una pérdida de tiempo meditar, y una larga lista de razones externas. Pero, ¿qué pasaría si eres honesto contigo mismo, y entonces le prestas atención a todas las cosas que tú haces y que no contribuyen a tus metas? Ponle atención a esto y haz una lista de todos esos pretextos. 

 

Una vez que los hayas identificado, primero trabaja para ya no ponerle pretextos a nada; hazte responsable de tus decisiones y date cuenta de que nadie más que tu puede influir en esas decisiones y esos propósitos que a fin de cuentas son tuyos y de nadie más. 

 

Te puede interesar: 6 maneras de cumplir tus propósitos de año nuevo


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh