Principal

7 hábitos que deberías cambiar para ser más feliz

Time

Menos de 5 minutos de lectura

La felicidad es algo que toda persona busca y anhela. Y aunque a veces parece algo muy complicado de alcanzar, la realidad es que puedes ser más feliz con sólo cambiar algunos malos hábitos, como los siguientes:

 

1. Deja de compararte

Cada persona es diferente, pues cada quien tiene distintas formas de ser, habilidades e historias de vida. Así que no es sano que te compares con los demás, porque no existe parámetro de comparación, cada uno es distinto.

 

Para ser más feliz y superarte constantemente, lo que debes hacer es enfocarte en ti, y si quieres comparar, compárate contigo mismo. Piensa en lo que has logrado, en cómo has madurado a lo largo de los años, en las cosas que ahora puedes hacer y antes no podías, en lo que hacías hace 1, 5 o 10 años y lo que haces ahora. Haz un balance de qué tan lejos has llegado en los últimos 12 meses y deja que tu progreso te asombre. 

 

2. Aleja el cansancio y la flojera

¿Te has fijado que mucha gente parece estar cansada todo el tiempo? ¿Eres uno de ellos? Evita que el cansancio y la flojera te dominen al cambiar tus hábitos de descanso: duerme antes y levántate más temprano, y organiza tus actividades diarias para que te dé tiempo de hacer todo lo que necesitas cada día.

 

Además, cada día date tiempo para relajarte, leer un poco y disfrutar de tu música favorita. Finalmente, procura dejar listo desde la noche lo que vas a usar al día siguiente, para evitar el estrés y las prisas matutinas. Así, el tiempo te rendirá más y evitarás sentirte agotado y con flojera.

 

3. ¡No más excusas!

Si tienes muchos planes pero no los llevas a cabo porque "es muy caro", "está muy lejos", "es muy difícil", o no te sientes capaz de lograrlo, tienes miedo a que no resulte como esperabas o te aterra el fracaso. Eso significa que has pospuesto tus sueños a partir de excusas, y debes dejar de hacerlo para empezar a entrar en acción. 

 

Cambia el chip de esas ideas y piensa que, con tu esfuerzo, todo es posible. Piensa en todas las personas que ya han logrado eso que tú tanto deseas, pero en lugar de compararte con ellos, tómalos como inspiración para saber que lo que quieres no es imposible y puedes alcanzarlo. 

 

4. Libérate de la culpa

Poner tu bienestar en primer lugar no significa que seas egoísta sino que te quieres, valoras y respetas, y sólo así podrás querer, valorar y respetar a los demás. 

 

Por eso, mientras lo que hagas vaya de acuerdo con tus convicciones y no afectes a terceros con tus decisiones, deja de sentir culpabilidad por lo que haces o dejas de hacer. Aprende a decir "no" cuando sea necesario y hazlo sin remordimiento; piensa que tu salud mental es primero. 

 

Te puede interesar: Aprende a decir "no" sin sentirte culpable

 

5. Vive sin arrepentimiento

Este punto va de la mano del anterior, porque no es sano que te arrepientas por lo que has hecho. Independientemente de si el resultado fue bueno o malo nada puedes hacer para cambiarlo, ya pasó y en ese momento actuaste de la manera en que decidiste hacerlo.

 

En lugar de arrepentirte, busca la forma de obtener un aprendizaje de los errores que hayas cometido para evitar cometerlos de nuevo y así, ser una mejor versión de ti mismo. También es importante que no te juzgues duramente; eres humano y cometes errores, así que sé compasivo contigo mismo.

 

6. Deja ir el rencor

Liberarte de la culpa y el arrepentimiento implican el perdón hacia ti mismo. Para dejar ir el rencor, lo que necesitas es saber perdonar a los demás. 

 

Es cierto que es complicado pasar de página cuando una persona te hace mucho daño, pero piensa que a fin de cuentas, a quien afecta ese rencor y enojo que sientes es solamente a ti, porque las personas que los provocan ni se enteran. Entonces, aprende a dejar ir esas malas experiencias, y verás cómo sientes que te quitas una pesada carga de encima.

 

Te puede interesar: 4 pasos para dehacerte del rencor y recuperar tu paz interior

 

7. Limpia tu desorden

Ya hemos mencionado que el desorden en tus espacios esconde un desorden en tus emociones. Así que es momento de deshacerte de todo aquello que ya no te sirve, que no usas y que no aporta nada benéfico a tu vida.

 

Deshazte de las cosas que crean desorden y acumulación en tu casa o en tu lugar de trabajo, y deshazte también de los sentimientos y las emociones del pasado, que ya no te aportan nada y sólo te hacen sufrir y vivir estancado en el ayer.  

 

Te puede interesar: ¿Qué emociones se esconden tras tu desorden?


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh