Principal

La importancia de la alimentación durante el embarazo

Time

3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Los suplementos que se necesitan en el embarazo

  • Check
  • Cuántas calorías deben aumentarse durante el embarazo

El embarazo es una etapa maravillosa en la que la emoción impera en los futuros padres mientras esperan la llegada del nuevo integrante de la familia. Durante muchos años, las tradiciones familiares pesaban más que las recomendaciones médicas y tanto la alimentación como los diferentes remedios pasaban de mamá en mamá, y algunos consejos eran menos atinados que otros.

 

Hoy, junto con las pruebas clínicas que permiten controlar mucho mejor la salud de la madre y del bebé antes de nacer, también se controla la alimentación para que sea la adecuada, pues es un factor clave durante el embarazo.  

 

Cuando los profesionales de la salud sugieren llevar una dieta balanceada a lo largo de estos meses, no se refieren a la restricción de calorías o a la pérdida de peso. A través de una dieta correcta y con una buena suplementación, el cuerpo antes, durante y después del embarazo se prepara para el crecimiento y desarrollo adecuado del bebé.

 

Existen muchos mitos relacionados con los hábitos alimenticios de las futuras madres. Hoy se sabe que ellas necesitan ingerir alimentos de manera moderada, lo que desmiente que puede comer por dos.  

 

Durante el primer trimestre, sólo se requiere un aumento de 150 calorías en la dieta, durante el segundo y tercer trimestre 300 calorías más y en la etapa de lactancia cerca de 500 calorías. Todo esto en relación al consumo de calorías totales diarias de una mujer.

 

El aumento excesivo de peso durante el embarazo puede derivar en un parto riesgoso, e incluso, esto no beneficia la nutrición del bebé. Dejarse seducir por antojitos y abusos en las comidas tampoco es recomendable.

 

Por disposiciones internacionales de los institutos de salud y por Norma Oficial Mexicana (NOM), en el embarazo es necesaria una dieta balanceada y completar las necesidades nutrimentales con suplementos de vitaminas y minerales que no se cubren con la ingesta diaria de alimentos, por ejemplo, ácido fólico, calcio y hierro.

 

El ácido fólico es un mineral esencial para prevenir defectos del tubo neural del bebé. Marien Garza, miembro del Consejo Consultor de Nutriólogos de Herbalife Nutrition recomienda la suplementación de 0.4 miligramos de ácido fólico por día, sólo si el médico lo prescribe. Las verduras de hoja verde oscuro (espinaca o acelgas) y las leguminosas (frijoles o soya) son una rica fuente de este mineral.

 

El calcio también es importante. La Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere una suplementación con 1,200 miligramos de calcio diariamente durante el embarazo. "Siempre hay que buscar un suplemento certificado y de buena calidad". La experta señala que el calcio es vital para formar dientes y huesos fuertes, la coagulación sanguínea normal y la función muscular y nerviosa correcta, tanto de la mamá como del bebé: "Las buenas fuentes de calcio incluyen lácteos (leche, queso, yogurt), verduras verdes, almendras, frijoles, sardinas y tortillas nixtamalizadas".
 

Garza aclara que las vitaminas y minerales necesarias durante el embarazo deben tomarse de las frutas y las verduras (consumir cinco raciones al día), pero no descarta el uso de un multivitamínico prenatal que puede ayudar a obtener suficientes nutrimentos clave. Este puede tomarse hasta 3 meses antes del nacimiento y consumirse a lo largo del embarazo.

 

Además de la correcta alimentación, es muy importante recordar que las futuras mamás deben complementar con un estilo de vida adecuado: hacer ejercicio, descansar y mantenerse hidratadas.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh