Principal

Alimentos que los médicos recomiendan evitar para prevenir el cáncer

Time

5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Alimentos que se deben evitar para prevenir el cáncer

El cáncer es una enfermedad que va en aumento en el mundo y es considerada como una de las principales causas de muerte. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la incidencia de cáncer en 2018 ascendió a 18 millones de casos nuevos y ocasionó 9.6 millones de muertes.

 

En México, el cáncer es la tercera causa de muerte, después de las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.

 

La OMS estima que para el año 2030, los casos nuevos de cáncer en el mundo sobrepasarán los 20 millones anuales. Sin embargo, esos números podrían reducirse mediante la adopción de hábitos saludables, así como diagnósticos y tratamientos oportunos.

 

La alimentación saludable es parte crucial de la prevención. Y además de consumir alimentos ricos en nutrientes y antioxidantes, es necesario evitar aquellos que afectan la salud y que pueden causar un mayor riesgo de padecer algún tipo de cáncer. 

 

Los siguientes son algunos de los alimentos que los médicos recomiendan evitar para reducir el riesgo de desarrollar esta enfermedad.

 

Carnes procesadas, asadas y embutidos

La OMS coloca a la par el cigarro y la carne procesada cuanto a riesgo de cáncer se trata. Comer sólo 50 gramos de carne procesada cada día (alrededor de dos rebanadas de jamón) puede aumentar el riesgo de cáncer de colon en un 18%.

 

El problema no sólo está en la carne en sí, sino también en los métodos de procesamiento, como ahumar, curar o agregar sal y conservadores. En estos procesos, los nitritos de sodio se combinan con las aminas naturales de la carne para formar compuestos M-nitrosos, que provocan cáncer.

 

En cuanto a la carne asada, las altas temperaturas utilizadas en el proceso de asado producen aminas aromáticas heterocíclicas, que son causantes de cáncer, así como hidrocarburos aromáticos policíclicos, que son cancerígenos. Por ello, los médicos recomiendan reducir o evitar el consumo de carne roja y obtener las proteínas del pescado o de alimentos de origen vegetal.

 

Palomitas para preparar en microondas

El problema con estas palomitas es que incluyen mantequilla artificial, que al evaporarse genera el compuesto tóxico diacetilo, conocido como “bomba de mantequilla”, que se ha asociado con los cánceres de pulmón.

 

Además, se ha identificado que sus empaques tienen ácido perfluorooctanoico (PFOA), que ha sido señalado como un probable carcinógeno (agente físico, químico o biológico potencialmente capaz de producir cáncer al exponerse a tejidos vivos).

 

Bebidas alcohólicas

En diversas investigaciones se han encontrado patrones claros que relacionan el consumo de alcohol y el desarrollo de cánceres de cabeza, cuello, esófago, hígado, mama y colon. El vínculo es menos claro con otros tipos de cáncer.

 

Lo más recomendable es evitar el alcohol lo más que se pueda y si se desea beber, hacerlo con moderación, una copa o dos como máximo y sólo de vez en cuando.

 

Grasas trans

Las grasas trans se forman cuando los fabricantes de alimentos procesados convierten los aceites líquidos en grasas sólidas en un proceso llamado hidrogenación, que aumenta la vida útil y la estabilidad del sabor de los alimentos. Se pueden encontrar en una larga lista de productos, como manteca vegetal, margarina, galletas, cereales, dulces, productos horneados, barras de granola, papas fritas, aderezos, alimentos fritos y muchos más.

 

Además de que incrementan el riesgo de padecer cáncer, este tipo de grasas están estrechamente relacionadas con las elevadas tasas de obesidad, por lo que lo ideal es evitar al máximo todos los alimentos que las incluyen.

 

Alimentos con un alto índice glucémico

Los alimentos que contienen altas cantidades de carbohidratos simples poseen un índice glucémico alto, es decir, elevan rápidamente los niveles de azúcar en la sangre, y también aumentan el riesgo de cáncer de pulmón.  

 

Los alimentos con un índice glucémico alto incluyen pan blanco y panecillos, hojuelas de maíz y arroz inflado. En su lugar, elige alimentos con un índice más bajo, como arroz integral, pan integral y avena natural.

 

Alimentos enlatados

Muchas latas están cubiertas con bisfenol, también conocido como BPA, un conservante que ha demostrado ser cancerígeno en los animales y en humanos se relaciona con los cánceres de mama y próstata. Por ello, es mejor que prepares tus alimentos con productos frescos y naturales, para evitar al máximo la comida procesada y enlatada.

 

Alimentos con un alto contenido de sal

El exceso de sal en los alimentos propicia la hipertensión y se relaciona con un mayor riesgo de ciertos cánceres, como de estómago, nariz, garganta y páncreas, sobre todo en personas mayores de 50 años y en quienes padecen diabetes.

 

Además, una ingesta elevada de sal causa otros problemas de salud como enfermedades cardiovasculares, osteoporosis y obesidad, otro factor de riesgo para diversos tipos de cáncer.

 

Saborizantes artificiales

Los sabores artificiales se han relacionado con muchos trastornos de la salud, incluido el cáncer, por lo que es mejor evitarlos y preferir los sabores naturales que dan alimentos como las frutas, hierbas y especias.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh