Principal

¡Adiós barritos! Consejos prácticos para evitar el 'maskné'

Diciembre 07, 2020

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Maskné: barritos en la nueva normalidad por el uso de cubrebocas

  • Check
  • La limpieza es necesaria para evitar la aparición de barritos

El mejor cotizador de autos en línea

Si en estos meses has sentido que hay más brotes en tu piel y has detectado que solamente aparecen en ciertas zonas del rostro, es probable que seas parte de la población que ha desarrollado "maskné".

 

El término "maskné" surge de mask (mascarilla) y acné, debido a que es una afección muy particular generada por el uso constante de cubrebocas, donde aparecen imperfecciones en zonas específicas del rostro: el puente nasal, los pómulos y el mentón.

 

Este término es parte de la nueva normalidad, a partir de la pandemia. El "maskné" se forma por el sebo facial y el ambiente húmedo debajo de la mascarilla que, en combinación con el sudor, genera que los poros se obstruyan y se inflamen, por lo que empiezan a aparacer los temidos barritos.

 

Para que no te pase (o te vuelva a pasar), sigue esta serie de consejos para evitar la aparición de los barritos por el uso de cubrebocas. 

 

¿Cómo evitar el 'maskné'?

Para empezar, lava todos los días tus cubrebocas y si es posible, ten más de uno para poder intercambiarlos diariamente. Es importante que utilices una mascarilla de algodón, especialmente si tienes la piel sensible, pues este material permite que la piel respire.

 

En caso de que la única que tengas sea plastificada o sintética, es recomendable que traigas contigo una loción facial especial para pieles grasas, como la de Ash Natural, la cual se aplica con algodón de dos a tres veces al día y te ayudará a controlar el sebo que generas evitando la oclusión de los poros.

 

Limpia tu rostro varias veces al día

En una rutina de cuidado de la piel normal, debes lavar tu rostro dos veces al día. En esta nueva normalidad, la recomendación es lavarlo cada que vuelvas a casa y te quites el cubrebocas, ya que así evitarás que las bacterias hagan hogar en tu piel y retirarás el sudor, la suciedad y la contaminación recolectados a lo largo del día.

 

El suero facial, el aliado ideal contra la irritación

No utilices cremas en el rostro, ya que pueden ser pesadas e impedir que tu piel respire correctamente; incluso, utilizarlas puede irritar mucho más tu piel. Tampoco es recomendable usar productos con retinol, presente en muchos productos de belleza.

 

Lo que sí puedes utilizar son sueros libres de aceites, pues tienen una sensación más ligera y cumplen dos funciones básicas: hidratar tu piel y protegerla de la fricción generada por el cubrebocas.

 

Si detectaste que tienes "maskné":

  • Usa un tratamiento facial concentrado. Si has notado que te aparecen granitos solamente en la zona en la que tu piel está en contacto con la mascarilla, puedes darle una ayuda extra con un tratamiento concentrado. Aplícalo sólo en los brotes por las noches, y así hará su trabajo mientras duermes.
  • Un tratamiento facial concentrado ayuda a prevenir y reducir los brotes de grasa facial, así como disminuir de manera gradual la decoloración que dejan en la piel los brotes y las espinillas. Con su uso constante notarás que el enrojecimiento de tu piel disminuye, gracias a que elimina el exceso de grasa y suciedad que obstruyen los poros.
  • Es importante que busques que tus productos para el cuidado de la piel contengan activos naturales, especialmente de centella asiática, manzanilla, y romero, los cuales tienen propiedades calmantes, antioxidantes y antinflamatorias, que son eficaces para tratar incluso enfermedades de la piel como dermatitis atópica o psoriasis.

 

Foto de portada: Unsplash


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh