4 factores que debes cuidar en los treintas para tu buena salud futura

Harmonía / 2017-12-26

Cumplir 30 años puede resultar desconcertante, sobre todo si durante tus veintes te dedicaste a la fiesta, a tomar alcohol y comer toda la pizza que pudieras. Esta década es de transformación y aceptación sobre tu cuerpo, un cuerpo que ya no se recuperará tan rápidamente como acostumbraba. Éstos son los hábitos saludables que debes adoptar a lo largo de estos 10 años.

 

Te puede interesar: Cuidar tu salud en tus veintes es la clave para tu salud futura

 

Peso: dependiendo de qué tan bien o mal viviste y te cuidaste en tus veintes, los treintas pueden convertirse en una década en la que ganes peso paulatinamente, empieces a perder densidad ósea y masa muscular. Así que mantenerte fit es crucial, sobre todo si tu trabajo te obliga a estar sentado de 8 a 10 horas. Una gran opción es levantar pesas que te ayudarán a controlar el peso, a proteger la masa muscular y a mantenerte activo. Debes estar alerta a cualquier aumento de peso sin razón, pues es un probable indicio de inflamación y de resistencia a la leptina e insulina. Hacerte estudios de laboratorio anuales para conocer tu estado de salud general (colesterol alto, anemia, etc.) es lo ideal.

 

Sueño: el insomnio es muy recurrente en esta década, sobre todo de los 35 en adelante. Puede deberse al estrés, a un problema hormonal o a un desequilibrio en tu organismo y debes atenderlo. En esta década debes dormir entre siete y nueve horas cada noche sin el apoyo de medicamentos, para amanecer con energía y mantenerla a lo largo del día.

 

Nutrición: ésta es la década cuando te vuelves más consciente de lo que metes en tu cuerpo y cuanto más rápido comprendas que no se trata de un simple conteo de calorías ni de dietas milagro, todo se volverá más sencillo. Tu alimentación debe basarse, en gran medida, en alimentos que no irriten tu sistema digestivo, pues es la década en la que el nivel de estrés y el ritmo de vida lo afectan directamente.

 

Suplementos: el estrés puede absorber muchos de tus nutrientes, así que apóyate de suplementos como vitaminas del complejo B (ácido fólico, por ejemplo), omega 3 (coenzima Q), vitamina D, probióticos (para la flora intestinal) y vitamina C.

 

Te puede interesar: 4 señales de salud que debes tomar en cuenta en los cuarentas

 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar: