Ante los cambios que estamos enfrentando nos interesa saber tu opinión, ayúdanos a mejorar nuestro contenido.

Principal

¿Cómo ser más empáticos en tiempos de covid?

Agosto 31, 2020


Time

3 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Cómo ser más empáticos en estos momentos difíciles

El mundo siempre ha sufrido transformaciones: buenas, malas, grandes y pequeñas. La realidad es que todo siempre está en constante cambio, nada nunca es como el día de ayer. Los cambios suelen sacar a cualquier persona de su zona de confort, te confunden y puede que no te agraden del todo, pero aquí entra tu capacidad de resiliencia y empatía.

 

El 2020 ha estado lleno de cambios, y parece que no cesarán pronto. Pero todo reside en cómo lo quieres tomar. Piensa en cómo quieres tu poner tu granito de ayuda en todo este caos, ¿quieres seguir con la negatividad y contribuir al estrés colectivo, o prefieres ser ese rayo de luz que alguien pueda necesitar?

 

La energía colectiva está llena de negatividad en estos momentos. El encierro ha hecho que muchas personas se vuelvan agresivas cuando salen, un gran número de adolescentes y adultos jóvenes han considerado el suicidio en estos momentos, así que es un tiempo perfecto para que seas más empático con los demás.

 

La gran mayoría de las personas la pasa mal, muchos han perdido sus trabajos, y probablemente tú también enfrentes distintos problemas y dificultades en diferentes niveles, pero de nada sirve que cuando salgas a la calle y te sientas enojado te desquites con los demás. Mejor pon en práctica la empatía y ayuda a los demás. Sólo así podrá salir el mundo adelante: con energía positiva, en comunidad y sin hacerse menos el uno al otro.

 

¿Cómo mostrar empatía en tiempos difíciles?

Escucha a alguien de forma activa

Esta es una de las maneras más sencillas de demostrar empatía hacia los demás. Mantente presente en cualquier conversación, presta tu tiempo y oídos para que alguien pueda desahogarse o simplemente conversar contigo.

 

Desarrolla la compasión

No puedes dar lo que no tienes. Primero empieza con la autocompasión, esa capacidad de hablar y tratarte a ti mismo de la misma manera que lo harías con un amigo o un ser querido.

 

Por ejemplo, un acto de autocompasión podría ser comprometerse a practicar la empatía y la compasión a diario, saber que en algún momento no lo harás "bien", y aun así elegir comprometerte a volver a levantarte, dar vueltas y volver a intentarlo.

 

La autocompasión también puede incluir la práctica diaria de identificar los pensamientos negativos y la charla mental ansiosa. Aprende a identificar y cambiar los patrones de pensamientos negativos con el movimiento, la respiración profunda o con breves descansos para meditar.

 

Presta atención a cómo se sienten los que te rodean

Si estás en encierro en tu casa, no des por hecho que las personas con quienes vives están bien en todo momento. Pregunta cómo se sienten, si quieren hacer algo diferente o si necesitan algo.

 

Ve el lado bueno de las incomodidades

Cuando te sacan de tu zona de confort, puede ser que reacciones de forma inadecuada, agresiva o con mucha confusión. Aquí lo importante es que aprendas a navegar las nuevas aguas; que desarrolles resiliencia y sigas a pesar de todo.

 

La esperanza es importante porque puede hacer que el momento presente sea menos difícil de soportar. Si crees que el mañana será mejor, puedes soportar una dificultad hoy.

 Thich Nhat Hanh

 

Imagen de portada: Pexels