Principal

¿Qué hace enojar a tu perro? Descubre si está de malas

Time

5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • 9 señales que indican si tu perro está de mal humor

  • Check
  • Qué hacer cuando tu perro está enojado contigo

Es cierto, los perros son adorables y siempre vendrán a ti con un amistoso movimiento de cola, sin importar que los regañes o los dejes por varias horas solos en casa, ¿o no? Aunque, acéptalo, tu perro también puede enojarse contigo. Quizá no te ladrará o destruirá cosas para demostrarte su enojo, pero mostrará diversos indicadores con los que puedes averiguar si está malhumorado.


1. Orejas hacia atrás

Cuando las orejas de un perro cuelgan hacia atrás, junto con la cabeza baja, la boca cerrada y el hocico apretado, eso puede significar enojo. April Olshavsky, evaluadora, entrenadora y consultora de comportamiento en American Kennel Club, explica que el lenguaje corporal es la única forma en que los perros pueden comunicarse con sus humanos. "Al estudiar el lenguaje corporal de tu perro, puedes aprender mucho sobre sus emociones". 

El remedio: Algunas caricias abdominales y cariñitos en las orejas. "Lo más probable es que tu perro olvide lo que sea que lo molestó con sólo unos minutos de amor", dice April.

 

2. Bosteza 

Contrariamente a lo que puedas pensar, los grandes bostezos no significan que tu perro esté aburrido o tenga sueño; en realidad es una señal de que hay estrés, molestia y agitación. Sara Taylor, directora de comportamiento animal y entrenadora en spcaLA, recomienda prestar atención a esta señal e inmediatamente sacar a tu perro de la situación que lo tiene molesto.

El remedio: Sácalo a dar un paseo o juega con su pelota por unos minutos.

 

3. Lame su boca aún cuando no hay comida

Taylor dice que los perros pueden demostrar que están enojados o angustiados al lamerse la nariz y el hocico repetidamente, aun cuando no hay comida cerca. Esta es una situación que ocurre particularmente cuando los perros son abrazados por extraños o simplemete no están de humor para recibir abrazos. 

El remedio: Es simple, sólo dale espacio y aguarda a que se acerque de nuevo. 

 

4. No te mira a los ojos

Erin Askeland, experta en adiestramiento y comportamiento canino en Camp Bow Wow, explica que "un perro que está feliz y cómodo probablemente estará dispuesto a hacer contacto visual con su dueño y buscar su atención". La experta dice que ocurre que igual con los humanos: un perro enojado o molesto evita este tipo de interacción y se aleja de su dueño

El remedio: Ofrece un momento de calma y tranquilidad para los dos, por ejemplo, lee en voz alta o escuchen música suave. 

 

5. Se niega a obedecer

Cuando los perros conocen bien las señales, responden a ellas, por lo que si tu perro deja de hacerlo, eso podría ser una señal de que está molesto por algo en su entorno o por algo contigo. Askeland recomienda observar tus sentimientos antes que hacer cualquier otra cosa. Tómate un momento y comprueba si te sientes estresado, enojado, frenético, molesto o triste. Tus sentimientos pueden influir en los de tu perro.

El remedio: Askeland sugiere que tomes las medidas necesarias para calmarte, "esto ayudará a que tu perro se sienta más cómodo y vuelva a su estado normal".

 

6. Su cuerpo está rígido

Melissa McGrath-McCue, especialista en comportamiento conductista de mascotas y autora del libro Considerations for the city dog, recomienda observar esta reacción, ya que tu perro se siente realmente estresado, enojado e incluso amenazado.

El remedio: Dale su espacio o puede sentir que tiene que defenderlo, lo que en algunos casos puede llevar a morder. 

 

7. Su cola está quieta

Si tu perro está en una postura agachada con la cola metida entre las patas, es una señal de que algo no está bien. Esta postura muestra que está a la defensiva. "Los perros, como los humanos, son criaturas emocionales", dice Olshavsky. "Si los regañas o hablas severamente, pueden hacer berrinches como un adolescente".

El remedio: Si ves a tu perro con esta postura,  baja la voz y habla suave. "Esto restablecerá su vínculo y reforzará la confianza de tu perro".

 

8. Deja escapar un gruñido leve

"El gruñido es un signo obvio pero frecuentemente incomprendido", dice Taylor. Esto muestra que tu perro está muy incómodo y molesto. "A menudo se usa como una advertencia con el propósito de hacer que algo se detenga".

El remedio: Resiste el impulso de gritarle o castigar a tu perro por gruñir, ya que eso daña la confianza, no le enseña a tu perro el comportamiento apropiado y, a menudo, puede empeorar su comportamiento agresivo.

 

9. Orina en tus zapatos

"Los perros definitivamente pueden ser rencorosos cuando están enojados", dice Olshavsky. "El perro quiere que sepas que lo has molestado, por lo que hará algo que sabe que obtendrá una reacción de ti". Esto significa encontrar lo que amas: tus zapatos nuevos, tu almohada favorita, tus galletas escondidas, ¿para qué? lo destruirá, asegurándose de dejarlo a la vista como prueba de su ira. Pero sé paciente, sólo es una señal de que debes actuar.

El remedio: En lugar de regresar con enojo, asegúrate de que tu perro tenga muchos juguetes estimulantes que pueda masticar cada vez que sienta ese impulso destructivo.

 

Fuente

Reader's Digest


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh