Principal

Dale un toque de color a tus espacios y transforma tu casa

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Consejos para cambiar el estilo de tu casa y darle toques de color

  • Check
  • Agrega paredes de color, plantas y elementos decorativos para cambiar el estilo

Cuando pasa por tu mente la idea de redecorar tu casa, seguro piensas que el proceso implica un gran desembolso de dinero que tal vez en este momento no puedes permitirte. 

 

Sin embargo, hay ciertos trucos muy sencillos que te ayudan a darle un cambio de imagen a tus espacios sin gastar de más. 

 

A continuación, encuentra algunas recomendaciones para hacerlo sin mayores complicaciones.

 

Pinta una pared

Si en tu casa predomina el blanco o algún tono claro y neutro, puedes agregar un toque de color y al pintar una sola pared en los espacios y habitaciones. Elige el muro hacia el que quieras dirigir la atención y escoge el color que más te guste para cada sitio. 

 

Según la habitación, puedes elegir un color atrevido y contrastante, o agregar un tapiz floral o con un diseño que vaya de acuerdo con tu personalidad. Cualquier cambio en el color le puede dar un giro al estilo de ese espacio.

 

Un poco de naturaleza

Las plantas y las flores añaden color, fragancia, personalidad y, sencillamente, buenos sentimientos a toda tu casa. Si el cuidado de las plantas no es tu fuerte, escoge algunas que no requieran demasiados cuidados ni atenciones, como los cactus y las suculentas, que necesitan poco riego y pueden estar tanto al sol como en la sombra. 

 

Y además de darle toques de vida y color a tu hogar, las plantas te pueden ayudar a purificar el aire de tu ambiente y combatir el calor en la temporada veraniega, a atraer la vibra positiva a tu casa y a dormir mejor si las colocas en tu recámara.

Añade una lámpara original

Algo tan sencillo como una lámpara puede cambiar el look de una habitación. Elige una con un diseño colorido, original o caprichoso para que se convierta en el centro de atención de ese espacio. Y si la creatividad y las manualidades son lo tuyo, también puedes hacer una tú mismo, e incluso reciclar algunos objetos y materiales.

 

Pon un poco de color en el suelo

Una colorida alfombra o algunos tapetes colocados estratégicamente delante de una silla o debajo de una mesa de café pueden agregar color y textura a una habitación. Estos elementos decorativos pueden colocarse sobre pisos de madera, pisos pintados o alfombras. Puedes escoger un color de contraste, o buscar uno con un patrón interesante que se enlace con el tema de tu habitación.

 

Agrega cojines y almohadas

Para renovar la apariencia de tu sala sin cambiar los muebles, puedes añadir color al colocar cojines y almohadas pequeñas en los sillones. Elige colores que combinen o que contrasten con tus muebles y con el color de las paredes. Puedes escoger cojines de tonos sólidos o estampados y en ambos casos agregarán comodidad y el toque perfecto de color.

Color reflectante

Intenta colocar un espejo grande en un muro liso, blanco y aburrido, y llénalo de vida y contraste, al tiempo que le das una sensación de amplitud a esa habitación. Elije un marco interesante para tu espejo o decora sus lados con cordones o lazos trenzados. El espejo reflejará el color de la habitación y agregará luz al espacio.

 

Viste tu casa con arte

Una colorida obra de arte colocada en una pared no sólo añade un toque decorativo, sino que también introduce colores y formas que quizás no sea posible usar en un área más grande. Otra opción, si te gusta y se te da la fotografía, es enmarcar tus propias fotos, e incluso puedes crear marcos con collages con ellas. Intenta encuadrar fotos simples con fondos coloridos y marcos brillantes.

 

Con información de The Spruce


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh