Principal

Más felicidad y productividad al trabajar en espacios con luz natural

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Consejos para oficinistas sin vista al exterior

  • Check
  • Un estudio prueba que el contacto con la naturaleza es positivo

Los nuevos estudios del Laboratorio para Bienestar, una iniciativa que cuenta con la colaboración de la Clínica Mayo, muestran que las oficinas con ventanas que permiten el paso de la luz natural y tienen vista hacia el exterior mejoran tanto el desempeño cognitivo de los empleados como su satisfacción con el ambiente laboral.

 

Los resultados se publicaron en la revista digital Building and Environment, donde se explica que investigadores ambientales, de salud y de ciencias conductuales, así como los participantes, se trasladaron a un entorno laboral simulado durante 14 días y que coincidía con sus cubículos habituales de oficina, incluidos objetos personales y materiales de trabajo.

 

El espacio tenía las ventanas orientadas hacia el este o el norte y todos los participantes estaban sentados a la misma distancia de las ventanas. Cada 2 semanas se exponía a los participantes a una ventana de condición diferente, ya sea con persianas de malla, ventanas con polarización dinámica o persianas con oscurecimiento total que eliminaban la luz solar y la vista.

 

Cada día se medían tres aspectos de la función cognitiva: memoria funcional, inhibición y cambio de labores. A través de un cuestionario se evaluó la salud de los ojos, incluido el cansancio ocular, la fatiga, la irritabilidad, el enfoque y la visión borrosa. Los empleados también informaron acerca de su satisfacción con el ambiente laboral, es decir, su reacción ante el espacio laboral en general y la luz existente para trabajar con la computadora o con documentos impresos.

 

La función cognitiva mejoró cuando los participantes tenían exposición a la luz del día y a algún tipo de vista en su espacio laboral, pues aumentó la capacidad de retener y manipular cosas en la memoria, así como la capacidad de inhibir respuestas. 

 

Sin embargo, la alteración de las condiciones del estudio no afectó el cambio de labores. El grado de mejora en el desempeño cognitivo fue igual con las persianas de malla que con la polarización dinámica, a diferencia de lo ocurrido bajo las condiciones de oscurecimiento total. 

 

El cansancio ocular también disminuyó cuando los empleados estuvieron expuestos a la luz del día y podían ver algo por la ventana, sin ninguna diferencia entre los dos tipos de protección contra el sol. La satisfacción respecto al ambiente igualmente mejoró con el acceso a una ventana.

 

Cuando el espacio laboral era el de las persianas con oscurecimiento total, el cambio más importante que los empleados deseaban era tener una ventana. En cambio, cuando estuvieron expuestos a las persianas de malla y a la polarización dinámica, la principal mejora que deseaban variaba entre ruido, temperatura y privacidad. El doctor Brent Bauer, director médico del Laboratorio para Bienestar e investigador de la Clínica Mayo, comenta:

Esto se suma a la evidencia creciente sobre la influencia positiva de tener vista al exterior. Otros estudios ya demostraron que el acceso a la luz del día y a algún tipo de vista no solamente reduce el estrés, mejora el estado de ánimo y disminuye el ausentismo laboral, sino que hasta ayuda a que los empleados cometan menos errores.

 

Consciente de que no todos los oficinistas tienen acceso a la luz del día ni a algún tipo de vista, los especialistas de la Clínica Mayo ofrecen los siguientes consejos:

  • Trasladar la naturaleza al interior: tener plantas y decorar con imágenes de la naturaleza.
  • Diseñar el espacio laboral con elementos naturales, incluso madera y piedra.
  • Usar audífonos para escuchar grabaciones o ver videos de la naturaleza.
  • Descansos para caminar afuera y estar en contacto con la naturaleza, el sol y el viento.

Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh