Evita que los chats afecten tus relaciones en el mundo real

Harmonía / 2018-04-13

Los servicios de mensajería instantánea, como WhatsApp y Messenger, y sus funciones para crear chats grupales, han hecho que la comunicación sea más rápida, fácil y fluida, incluso cuando quieres comunicarte con varias personas al mismo tiempo

 

Sin embargo, estas conversaciones virtuales entre grupos de amigos pueden llegar a ocasionar fricciones, discusiones o susceptibilidades heridas, que podrían terminar por dañar tus relaciones amistosas en el mundo real.

 

Para evitarlo, te damos algunos sencillos consejos para que tus chats grupales se mantengan en una sana armonía.

 

Trata temas de interés común

La idea de los grupos de chat es mantener el contacto entre amigos, comentar temas que les interesen a todos y son útiles para ponerse de acuerdo cuando van a reunirse. Además, nunca faltan los memes, videos, chistes y toda clase de contenido entretenido.

 

Es importante que en estas conversaciones se envíen y comenten cosas que sean de interés general para los integrantes. Así que, si vas a comentar la fiesta a la que sólo algunos fueron, o esa serie que sólo han visto uno de tus amigos y tú, mejor hazlo en un chat privado.

 

De esta manera, evitas que el resto de tus amigos se aburran o se sientan excluidos y no llenas su pantalla de notificaciones que realmente no les interesan.

 

Evita los temas polémicos

Conoces bien a tus amigos y sabes cuáles son los temas que les apasionan y aquellos en los que hay opiniones totalmente opuestas. Así que es mejor evitarlos -al menos en el chat-. Al estar detrás de una pantalla las personas suelen tener menos tacto, ser más directas y, por ello, pueden dar a conocer sus opiniones prácticamente sin filtro.

 

Cuando alguno de estos temas surja y veas que la discusión se acalora, lo mejor es desviar la conversación hacia algún asunto conciliador y dejar esos temas polémicos para otro momento. Tal vez para las reuniones en vivo, donde la charla pueda desenvolverse en un tono más amable y empático.

 

Piensa bien antes de escribir

Al igual que en el punto anterior, como conoces bien a tus amigos, sabes cuando un tema es sensible para ellos. En estos casos, lo mejor es no sacar esos asuntos a colación y mantener el chat como un lugar de esparcimiento. 

 

Además, piensa bien antes de escribir y considera a todas las personas que están en ese grupo, en especial si vas a emitir algún comentario u opinión que pudiera molestarles, hacerlos sentir mal y crear malentendidos.

 

Sé consciente con los horarios para “mensajear”

Considera que, aunque tú estés saliendo de la fiesta en la madrugada, es muy probable que los demás estén dormidos, así que no es buena idea enviar mensajes a tus grupos en ese momento.

 

Aunque tanto las apps como los celulares tienen herramientas para silenciar las notificaciones, hay muchas personas que no las activan, así que si les escribes a mitad de la noche, lo más seguro es que el sonido los despierte. Por eso es importante considerar los horarios adecuados para escribir o no en las conversaciones en grupo.

 

Estos puntos tan simples te pueden ahorrar disgustos, problemas y malentendidos entre tus amigos que se encuentran en un chat grupal.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Cómo evitas que tus relaciones virtuales afecten a las del mundo real?

Te podría interesar: