Principal

¿Tienes acné en el cuerpo? Combátelo de esta forma

Time

5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Qué dice el acné corporal sobre tu salud

  • Check
  • Cómo combatir los brotes de acné en tu cuerpo

Los problemas en la piel están estrechamente relacionados con cómo se encuentra tu interior, ya sea con respecto a los alimentos que ingieres o inclusive también con respecto a las emociones. 

 

Similar a la antigua forma de relacionar dónde tienes los brotes en la cara, esto lo puedes hacer también con las partes de tu cuerpo. Tal vez tengas brotes en el cuello: esto podría indicar que necesitas dejar de consumir tanta azúcar. 

 

La piel de nuestro cuerpo suele ser mucho más gruesa que la cara, por lo que el acné puede ser un poco más difícil de combatir; así que antes que nada, date cuenta de dónde es que tienes los brotes, fíjate si esto tiene alguna relación o no con tus emociones y alimentos y entonces, haz algo al respecto. El acné en el cuerpo requiere de un enfoque holístico, así que todo se trata de prueba y error para darte cuenta qué camino tomar. 

 

Cómo puedes lidiar con el acné en tu cuerpo

Cuello. Los brotes en esta área podrían estar relacionados con problemas hormonales. Si este es el caso, los expertos recomiendan que te hagas un chequeo hormonal, especialmente si se encuentran en la barbilla o cerca de la mandíbula. También puedes considerar consumir menos azúcar (la cual te provoca desequilibrios hormonales). Asegúrate de que tu shampoo, jabón y todo lo que usas para el cuerpo sea para el tipo de piel que tienes, pues de lo contrario tus poros se podrían tapar. 

 

Hombros. Los poros obstruidos son la causa más común de los brotes en hombros, aunque las fluctuaciones hormonales también pueden contribuir. La mejor manera de tratar el acné en esta zona es asegurarse de ducharse después de hacer ejercicio. Trata de exfoliar tu piel con un guante de ducha suave y un jabón no irritante. 

 

Pecho. Los brotes en esta zona podrían indicar un problema con tu hígado, una reacción alérgica o un desequilibrio en tus intestinos. De acuerdo con la medicina tradicional china, el meridiano del estómago se encuentra en el pecho, por lo que el acné en esta zona puede estar relacionado con una mala dieta o alergias a los alimentos. Evita comer cosas muy condimentadas y toma líquidos a temperatura ambiente. 

 

Brazos. Si notas que tienes acné en los brazos, eso puede significar que tienes una deficiencia de vitaminas. También puede estar relacionado con brotes de alergia. Esas pequeñas protuberancias también podrían ser causadas por la queratosis pilaris, una afección común relacionada con la acumulación de la proteína queratina, que puede obstruir los folículos pilosos. Tienes que fijarte bien si tu detergente para ropa, loción y jabón para el cuerpo tienen ingredientes irritantes o que obstruyan los poros.

 

Estómago. Si ves una protuberancia parecida a un grano en el estómago, puede ser un vello encarnado o una irritación por la ropa ajustada o las telas ásperas. Considera la posibilidad de cambiar tu ropa por cosas más holgadas y transpirables, como el algodón orgánico y el cáñamo.

 

Tus partes íntimas. Los brotes en esta área pueden estar relacionados con el vello encarnado o pueden indicar un problema de higiene. No queremos asustarte, pero si tienes acné ahí abajo puede ser un síntoma de una ETS. Si no estás seguro, haz que un médico lo revise.

 

Muslos. Las alergias, los vellos encarnados y la piel generalmente sensible podrían ser la causa del acné en tus piernas. La foliculitis, una inflamación de los folículos pilosos, es una causa común de granos en esta área. Trata de experimentar con un lavado exfoliante suave y cambia a pantalones más ligeros y sueltos por unos días, y verás que eso ayuda.

 

Espalda. Esta es un área donde el acné corporal es bastante común. Podría estar relacionado con las fluctuaciones hormonales, o tal vez sólo con tu estilo de vida activo y sudoroso. Si eres activo, asegúrate de ducharte inmediatamente después de sudar y ponte ropa limpia que permita que tu piel respire. Si no tienes tiempo para ducharte, ten a la mano toallitas para limpiar tus poros lo mejor que puedas. Si eso no funciona, intenta cambiar tu jabón líquido por algo más limpio y suave, y asegúrate de exfoliarte unas cuantas veces a la semana. Los poros en la espalda son más grandes y más propensos a obstruirse que los poros de la cara. Evita fragancias, perfumes y tintes. Si después de esto aún no observas mejoría, algunos profesionales recomiendan reducir los alimentos fritos y dormir más.

 

Glúteos. La causa más probable de brotes en los glúteos son los folículos capilares obstruidos. Algunos profesionales creen que los brotes en los glúteos están relacionados con problemas digestivos. Acostúmbrate a tomar un probiótico antes de acostarte. Trata de evitar las bebidas heladas, especialmente temprano en la mañana cuando te levantas y tu cuerpo aún no está caliente. Evita sentarte demasiado tiempo; levántate cada hora y camina para mejorar la circulación de la sangre y el aire.

 

Con información de The Chalkboard 


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh