Principal

Los adultos también sufren bullying: aprende cómo enfrentarlo

Febrero 04, 2021

Time

6 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Cómo identificar y enfrentar el bullying en adultos

El mejor cotizador de autos en línea

No sólo los adolescentes o niños de primaria sufren acoso por parte de sus compañeros, pues muchos adultos han denunciado este tipo de abuso, incluso entre compañeros de su propia oficina. Lamentablemente los acosadores o bullies se dan a casi cualquier edad. Son aquellas personas que no temen mostrar comportamientos burlones y desagradables para hacer sentir inferior a la otra persona; no importa si tienen 15, 20 o 40 años. 

 

Acoso en adultos

Como adultos, muchos acosadores están en una posición de poder sobre sus víctimas. A menudo se les puede ver en puestos de supervisión donde es más fácil intimidar a sus subordinados. La diferencia de poder a menudo sirve para alimentar su comportamiento porque sienten que los otros son más débiles o realmente impotentes para hacer algo al respecto.

 

Lo más frustrante de esta situación es que como adultos tienen mayor habilidad para esconder estas prácticas abusivas si se ven expuestos, o saben que es muy poco probable que el abusado hable por vergüenza o temor a represalias. Incluso por esta razón, muchos adultos no se dan cuenta de que son abusados por otra persona, ya sea física o mentalmente. El abuso tiene varias caras, no únicamente los golpes o las bromas pesadas.

 

Eres ignorado

Muchos abusadores o bullies podrían someterte a un juego cruel de “ley del hielo” donde tu opinión es ignorada o simplemente no cuenta. Esto también aplica cuando te interrumpen cada vez que intentas exponer tu punto, al mantenerte alejado del grupo de amigos o algo tan sencillo como hacer gestos de desencanto cada que expresas tu opinión. 

 

No respetan tu tiempo

Este tipo de abuso viene en forma de burlarse de tu tiempo y esfuerzo, por ejemplo, llegar tarde a reuniones importantes para ti o que tú programaste. No hacerte caso de algo que pediste para cierto momento o preferir ayudar a otros en lugar de ayudarte a ti. 

 

Juegan con tu trabajo

Sabotear tus ideas, tus planes o proyectos es parte de esta forma de abuso. También burlarse de tus ideas o atribuirse el crédito de algo que tú hiciste. Si alguna vez has sentido que hay personas que nunca reconocen tu trabajo y esfuerzo y, todo lo contrario, intentan siempre ponerte el pie, posiblemente te hayas encontrado con un acosador.

 

Ser acosado en el trabajo es posiblemente una de las sensaciones más incómodas, pues incluso aunque no te haya pasado anteriormente en la escuela, esta experiencia puede destruir la emoción y concentración de un buen trabajador. Es sumamente importante reconocer este tipo de situaciones y denunciarlas, pues pueden derivar en eventos mucho más desafortunados como el acoso sexual. 

 

Comprende su motivación

Los acosadores adultos actúan por las mismas razones que los niños acosadores: tratan de compensar algo que les falta. Como sugiere la psicoterapeuta Jenise Harmon de Psych Central, el acoso no se trata de ti; no eres tú el que tiene los problemas, por lo que nunca debes tomar el acoso como algo personal. 

 

Los acosadores, la mayoría del tiempo, tienen serios problemas de inseguridad. Por una u otra razón nunca se sienten suficientes y les es imposible actuar bien cuando alguien llega y les roba toda la atención. Muchas veces es porque ellos mismos fueron maltratados o alguien hizo que se sintieran inadecuados de alguna manera y la forma más fácil de sentirse empoderados es molestar a alguien que perciben como más débil.

 

Es muy importante que comprendas esto antes de hacer cualquier otra cosa, tanto para tu propio bienestar como para que puedas comenzar a abordar el problema de forma correcta. El acoso puede estar dirigido a ti, pero el primer paso para manejarlo es darte cuenta de que tú no haces nada malo. Los acosadores quieren poder y control sobre ti porque carecen de él en algún aspecto de sus propias vidas. Por ejemplo:

  • Pueden sentir que no obtienen suficiente crédito en el trabajo o pueden pensar que tú recibes demasiado.
  • Pueden estar celosos de que para ti fue mucho más sencillo tener amistades, mientras que ellos tuvieron que pasar por muchas cosas para llegar a ello.
  • Es posible que se sientan amenazados por tu talento o capacidad, u odien el hecho de que tu carrera progrese mientras ellos están estancados.

 

Qué debes hacer

En primer lugar, debes separarte de esa persona si ya ha logrado afectarte emocionalmente. Las estrategias de evitación pueden ser tan simples como aumentar la privacidad en tus redes sociales, asegurarte de no estar solo con el acosador o diseñar un plan de escape en caso de que el acosador intente acorralarte. Si bien el enfoque pasivo puede no ser el más popular, puede ser el único curso de acción para algunas personas que sienten que no pueden abordar el acoso directamente.

 

También puedes pedirle a tu jefe que mueva tu escritorio o que retiren a esa persona del proyecto en el que estás. En términos generales, si surge la oportunidad de alejarte, aprovéchala.  

 

Lo segundo es dejar de jugar a la víctima y con eso quitarle poder al acosador, pues éste siempre buscará a una persona débil que se deje intimidar. Los acosadores buscan gente que esté dispuesta a someterse a su juego de poder. Si haces que parezca que las acciones y las palabras del acosador no te afectan, eso lo arruina completamente. Intenta mantener tu ego bajo control y deja que todo se te resbale. Por ejemplo:

  • Si alguien hace bromas o burlas de ti, ríete con esa persona.
  • Si alguien hace cumplidos sarcásticos y falsos, agradécele.
  • Si alguien insiste en el mismo error o accidente que cometiste, dile que en efecto fue un error y que fue muy gracioso, incluso intenta volverlo a contar tú para que vea que no te afecta.
  • Mantén la calma si haces algo vergonzoso, para no darle combustible a esa persona.

 

Cuando dejas de ser una víctima, cada uno de los intentos del acosador se vuelve vergonzoso para él y no para ti. Recuerda, la mayoría de los acosadores sólo quieren hacerte enojar para sentir que tienen el control. Cuanto menos sutiles y agresivos sean, más fácil será tratar con ellos.

 

Con información de Life Hacker

 

Foto de portada: Freepik


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh