Principal

Conoce los beneficios de entrenar en el agua

Time

5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Los beneficios de entrenar en el agua

  • Check
  • Tipos de ejercicios que se pueden realizar en el agua

¿Has notado que cuando estás en el agua tu cuerpo se siente muy ligero? Esto se debe a que tu peso se reduce hasta en un 90% cuando te sumerges, lo cual evita la tensión en las articulaciones y permite una mayor libertad de movimiento y ejecución de posturas, según explica Sports World mediante un comunicado.

 

Por lo anterior, es común que se recomiende el entrenamiento en agua a aquellas personas que han sufrido de alguna lesión y a las mujeres embarazadas que necesiten preparar su cuerpo antes y después del parto, así como a quienes desean mejorar su tono muscular, fortalecer la espalda o recuperarse de lesiones de forma segura, eficaz y muy relajante. 

 

Las actividades acuáticas también son ideales para niños, adultos mayores y personas con problemas musculares, articulares o con sobrepeso. Y realizarlas también es muy benéfico para los deportistas que buscan mejorar su rendimiento.

 

Beneficios de entrenar en el agua

Aunque pueda parecer que entrenar bajo el agua no implica un gran esfuerzo, debido a que no tienes que soportar tu propio peso, la realidad es que es muy efectivo, ya que la resistencia que ejerce el agua sobre tu cuerpo es 12 veces mayor que la del aire. Esto hace que los resultados sean equivalentes a levantar pesas, pero sin el riesgo de lesiones que ello implica. 

 

Algunos de los principales beneficios que puedes obtener al entrenar en el agua son:

  • Mejora la postura
  • Combate la flacidez y potencia la tonificación muscular
  • Ganas fuerza, flexibilidad y equilibrio
  • Ayuda a tener un abdomen plano y resistente
  • Alivia y ayuda a eliminar las molestias de espalda
  • Mejora la circulación y aumenta la capacidad pulmonar
  • Combate el estrés, relaja y equilibra cuerpo y mente
  • Produce una mejoría en la densidad ósea y la salud de las articulaciones 
  • El efecto relajante del agua es muy benéfico para quienes sufren problemas de estrés o ansiedad

 

Entrenamientos que se pueden realizar en el agua

Natación. Al pensar en ejercicio en el agua, es muy probable que lo primero que llegue a tu mente sea nadar. Esta actividad te ayuda a tener más fuerza, resistencia y flexibilidad, sin lastimar tus articulaciones. Además fortalece tus sistemas cardiovascular, respiratorio y musculoesquelético. Pero aunque se trata de un ejercicio muy completo en el que se ejercita la mayor parte del cuerpo, no es la única opción disponible para practicar en el agua. 

 

Te puede interesar: Natación, el rey del ejercicio

 

Aqua running. Aunque no lo creas, puedes realizar entrenamientos de carrera bajo el agua, y ello es muy benéfico para los corredores que buscan tener un mejor desempeño en sus competencias. Esta actividad requiere resistencia, equilibrio y una gran coordinación motora. Se realiza en la parte más profunda de la alberca, sin tocar el suelo en ningún momento, y para ayudar a mantener una buena postura y hacer los movimientos de manera adecuada, se puede hacer uso de un cinturón de flotación. 

 

Aqua cycle. Este entrenamiento aplica las técnicas utilizadas en el ciclismo, pero dentro del agua y con ayuda de bicicletas fijas que son especiales para usar en el agua. Al igual que las que se usan en spinning, estas bicicletas permiten ajustar la altura del asiento, la distancia del manubrio y la resistencia del pedaleo. En una sesión de 30 minutos se queman de 500 a 1000 calorías.

 

Step acuático. Se practica igual que el step tradicional, pero en una alberca, con el agua a la altura de los codos. Su práctica requiere una gran resistencia y ayuda a obtener una mayor fuerza muscular en la parte superior e inferior del cuerpo.

 

Aqua gym. Esta actividad aeróbica combina movimientos básicos de aeróbics, gimnasia y danza, y se hace en una alberca cuyo nivel de agua permita a los participantes estar de pie sin sumergirse. Para su práctica se emplean accesorios como mancuernas, bandas elásticas, pulseras y tobilleras con peso, los cuales aumentan la resistencia de los ejercicios. 

 

Caminar. Dentro o fuera del agua, caminar es muy benéfico para la salud. Si lo haces con el agua a la altura de los tobillos, las rodillas o las caderas, es un excelente ejercicio para tonificar piernas y glúteos; y si llega hasta el pecho, ayuda a tonificar todos los músculos del tren superior, el inferior y el abdomen. Esto se debe a que el agua ofrece resistencia al moverse, lo que genera un trabajo de fuerza que también beneficia al sistema respiratorio, cardiovascular y muscular.

 

Te puede interesar: ¿Qué pasa en tu cuerpo cuando caminas?

 

Estiramientos y flexiones. Con el agua hasta la altura del pecho se pueden hacer elevaciones con la pierna hacia adelante, al costado y hacia atrás, mientras haces fuerza con los glúteos. Otra opción que te ayudará a ganar flexibilidad y sirve como terapia cuando te recuperas de una lesión es realizar estiramientos y flexiones de brazos y piernas. Con un nivel de agua más bajo también puedes hacer sentadillas.

 

Con información de Sports World, La Nación y Runners


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh