Principal

Conoce algunas de las implicaciones energéticas del sexo

Time

4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Cómo se intercambia energía a través del sexo

  • Check
  • Cómo identificar tus necesidades y sensaciones

¿Alguna vez has entrado en una habitación y has sentido una energía pesada o densa? Desde una perspectiva energética, esto sucede porque todos los seres humanos están interconectados y cada uno tiene la capacidad de percibir las frecuencias de los demás.

 

Se dice que debes elegir sabiamente a las personas que te rodean porque su vibración afectará la tuya. Si puedes percibir algo agradable o desagradable de quien se sienta a tu lado en el trabajo o en la calle, imagina el intercambio energético que se da durante las relaciones sexuales. No es raro que las personas puedan sentirse agotadas, "sucias" o simplemente incómodas consigo mismas.

 

Estos sentimientos pueden surgir por razones personales, como las propias inseguridades, egos y heridas, pero también pueden tener que ver con la energía sexual que se comparte de manera no consciente con el otro.

 

Está científicamente comprobado que las personas emiten un campo electromagnético que juega un papel muy importante en la comprensión de la biología y de la interconexión que comparten todos los seres vivos. 

 

Si tienes relaciones sexuales con alguien, no debes perder de vista que se trata de un acto que te conecta físicamente de la manera más profunda posible. Es por ello que la energía de la otra persona, al circular en ti, se "manifiesta" de alguna manera. Si esta energía no corresponde con lo que quieres o sientes, o bien, no tienes claro a quién le pertenece, es probable que sientas la necesidad de "limpiarte" y separarte de esa energía. 

 

Si estás con alguien que ha intimado con 10 personas en el pasado y esa persona no se ha limpiado a sí misma de las energías de sus excompañeros sexuales, puedes ser susceptible a las energías de esas 11 personas (tu pareja y sus ex).

 

A veces, después de tener relaciones sexuales con una nueva pareja, las personas se sienten "diferentes". Esto se debe a que su aura se conecta con la de su compañero durante el sexo e intercambian energías entre sí, por lo que su energía suele ser ligeramente diferente.

 

Si tienes relaciones sexuales con alguien con una vibración que no tiene que ver con la tuya, surgen lazos energéticos no coherentes o no sanos. No se trata de si la persona tiene una vibración alta o baja, sino de si ésta tiene o no que ver contigo y de qué forma, algo ciertamente difícil de saber sin conocer al otro.

 

En ocasiones, las personas utilizan las relaciones sexuales para cubrir una necesidad no sana o llenar un vacío emocional al proyectar una fantasía en el otro. Hay algo no claro, no dicho o no consciente entre ambas partes. A nivel energético, esa no concordancia produce esas sensaciones de "rareza", vacío o pérdida de energía.

 

Sin embargo, cualquier sentimiento de culpa, incomodidad o rechazo es, en última instancia, un producto del ego que nos hace juzgarnos por nuestras acciones. Experimentar culpa después del sexo también es un sentimiento perpetuado por la sociedad, especialmente en relación con las mujeres, ya que la sociedad reprimió y desalentó la energía sexual femenina durante mucho tiempo, y aún lo hace en algunas partes del mundo.

 

Así que puedes tomar estos sentimientos como una señal de que quizás no deberías volver a acostarte con esa persona, pero también tienes la oportunidad de responsabilizarte de tus sentimientos y mirar hacia adentro

 

Puedes preguntarte si esta emoción negativa tiene algo que ver con una herida no sanada, con la energía de tu pareja o con las presiones sociales. Actualmente, la presión social es enorme y va en todas direcciones: se censura si tienes mucho sexo y muchas parejas sexuales, si eres monógama y no tienes el sexo suficiente, si eres célibe o cualquier otra conducta.

 

Lo cierto es que las tendencias sociales del momento no deben ser el parámetro para identificar y atender tus verdaderas necesidades. A pesar de que toda persona puede ser susceptible a las opiniones y energías de los demás, al final del día cada quien puede controlar sus propias frecuencias y decisiones, pero para hacerlo es necesario observar lo que afecta tu energía y tus emociones en primer lugar.

 

Eres mucho más que tu cuerpo físico y el sexo es mucho más que dos cuerpos que chocan por placer o con fines reproductivos. El sexo también es un camino para profundizar en la conexión inherente entre las personas. 


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh