Principal

¿Por qué se me antoja comer cosas dulces?

Time

Menos de 4 minutos de lectura

Si te ha pasado que, aunque no tengas hambre, sientes antojo por comer, y generalmente lo que pasa por tu mente es algo dulce, esto puede deberse a una cuestión emocional o a que tu organismo necesita glucosa.

 

En el aspecto emocional, cuando vives un momento estresante, de ansiedad, enojo, frustración o tristeza, es probable que se te antoje comer cosas dulces. 

 

Esto se debe a que el azúcar hace que en el cerebro se produzca serotonina, una sustancia que mejora el estado de ánimo y da una sensación de euforia y bienestar. Tu cerebro lo aprende y cuando necesita esa dosis de felicidad, te envía la señal de que te hace falta azúcar.

Por otro lado, la razón fisiológica de tu antojo se da cuando los niveles de glucosa en la sangre son bajos, es decir, cuando se presenta la hipoglucemia, entre cuyos síntomas se encuentran dolor de cabeza, fatiga, mareo, mal humor, sensación de hambre y el deseo de algo dulce. 

 

Esto ocurre por diversos factores, como los horarios irregulares de comida, pasar mucho tiempo con el estómago vacío, llevar una dieta libre de carbohidratos o realizar una actividad física intensa sin haber consumido antes algún alimento.

 

Pero, ¿por qué específicamente se te antoja algo con azúcar y no cualquier otra cosa? Se debe a que la glucosa es la fuente principal del organismo para obtener energía, y los alimentos dulces son los que se convierten de forma más fácil y rápida en dicha energía. 

 

Lo peligroso de esto es que cedas a ese antojo cada vez que lo sientes y termines por comer cualquier cosa dulce que se atraviese en tu camino, como caramelos, chocolates, pasteles, pan dulce y toda clase de postres y azúcares simples. 

Y el peligro no sólo radica en los kilos que puedas ganar, sino en el riesgo de iniciar un círculo vicioso de azúcar en la sangre, ya que al obtener glucosa con tanta rapidez, el páncreas libera demasiada insulina

 

Esto provoca hipoglucemia, que a su vez genera en el cerebro la necesidad de más glucosa, y este ciclo puede dar como resultado una resistencia de la insulina y, en el peor de los casos, llevarte a padecer diabetes tipo 2.

 

¿Qué hacer para evitar consumir azúcar en exceso?

Si detectas que tu antojo se debe a causas emocionales, en lugar de caer en la tentación de los postres trata de relajarte y bebe un poco de agua. Si estás en el trabajo, levántate de tu lugar y conversa un momento con alguno de tus compañeros, y si te es posible, sal a caminar unos minutos para despejar tu mente.

 

Por otro lado, si el antojo se debe a que tu organismo necesita glucosa, bríndasela, pero evita los azúcares refinados y opta por comer una fruta, que puedes acompañar con un poco de yogur natural, o toma agua preparada con fruta natural y, de preferencia, sin endulzar. Si te gustan los sabores picositos, prepara pepinos, jícama o zanahoria con limón y chile piquín.

Además, para evitar esos bajones de glucosa, respeta tus horarios de comida y agrega colaciones entre comidas, de modo que ingieras algún alimento cada 3 o 4 horas. Así lograrás mantener estables los niveles de glucosa

 

También procura evitar al máximo los azúcares simples y elige alimentos que contengan carbohidratos ricos en fibra, como cereales integrales, legumbres, frutas y verduras. 

 

Si combinas estos carbohidratos con con grasas y proteínas, el organismo no los asimilará de forma tan rápida y así tendrás un suministro pequeño pero constante de glucosa, en lugar del subidón repentino que provoca el azúcar.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh