Principal

Jugo de apio: ¿bebida milagrosa o moda pasajera?

Time

Menos de 6 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • La aportación nutritiva del apio

  • Check
  • El apio, ¿en jugo o a mordidas?

Con hashtags como #healing (cura), #miracle (milagro), y #foodasmedicine (comida como medicina), se podría pensar que en las redes sociales se habla de la fuente de la juventud o la cura para el cáncer, pero estas palabras últimamente acompañan algo más simple: el jugo de apio. 

 

Este vegetal siempre ha estado lejos de los reflectores, debido a su perfil de nutrientes que queda opacado por otros grandes alimentos considerados como superfoods. "Para mí, el apio siempre me ha parecido una opción baja en calorías, para una comida ligera o para agregar textura extra a las sopas, no mucho más", expresa la nutrióloga Sarah Garone. ¿Podría ser el jugo la clave para obtener los beneficios no contados del apio? 

 

Su papel en la salud

El jugo de apio presume muchos beneficios para la salud, bastante audaces. Según Anthony William, el promotor más famoso de jugo de apio en Instagram, beberlo cura el eczema, la psoriasis y el acné. También señala que reduce la inflamación, combate enfermedades autoinmunes y el reflujo ácido, y erradica las bacterias y los virus. Otros defensores de este elixir declaran que contiene "propiedades desintoxicantes que limpian el cuerpo de todos los gérmenes y toxinas", una afirmación exagerada. Anthony William puede tener 1.4 millones de seguidores en Instagram, pero no posee ningún título médico o de nutrición.

 

Aun así, los testimonios son difíciles de discutir. Las fotos de un lado a otro del antes y el después muestran a una mujer con acné severo, ahora con piel radiante. Varios bloggers afirman que beber jugo de apio en ayunas lleva a una pérdida de peso y a una mejor digestión.

 

La opinión de los expertos 

En primer lugar, ¿qué tiene de genial el apio? ¿Hay algo inherente en este vegetal sin pretensiones que lo hace más nutritivo que, por ejemplo, los pepinos o las zanahorias? Probablemente no. El apio contiene grandes cantidades de vitamina K, que promueve una óptima coagulación de la sangre y puede reducir la pérdida ósea. Cuenta con cantidades más pequeñas de nutrientes importantes como la vitamina C, la vitamina A y el folato, todo en un paquete extremadamente bajo en calorías: 16 por taza. Pero todos los vegetales contienen vitaminas y minerales, y en comparación con muchos otros, el apio es bajo en fibra y en otros nutrientes como el magnesio o el calcio.

 

Aun así, cualquier vegetal es un buen vegetal. "El apio, al igual que muchas verduras, es una fuente rica de flavonoides", comparte la nutrióloga y experta en diabetes Erin Palinski-Wade; "Se sabe que estos flavonoides ayudan a combatir enfermedades crónicas y ayudan a reducir la inflamación". Una revisión de nueve estudios realizada en 2017 concluyó que el apio también tiene una alta acción antioxidante. "Estos antioxidantes pueden prevenir el daño celular y proteger contra enfermedades crónicas", dice el nutriólogo Josh Axe.

 

La diferencia de tomarlo en jugo

Si el apio es una opción saludable, ¿por qué tomarlo en jugo? "Comer apio te proporcionará los mismos fitoquímicos y flavonoides que encuentras en el jugo de apio", confirma Palinski-Wade; "El beneficio es que puedes consumir estos nutrientes en cantidades más grandes mediante el jugo, en comparación con comer grandes cantidades de apio todos los días, lo que no siempre es práctico".

 

Pero algunos señalan los inconvenientes de beber jugos. El jugo "generalmente elimina o rompe las fibras en el producto alimenticio, lo que no es ideal", dice la nutrióloga Monica Auslander Moreno. "Esas fibras nos ayudan a sentirnos satisfechos y masticar brinda saciedad". Además, si lo que buscas son las vitaminas A o K del apio, estos nutrientes son solubles en grasa, lo que significa que debes comerlos con otro alimento que proporcione grasa (en ensalada con aderezo, por ejemplo) para que el cuerpo los absorba.

 

En general, muchos profesionales de la salud ven el jugo de apio con mucho más escepticismo que entusiasmo. Según Moreno, tomar jugo de apio no brinda más beneficios que comerlo a mordidas: "No hay evidencia clínica o anecdótica que sea lo suficientemente convincente como para que yo recomiende o tome jugo de apio". 

 

Pero, ¿y si realmente amas el jugo?

Para aquellos que sienten que sus vidas se han transformado por el jugo de apio, las opiniones de los expertos pueden no reflejar una experiencia personal. Es cierto: cada persona es diferente y la ciencia no puede dar cuenta de la respuesta a los alimentos persona por persona. Por lo tanto, si sientes que el jugo de apio te da más energía, reduce la hinchazón o aclara el acné, puedes continuar beberlo. Solo ten en cuenta que hay un poder en el efecto placebo, que puede explicar sus resultados más que cualquier propiedad milagrosa del apio. "El efecto placebo es lo suficientemente fuerte como para curar o matar", expresa Moreno, y cuando se trata de la "cura", eso no es algo malo.

 

Además, aunque el jugo de apio no sea el elixir milagroso que creen sus defensores, ¿hay algo de malo en beberlo? "No hay efectos secundarios perjudiciales por beber jugo de apio, y puede proporcionar algunos beneficios para la salud", dice Palinski-Wade. "Si estás bebiendo jugo de apio y lo disfrutas, no hay razón para dejar de hacerlo".

 

Para gozar de una buena salud, la mayoría de los nutriólogos recomiendan llevar una dieta con sufientes frutas y verduras, no sólo apio, y definitivamente no sólo su jugo. El camino hacia una mejor salud a menudo está más arraigado en estos principios de sentido común y menos en las tendencias de las redes sociales.

 

Te puede interesar: ¿Realmente el jugo de apio es la cura para tus males?

 

Con información de Greatist


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh