Principal

¿Qué exámenes médicos se recomienda realizar en cada etapa de la vida?

Julio 26, 2021

Time

Menos de 7 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Estudios médicos recomendados para cada etapa de la vida

El mejor cotizador de autos en línea

Es común que los papás lleven a sus hijos a revisiones médicas periódicas durante la infancia y la adolescencia. Sin embargo, conforme las personas se vuelven adultas, el cuidado de la salud se vuelve una responsabilidad propia, por lo que, en muchos casos, existe una falta de monitoreo médico, lo cual se traduce en diagnósticos tardíos de diversas enfermedades.

 

Muchos adultos sólo acuden a una revisión médica hasta que surge una crisis. Y dado que las enfermedades crónicas tienden a empeorar con el tiempo, cuanto más pasan desapercibidas, más grave suele ser el resultado.

 

Por ello es importante que, aunque te sientas bien y no presentes ningún tipo de síntomas, acudas regularmente a revisiones y exámenes médicos; recuerda que existen muchas enfermedades que no causan síntomas, sino hasta que se encuentran en un estado avanzado y más difícil de tratar.

 

Los siguientes son los exámenes médicos que se recomiendan en las diferentes etapas de la vida. Pero ten presente que son sólo recomendaciones generales, pues cada organismo es diferente y la salud es algo individual, por lo que, con base en esta información, puedes crear tu propio calendario de exámenes y chequeos médicos de acuerdo con tus necesidades específicas. 

 

A partir de 1 año de edad o desde la dentición

Limpieza y revisión dental. Para mantener una salud bucal óptima, se recomienda acudir con el dentista para que les realice a los bebés un examen y una limpieza dental dos veces al año, o con más frecuencia si así se requiere. Posteriormente, es recomendable hacerlo al menos una vez al año a lo largo de la vida.

 

De 3 a 5 años

Examen de la vista.  Es recomendable que se les realice a los niños, al menos una vez entre las edades de 3 y 5 años. Según la evaluación, se puede determinar la frecuencia con la que el pequeño debe regresar para las visitas de seguimiento. Posteriormente, se recomienda hacerlo al menos cada 2 años.

 

De 13 a 15 años

Primera visita al ginecólogo. Lo ideal es que se realice entre los 13 y 15 años, ya que las adolescentes han iniciado su etapa reproductiva. Generalmente incluye un examen físico general y un examen genital externo, no un examen pélvico (a menos que tenga sangrado anormal o dolor). Es importante que la persona adulta que acompañe a la menor le dé privacidad al dejarla un momento a solas con el médico para que pueda hablar con mayor confianza. A lo largo de la vida se recomienda visitar al ginecólogo anualmente.

 

Primera visita al urólogo. Aunque este especialista se suele relacionar con una edad avanzada, los hombres jóvenes también pueden padecer problemas urológicos, por lo que es recomendable que la primera visita a este especialista sea durante la adolescencia. Aquí también es importante que el adulto que acompañe al menor le dé privacidad para hablar a solas con el médico. Se recomiendan visitas periódicas, según la situación específica de cada persona.

 

Examen físico general. Los adolescentes, tanto hombres como mujeres, deben tener un examen físico completo alrededor de las edades de 13 a 15 años. Según las observaciones del médico, podría ser necesario realizar análisis de sangre, orina, heces, etcétera. 

 

Más de 18 años 

Análisis de sangre completo. A partir de la edad adulta, es recomendable realizar un análisis de sangre completo anual. Así será posible detectar cualquier problema a tiempo para tener un tratamiento oportuno y adecuado. 

 

Examen físico anual. A partir de los 18 años, también se recomienda adquirir el hábito de hacerse un examen físico cada año. Así se podrá saber si ocurren cambios en la salud.

 

Examen de detección de cáncer de piel. Como parte del examen físico anual, es importante hacerse una prueba básica de detección de cáncer de piel.

 

Más de 21 años

Examen de detección de cáncer de cuello uterino. Se recomienda que las mujeres de 21 a 65 años se hagan una prueba de Papanicolaou cada 3 años. 

 

Exámenes pélvicos. Se recomienda un examen pélvico cuando hay antecedentes médicos o síntomas, pero no se recomienda para mujeres asintomáticas que no están embarazadas. 

 

Más de 40 años

Mamografía. A partir de los 40, es recomendable que las mujeres se realicen esta prueba cada 1 o 2 años, con el fin de detectar oportunamente el cáncer de mama. Esto es en especial importante cuando existen antecedentes familiares de este padecimiento.

 

Más de 45 años

Examen de detección de cáncer de colon. Entre los tipos de cáncer más comunes se encuentra éste. La buena noticia es que es uno de los más fáciles de detectar en etapas tempranas y también es muy tratable si se diagnostica a tiempo. 

 

Más de 55 años

Examen de próstata. Es importante desmitificar y quitar los tabúes en torno al examen rectal que ayuda a detectar el cáncer de próstata. Se recomienda que los hombres lo realicen cada 2 años, o con mayor frecuencia si así lo recomienda el médico según los factores de riesgo individuales o en caso de existir antecedentes familiares de la enfermedad. 

 

Examen de detección de cáncer de pulmón. Se recomienda que las personas de más de 55 años que tengan un historial de tabaquismo y que actualmente fuman, o que hayan dejado de fumar en los últimos 15 años, se realicen una tomografía computarizada anualmente.

 

Más de 65 años

Prueba de aneurisma de aorta abdominal. Se recomienda por única vez para hombres de 65 a 75 años que alguna vez hayan fumado. La evidencia actual es insuficiente para las mujeres que han fumado y no se recomienda para las mujeres que no fuman. Es importante conocer la opinión del médico sobre la necesidad de este examen.

 

Examen de detección de osteoporosis. El examen de densidad ósea, también llamada absorciometría de rayos X de energía dual, DEXA o DXA, ayuda a medir la pérdida de hueso. Se recomienda que las mujeres de 65 años o más y las mujeres posmenopáusicas menores de 65 se lo realicen cada 2 años, ya que son quienes tienen un mayor riesgo de osteoporosis. La incidencia de osteoporosis en hombres es baja, pero es necesario conocer la opinión del médico sobre la necesidad de realizar o no esta prueba. 

 

Cuando no tienes malestares, puede parecer que no es necesario ir al médico ni mucho menos realizarte estudios, pero justo cuando te sientes bien y no han aparecido los síntomas es cuando es más oportuno tratar cualquier problema que pudiera existir; y en caso de que no haya ninguno, qué mejor que quedarte con la tranquilidad de que todo está bien en tu cuerpo.

 

Imagen de portada: Freepik


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh