Principal

¿Qué hacer si el tinte para cabello te da alergia?

Time

5 minutos de lectura

¿Has notado que el tinte para cabello te da alergia? Si después de teñirlo la piel del cuero cabelludo y el cuello se enrojece y sientes ardor o comezón, lo más probable es que se deba a una reacción alérgica. En los casos en que la reacción es más fuerte, incluso puedes presentar granitos, manchas o ampollas, además de irritación.

 

El motivo por el que los tintes ocasionan alergia en algunas personas es que contienen químicos, como amoniaco, resorcinol, parafenilendiamina y parabenos, que pueden ser perjudiciales para el cuero cabelludo, especialmente para las pieles más sensibles. 

 

Si al aplicar el tinte empiezas a sentir molestias como ardor y comezón, lo mejor es que enjuagues tu cabello de inmediato. No importa que no haya pasado el tiempo requerido, porque es muy probable que las molestias se deban a una reacción alérgica, ya que los tintes, por más químicos que tengan, no deben ocasionar problema alguno en la piel.

 

Si las molestias persisten aun después de enjuagar, lo más recomendable es que acudas al dermatólogo para que te dé algún tratamiento que alivie la irritación.

 

¿Qué alternativas existen para teñir el cabello cuando tienes alergia a los tintes?

La primera alternativa es dejar de utilizar los tintes comerciales, que suelen tener más productos químicos, y poner tu cabello en manos de estilistas profesionales, a quienes debes poner al tanto de las reacciones alérgicas que has presentado, para que te recomienden el producto más adecuado para ti.

 

En las estéticas profesionales incluso suelen tener alternativas hipoalérgénicas u orgánicas, que se basan en productos naturales y libres de químicos, que no tienen por qué dañar tu piel.

 

Otra opción es teñir tu cabello en casa con métodos naturales, como la henna y la manzanilla. La desventaja de esto es que el color es más tenue, sólo hay una opción de color y tiene una menor duración que la de los tintes, pero puedes tener la tranquilidad de que no te provocarán ningún tipo de alergia. 

 

Si tu cabello es oscuro o castaño te recomendamos utilizar la henna, que se obtiene al triturar las hojas de un arbusto llamado Lawsonia inermis. Esto le dará a tu cabello un toque rojizo o caoba, además de un brillo muy intenso, gracias a los nutrientes que contiene dicho arbusto, los cuales hidratan las puntas del cabello y el cuero cabelludo. 

 

Para teñir tu cabellera con este producto necesitas: un paquete de henna en polvo (puedes encontrarlo en tiendas de productos naturales), agua caliente (de preferencia mineral) y un poco de jugo de limón. 

 

Necesitarás aproximadamente 50 gramos de henna si tu cabello es corto, 100 gramos si tiene una longitud media, y 200 gramos si es largo. En cuanto al agua, no hay una cantidad exacta, sino que hay que agregarla poco a poco, hasta que la mezcla tenga una consistencia similar a la del yogurt. Mézclalo todo en un recipiente de plástico con una cuchara de madera.

 

Procura usar ropa que no te importe que se manche y cubre la superficie donde te lo colocarás, para evitar ensuciar. Además necesitas usar guantes para aplicarlo, pues puede ser complicado quitar el color de la piel. Adicionalmente se recomienda colocar un poco de vaselina en la piel que rodea al cuero cabelludo, para evitar que se impregne de color.  

 

Lo ideal es que dejes tu cabello sin lavar 1 día antes de aplicar la henna, para que el color se impregne mejor con ayuda de los aceites naturales del cuero cabelludo. Aplícala con ayuda de una brocha y déjala actuar entre 2 y 3 horas para obtener un tono rojizo suave, y si quieres que el color sea más intenso, déjalo el máximo número de horas posible. Incluso puedes colocar una gorra de baño o una bolsa de plástico para envolver tu cabello y dejar actuar la henna durante toda la noche.

 

Después, enjuaga con abundante agua y evita que la tintura caiga en tu piel, ya que podría dejar manchitas de color que se quitarán con las lavadas, pero no a la primera. Lava tu cabello como de costumbre y ponte una mascarilla hidratante para nutrirlo y repararlo.

 

Ahora, si tu cabello es claro, puedes utilizar manzanilla, que le da un tono dorado, ya que contiene dos pigmentos, apigenina y azuleno, que aclaran el color natural y, junto a los efectos de los rayos solares, producen una degradación del color sin dañar el cabello ni la piel. Asimismo, la manzanilla nutre tu cabellera para dejarla brillante y suave. 

 

Para teñir tu cabello con manzanilla necesitas medio litro de agua y cuatro bolsitas de té de manzanilla. Pon a hervir el agua y agrega el té. Deja reposar unos 10 minutos y retira las bolsitas. Cuando se enfríe, humedece tu cabello con agua y aplica el té con movimientos circulares en el cuero cabelludo. Una vez que termines, sal a donde te dé el sol para que se seque de forma natural. Después, lava como acostumbras.

 

Si no notas cambios en el tono de tu cabello espera un par de semanas y repite el proceso, pero esta vez agrega al té el jugo de un limón. Al terminar, lava y aplica una mascarilla hidratante para evitar que el cítrico reseque tu cabello.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh