Principal

Cáncer de mama y diabetes, un binomio en el que el amor es clave

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Es necesario que los familiares y/o cuidadores brinden soporte a la paciente

  • Check
  • Las personas con diabetes tienen mayor riesgo de padecer cáncer de mama

Octubre es el mes del cáncer de mama y mucho se habla de la incidencia y prevalencia de la enfermedad; sin embargo, entre los riesgos para presentar dicha enfermedad, poco se menciona la diabetes como un factor.

 

En un estudio se revela que las mujeres diagnosticadas con diabetes tienen más probabilidades de padecer cáncer de mama que las que no viven con esta condición. Según este estudio, las pacientes con diabetes diagnosticadas con cáncer de mama también corren un mayor riesgo de morir a causa de esta enfermedad que aquellas que no viven con diabetes.

 

Los investigadores hallaron que las personas que padecían diabetes tuvieron un riesgo 23% más alto de padecer cáncer de mama y un 38% más de probabilidades de morir a causa de esta enfermedad, en comparación con las personas que no tenían diabetes.

 

Josafat Camacho, médico internista educador en diabetes egresado de la Federación Mexicana de Diabetes, A.C. y certificado por el Consejo Nacional de Educadores en Diabetes, explica que los altos niveles de insulina en el cuerpo pueden ser un factor de riesgo, "ya que la insulina ayuda en el crecimiento de las células y los especialistas consideran que los niveles de insulina más altos en personas que viven con diabetes pueden promover la aparición y el crecimiento de las células de cáncer de mama", lo cual aumenta el riesgo de padecer esta enfermedad.

 

Acompañamiento integral

Laura Arellano Bonilla, psicóloga clínica de la Federación Mexicana de Diabetes A.C. y especialista en obesidad y enfermedades crónico-degenerativas, señala que el acompañamiento emocional siempre es necesario para un paciente, "sea cual sea la enfermedad que padezca, debido a que siempre se vive una etapa de duelo que debe ser llevado de la mano de un especialista".

 

La especialista agrega que, en el caso de que una persona que viva con diabetes sea diagnosticada con cáncer de mama, el acompañamiento debe ser mayor, ya que "al ser ambas enfermedades crónico-degenerativas, es necesario que la paciente sienta respaldo y no vea en el diagnóstico una sentencia de muerte". La psicóloga hace énfasis en la importancia de:

Hacer que la persona entienda que pasa por una condición de salud que debe mantenerse en control, generarle una conciencia sobre la necesidad de un apego al tratamiento y a las visitas médicas y de no abandonar ninguno de los dos tratamientos en caso de tener reacciones adversas, ya que el seguimiento es necesario para evitar complicaciones.

 

Respecto a los familiares, "es necesario que los cuidadores o familiares tomen conciencia de que la persona vive ya con dos condiciones de salud que se deben mantener en control y por ello requieren de mucho respaldo para continuar con sus tratamientos". La psicóloga comenta que además es necesario tener conciencia sobre el estilo de vida, y que éste se debe ajustar para que el paciente tenga una mejor calidad de vida durante la enfermedad y su tratamiento.

 

La educación, la principal herramienta

Gisela Ayala Téllez, directora de la Federación Mexicana de Diabetes, A.C., asegura que tanto en la diabetes como en el cáncer de mama, la educación es la principal herramienta para llevar una vida plena, pues esto permitirá a los pacientes tomar decisiones informadas y mantenerse apegados al tratamiento de una manera óptima; dichos factores traerán como resultado una mejor calidad de vida.

 

Lo importante es que la persona que vive con ambas condiciones cambie el paradigma de que es una sentencia de muerte y comience realmente a vivir en control y a responsabilizarse de su enfermedad para mantenerla controlada y tener una buena calidad de vida.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh