Principal

Si haces spinning o ciclismo, estas asanas de yoga son para ti

Time

3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Por qué necesitas estirar tu cuerpo si haces ciclismo

  • Check
  • Asanas de yoga para personas que hacen ciclismo

El ejercicio cardiovascular es una gran forma de ejercitarte. Muchos expertos en bienestar lo recomiendan para que tengas una salud óptima, tanto física como mental. No solamente ayuda a fortalecer los músculos de tus piernas sino que también puede ser una gran forma de deshacerte de la ansiedad, el estrés y la depresión. 

 

Sin embargo, los movimientos repetitivos y en una sola posición pueden causarte dolores en la espalda baja o en las rodillas. Por ello, es importante que complementes los ejercicios cardiovasculares con algunas rutinas de fuerza, y también con sesiones de relajación y estiramiento. Todo requiere de un equilibrio.  

 

Si haces ciclismo o spinning, necesitas yoga 

Actualmente, muchos médicos que te van a recomendar ir a una clase de yoga si tienes algún dolor muscular o alguna tensión. Antes que nada, debes saber que no todos los tipos de yoga son restaurativos. De hecho, si vas a una clase avanzada o ashtanga (un tipo de yoga extenuante) y estás lesionado, es probable que o no puedas hacer todos los ejercicios o que ello resulte en lesiones peores. Por eso, siempre reconoce cómo se siente tu cuerpo y sé honesto contigo mismo respecto a las necesidades que tienes en ese momento. Sé gentil y consciente. 

 

Una vez que elijas el tipo de yoga que te puede ayudar para aminorar los efectos del ciclismo o el spinning, vas a tener grandes beneficios. Mejorarás tu fuerza, flexibilidad, rango de movilidad y concentración, así como tu capacidad de relajarte. Inclusive puedes mezclar las propiedades meditativas del yoga con estas actividades. Podrás darte cuenta de cómo haces las cosas con otro estado mental, y lo vas a disfrutar mucho más. 

 

Lo que sí es una realidad es que si eres ciclista y no estiras tu cuerpo adecuadamente, en algún punto lo vas a resentir. Mejor tómate un par de minutos diarios para hacer estas posturas de yoga y recibir los beneficios de ambas actividades. 

 

Salabhasana (postura de la langosta)

Aprieta los glúteos y junta los omóplatos lo más posible. Gira tus pulgares hacia arriba para abrir la parte frontal de los hombros y mira hacia el suelo para evitar que se compriman las cervicales. Aguanta de tres a cinco respiraciones y repite de dos a tres veces. Esta es una gran pose para hacer en la mañana o antes de un paseo para activar tu cadena posterior.

 

Setu bandha sarvangasana (postura del puente) 

Verifica que en todo momentos tus pies, rodillas y caderas estén alineados. Los dedos de los pies y las rodillas apuntan hacia adelante. Mantén de tres a cinco respiraciones, inhala y exhala siempre por la nariz. Esta es una gran postura para los glúteos. 

 

Vasishtasana (plancha de lado)  

Asegúrate de que tu hombro de apoyo esté en una posición estable. Si tienes las muñecas débiles, puedes bajar al antebrazo. Haz fuerza en todo tu core y los glúteos, y quédate en la postura 1 minuto por cada lado. Esta es una gran asana para activar todo tu core y los glúteos. 

 

Te puede interesar: Combate el cansancio e impulsa tu energía con yoga

 

Con información de mindbodygreen


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh