Ante los cambios que estamos enfrentando nos interesa saber tu opinión, ayúdanos a mejorar nuestro contenido.

Principal

El aislamiento y el distanciamiento social podrían romper tu corazón

Agosto 13, 2020


Time

Menos de 5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Sobre la enfermedad cardiaca que causa la cuarentena

Una enfermedad cardiaca poco común ha salido a la luz a raíz del estrés causado por el confinamiento por la pandemia de covid-19. Los investigadores de la Clínica Cleveland han descubierto un número creciente de afecciones cardiacas, entre las que se encuentra el comúnmente llamado “síndrome del corazón roto”.

 

Esta miocardiopatía por estrés es una afección cardiaca temporal, provocada por situaciones estresantes y emociones extremas. Y si piensas en todas las personas que han pasado todos estos meses en aislamiento, posiblemente la desesperación y ansiedad ya lograron hacer de las suyas.

 

Y aunque dicen que no hay cura para un corazón roto, resulta que una buena solución para sanarlo y evitar que enferme podría ser mediante el cuidado personal, especialmente durante una pandemia mundial. 

 

Los síntomas del síndrome del corazón roto son similares a los de un ataque cardiaco, como dolor de pecho y dificultad para respirar. "La miocardiopatía por estrés es un evento agudo y generalmente transitorio que causa el debilitamiento del músculo cardiaco en un patrón característico en la punta del corazón, debido a un evento extremadamente estresante en lo emocional y físico", dice el doctor Guy L. Mintz, director de Salud cardiovascular y lipidología en el Sandra Atlas Bass Heart Hospital de Northwell Health en Manhasset, Nueva York.

 

Como parte de un nuevo estudio, los cardiólogos observaron a 258 pacientes que ingresaron en la Clínica Cleveland y la Clínica Cleveland Akron General con síndrome coronario agudo (SCA) entre el 1o de marzo y el 30 de abril. Estos pacientes se compararon con cuatro grupos de control de pacientes con SCA antes de la pandemia.

 

Con esa investigación se encontró un aumento significativo de pacientes diagnosticados con miocardiopatía por estrés: un 7.8%, en comparación con un 1.7% antes de la pandemia. Aquellos que tuvieron miocardiopatía por estrés durante la pandemia también tuvieron una estadía hospitalaria más prolongada. Curiosamente, todos los pacientes diagnosticados con miocardiopatía por estrés dieron negativo para covid-19.

 

"La miocardiopatía por estrés no es causada directamente por la covid-19, pero es una consecuencia de la misma y sus efectos psicosociales y económicos", comenta Mintz.

 

"No es de extrañar que la miocardiopatía por estrés haya aumentado durante esta pandemia. Existe una conexión entre el corazón y el cerebro. El estrés emocional y físico son desencadenantes de este problema. Las restricciones sociales durante esta pandemia sentaron las bases para que en ciertos pacientes evolucionara dicha problemática y tuvieran miocardiopatía por estrés”, señala.

 

"Los médicos deben tomarse 5 minutos adicionales y hacerles a sus pacientes las preguntas fundamentales: ¿Cómo te sientes? ¿Cómo está tu familia? ¿Puedo ayudarte?". Estas tres preguntas importantes, dice Mintz, pueden cambiar una vida y prevenir la miocardiopatía por estrés en muchas personas.

 

El síndrome del corazón roto es temporal

La buena noticia es que la miocardiopatía por estrés es reversible. Se cree que representa una condición benigna. De hecho, la mayoría se recupera en cuestión de días o semanas.

 

Aunque, claro, esto no hace que la condición sea menos real. Nadie quiere pasar por los síntomas de tener un ataque cardiaco, independientemente de si realmente es diagnosticado como tal o no. La mejor manera de mantener a raya la miocardiopatía por estrés es cuidar tu salud mental y emocional.

 

"Las personas que tienen enfermedades cardiacas tienen un mayor riesgo de desarrollar complicaciones con la covid-19, por lo que es importante que aborden esta pandemia de una manera saludable para el corazón", señala la doctora Brittany LeMonda, neuropsicóloga principal del Hospital Lenox Hill en la Nueva Ciudad de York.

 

"Duerme bien, come bien y reduce el estrés para disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiacas o exacerbar condiciones preexistentes. Básicamente, mostrarte como alguien sensible puede ser lo mejor", comenta.

 

Una de las formas en que las personas pueden reducir su estrés es salir al aire libre, siempre que usen cubrebocas y practiquen el distanciamiento físico. El cuidado personal también puede significar que te abstengas de comportamientos que pueden empeorar el estrés.

 

"Se sabe que cosas como el estrés y la ansiedad nos hacen participar en comportamientos que no son buenos para nosotros, como nuestra dieta o la falta de ejercicio. Puede que no cuidemos tanto de nuestro cuerpo. Y la forma en que reaccionamos al estrés y la ansiedad puede derivar en una mayor probabilidad de la enfermedad", apunta LeMonda.

 

LeMonda recomienda dormir 8 horas por noche y despertarse a la misma hora todos los días. También aconseja que las personas se distraigan al ver una película, escuchar música, comer bien y hacer lo que disfrutan. 

 

"Todas estas cosas que pueden ser agradables para ti, son recomendables para reducir el estrés y sentirte bien en general", dijo.

 

Con información de Healthline