Principal

¿Cuál es el mejor momento del día para correr?

Time

Menos de 3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Ventajas y desventajas de correr por la mañana y por la noche

  • Check
  • Cómo elegir tu opción ideal

Algunas mañanas cuesta levantarte y enfrentar la cinta de correr se puede sentir como una verdadera batalla cuesta arriba, incluso si dejas la inclinación en 0%. Otros días, en cambio, no te queda nada en el tanque de energía por la tarde o la noche después del trabajo. Ya sea que te consideres un guerrero del workout matutino o más bien un corredor del atardecer, hay beneficios en invertir tu tiempo para hacer ejercicio en ambos momentos del día. ¿Alguno es mejor que otro? Bueno, eso depende de lo que quieras lograr.

 

Cuando te despiertas, tu cuerpo no está exactamente preparado para la actividad. Abandonar la cama significa que has estado inactivo por al menos 7 horas (idealmente). Esto significa que la mayoría de tus funciones corporales no están en su momento ideal (temperatura, flexibilidad y movilidad). Eso sin mencionar que tus reservas energéticas están agotadas, así que no tienes mucho combustible para gastar.

 

Esta es la razón por la que, si logras levantarte a correr, notas que haces un gran esfuerzo. Si eliges entrenar a primera hora, puedes incurrir en algo así como un reductor de velocidad (o tope) fisiológico debido a tu baja temperatura corporal. Esto resulta en la necesidad de un periodo de calentamiento más largo.

 

Lo positivo de esta situación es que una sesión de calentamiento de mayor duración puede valer mucho la pena. Puedes utilizar tu oleada de endorfinas para comenzar tu día con mucha energía y aprovecharla durante tu jornada laboral. Además, correr por la mañana es efectivo para bajar la presión sanguínea, inducir un mejor ciclo de sueño y ayudarte a resistir la tentación de consumir azúcar que suele llegar a las 3pm aproximadamente.

 

En el caso contrario, cuando se trata de kilómetros nocturnos, la baja temperatura corporal y la falta de flexibilidad son irrelevantes. Lo más complicado en este punto será encontrar la motivación para moverte cuando es probable que prefieras estacionarte en el sofá. ¿Cómo elegir? Simple. Cuando entrenas para alguna carrera o maratón en el horizonte, lo más recomendable es hacerlo a una hora similar a la de dicho evento, lo cual puede significar que las mañanas serán más beneficiosas.

 

El ritmo circadiano natural de tu cuerpo se puede adaptar mejor en ciertas horas del día. Hay que tomar en cuenta el momento del día en el que disfrutas más tu entrenamiento. Este es el factor decisivo que hará que tu rutina sea constante. Sin importar la hora que elijas, el punto es que sea agradable para ti.

 

Con información de Well and Good


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh