Principal

El magnesio: desde tu cocina hasta tu ducha

Time

Menos de 3 minutos de lectura

El magnesio es un elemento químico esencial para el cuerpo humano; esto significa que su presencia e ingesta son fundamentales para el buen desempeño de nuestras funciones. La mayor parte de él se encuentra en los huesos, en los neurotransmisores y en el tejido muscular, y tiene un papel importantísimo en la fijación del calcio en huesos y dientes, en el equilibrio hormonal durante los períodos menstruales y en la relajación muscular y neuronal que propicia buenos ciclos de sueño. Además de previene cálculos renales y problemas de hipertensión.

 

Los síntomas más representativos cuando tenemos deficiencias de magnesio son debilidad muscular, fatiga, somnolencia e irritabilidad. Su importancia es tal que incluso se administra en dosis específicas (en tabletas o diluido) con fines médicos para tratar padecimientos como acidez estomacal, estreñimiento, preeclampsia, enfermedades cardíacas y para prevenir el parto prematuro en mujeres embarazadas.

 

Después de enterarnos de todas las propiedades del magnesio, aquí está una breve lista de los alimentos que lo contienen en mayor cantidad:

- Semillas de girasol

- Almendras y pistaches

- Nueces y avellanas

- Trigo

- Avena

- Arroz

- Garbanzos

- Lentejas

- Edamames

- Chocolate oscuro

 

La mejor manera de tener todos estos alimentos cerca es preparando ensaladas o arroz combinado con verduras y algunas semillas. Ahora bien, esto no es todo respecto al magnesio. Como leíste en el título de la nota, este elemento químico también llega hasta tu baño por medio de duchas de magnesio. ¿Pero a qué se refieren?

 

Una ducha de magnesio es, literalmente, tomar una ducha como las que tomas a diario pero añadiendo aceites especiales ricos en este elemento y que puedes encontrar en tiendas de salud y belleza. Algunos de los más conocidos son el Ren Skincare Kelp o el Kiki Health Magnesium Oil Spray, y se aplican directamente con pequeños masajes después del jabón.  

 

Estas duchas de magnesio nos ayudan a combatir los dolores de cabeza y la fatiga y son ampliamente recomendadas por los neurólogos para tratar problemas de ansiedad y depresión. Además, en cuanto a la piel, el magnesio actúa como un humectante, un revitalizador, y ayuda a desvanecer poco a poco las líneas de expresión, evitando también la resequedad.

 

Si quieres darle a tu cuerpo este cuidado especial, comienza a considerar el magnesio tanto en tu dieta como en tus rutinas de belleza. Tu piel, tu rostro y tu interior lucirán mucho más joviales y llenos de energía tan sólo añadiendo este vital elemento.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh