Principal

Hacer ejercicio ayuda a superar la muerte de un ser querido

Time

Menos de 3 minutos de lectura

Pocas cosas son tan dolorosas como la pérdida de un ser querido. Cuando eso sucede, un tornado de emociones te sacude y pasas de la tristeza al enojo, la desesperación, la incertidumbre, la impotencia y el arrepentimiento por no haber aprovechado mejor el tiempo con esa persona.  

 

Con el tiempo esos sentimientos dan paso a la aceptación, aunque se trate de un dolor que no se supera del todo, sólo se aprende a vivir con él.

 

En el proceso de duelo, para evitar caer en depresión, es importante que continúes con tu rutina diaria en la medida de lo posible. Además, procura frecuentar a tus familiares y amigos y hablar sobre cómo te sientes con las personas que te inspiren más confianza.

 

Algo que te puede ayudar mucho a sobrellevar mejor el duelo y a superar poco a poco lo ocurrido es la práctica del ejercicio. No importa que tu estilo de vida no sea tan fitness, no es necesario que pases horas en el gimnasio ni que salgas a devorar kilómetros corriendo. Basta con que salgas a caminar a un buen paso, o busca el deporte que más te guste; lo importante es que te mantengas activo.

Pero, ¿por qué el ejercicio es benéfico para superar mejor una etapa de duelo? Esto se debe por una parte a que, al realizar actividad física, el cerebro libera sustancias químicas (neurotransmisores, endorfinas y endocannabinoides) que generan una sensación de bienestar y reducen el estrés.

 

Además, el esfuerzo que implica cualquier actividad física te ayuda a despejar la mente para pensar con claridad, libera emociones contenidas, te distrae del dolor y te mantiene enfocado en el presente

 

Por otro lado, al hacer ejercicio tienes la oportunidad de socializar o conocer a otras personas. Y tan sólo intercambiar una sonrisa amable o saludar a las personas que también se ejercitan mientras tú lo haces, puede tener efectos positivos en tu estado de ánimo.

 

Hacer 30 minutos o más de ejercicio al día, de 3 a 5 días a la semana, puede mejorar significativamente tu estado de ánimo. Adicionalmente, al hacerlo, tu mente y cuerpo se mantienen ocupados, y eso te puede servir para mantener alejados los pensamientos negativos que el dolor puede llegar a generar. 

 

Para que no desistas de salir a ejercitarte, elige la actividad que realmente disfrutes y aprende a ver el tiempo que le dedicas no como una obligación sino como algo que te gusta, que te hace bien y como un regalo para ti mismo, un tiempo que te das para tu bienestar. Si dejas de hacerlo un día, no te desmotives, sólo vuelve a intentarlo al día siguiente hasta lograr que se vuelva un hábito.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh