Principal

¿Qué es la incontinencia urinaria y qué la ocasiona?

Time

Menos de 6 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Qué es la incontinencia urinaria

  • Check
  • Cuáles son sus causas y factores de riesgo

  • Check
  • Consejos para prevenirla

La incontinencia urinaria se refiere a la pérdida del control de la vejiga, lo cual hace que existan fugas de orina o que las personas no alcancen a llegar a tiempo al baño cuando sienten ganas de orinar. 

 

Se trata de una condición frecuente y que suele afectar la vida cotidiana de quienes la presentan, debido a la vergüenza que les ocasiona tener pérdidas repentinas de orina. 

 

Debido a esto y a la falta de información, muchas personas prefieren no salir de su casa para evitar situaciones incómodas. Por ello, es importante que quienes tienen incontinencia sepan que existe una completa variedad de productos que pueden ayudarles a mejorar su día a día.

 

Y no pienses que sólo se trata de pañales, porque también puedes encontrar productos discretos y efectivos, como la ropa interior para incontinencia, que además de cómoda es muy práctica, o las toallas especializadas para la absorción de orina, que puedes llevar fácilmente contigo.

 

Para entender mejor en qué consiste la incontinencia y por qué sucede, es necesario recordar que el cuerpo almacena la orina en la vejiga. Cuando ésta se llena es cuando se siente la necesidad de orinar. 

 

Durante la micción, los músculos en la vejiga se contraen para hacer que la orina pase a un tubo llamado uretra. Al mismo tiempo, los músculos alrededor de la uretra se relajan y dejan que la orina salga del cuerpo. La incontinencia ocurre cuando los músculos se relajan sin querer y sin previo aviso.

 

Causas de la incontinencia

Es importante tener claro que la incontinencia urinaria no es una enfermedad, sino un síntoma o una consecuencia. Puede ser causada por determinados hábitos diarios, enfermedades de fondo o problemas físicos. Por ello, si se presenta es importante acudir a una revisión médica para tratar lo que la ocasiona.

 

Aunque suele pensarse que la incontinencia sólo afecta a las personas de edad avanzada, en realidad puede presentarse desde los 30 años. Afecta principalmente a las mujeres y puede estar ocasionada por diversos factores, entre los que destacan haber tenido múltiples partos, como consecuencia de infecciones urinarias y vaginales, así como como del estreñimiento, e incluso como reacción secundaria de algunos medicamentos.

 

En caso de que la incontinencia sea constante y permanezca por más tiempo, puede deberse al debilitamiento o hiperactividad de los músculos de la vejiga, a un daño en los nervios que controlan la vejiga (debido a enfermedades como la esclerosis múltiple o el Parkinson), al bloqueo en la vía urinaria por una próstata agrandada en los hombres y a enfermedades como la diabetes. 

 

Los cambios hormonales pueden provocar incontinencia de esfuerzo en mujeres embarazadas y en las que se encuentran en la etapa de la menopausia, mientras que el parto vaginal puede debilitar los músculos necesarios para controlar la vejiga, así como dañar sus nervios y el tejido que la sostiene, lo cual también se asocia a la incontinencia.

 

En personas de edad avanzada, el envejecimiento del músculo de la vejiga puede disminuir la capacidad de almacenar orina. Además, las contracciones involuntarias de la vejiga se vuelven más frecuentes con el paso del tiempo.

 

Tener sobrepeso y obesidad son también un factor de riesgo. El exceso de peso aumenta la presión sobre la vejiga y los músculos circundantes, lo que los debilita y da pie a que existan pérdidas involuntarias de orina.

 

Finalmente, el consumo de tabaco puede aumentar el riesgo de padecer incontinencia urinaria. Así que aquí tienes un motivo más para dejar de fumar.

 

Tipos de incontinencia

La incontinencia se puede presentar con distintas intensidades, que van desde la pérdida de orina ocasional al toser, reír, estornudar o realizar algún esfuerzo, hasta tener una necesidad de orinar tan repentina y urgente que no es posible llegar al baño a tiempo. Así, existen varios tipos de incontinencia urinaria.

 

Incontinencia de esfuerzo. La orina se escapa cuando se ejerce presión sobre la vejiga al toser, estornudar, reír, hacer ejercicio, levantar algo pesado o realizar algún esfuerzo.

 

Incontinencia imperiosa. Ocasiona una necesidad repentina e intensa de orinar, seguida de una pérdida involuntaria de orina. Es posible que tengas que orinar con frecuencia, incluso durante la noche. La incontinencia imperiosa puede deberse a infecciones urinarias o a enfermedades como la diabetes o trastornos neurológicos.

 

Incontinencia por rebosamiento. Produce goteo de orina frecuente o constante debido a que la vejiga no se vacía por completo.

 

Incontinencia funcional. En este caso no se debe a problemas en la vejiga, sino a algún deterioro físico o mental que impide que las personas lleguen a tiempo al baño, como problemas de movilidad ocasionados por artritis y reumatismo.

 

Incontinencia urinaria transitoria. Es causada por ciertos alimentos, bebidas y medicamentos que actúan como diuréticos, es decir, estimulan la vejiga e incrementan el volumen de orina. 

 

Entre estos alimentos se encuentran las bebidas alcohólicas, la cafeína, las bebidas gasificadas, los edulcorantes artificiales, el chocolate, el chile, los alimentos con alto contenido de especias, azúcar o ácido, especialmente los cítricos. Además, la pueden ocasionar los medicamentos para la presión arterial y el corazón, los sedantes y la vitamina C en dosis altas. 

 

¿Se puede prevenir la incontinencia?

Aunque es complicado prevenir la incontinencia urinaria ya que, como se dijo, no se trata de una enfermedad, lo que sí puedes hacer es mantener hábitos saludables y atender a tiempo cualquier malestar o infección relacionado con ella. Algunos puntos que pueden ser útiles para ayudar a reducir el riesgo de padecerla son: 

  • Mantener un peso saludable
  • Realizar actividad física
  • Practicar ejercicios para fortalecer el suelo pélvico
  • Evitar alimentos que irriten la vejiga, como la cafeína, el alcohol y los alimentos ácidos
  • Incluir suficiente fibra en la dieta para prevenir el estreñimiento, que es una causa de incontinencia
  • No fumar o dejar de hacerlo
  • Ir al baño cuando sientas ganas de orinar y no aguantarte innecesariamente

 

Con información de National Institute on Aging y Mayo Clinic


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh