Principal

El ‘sexting’ es cada vez más común entre niños de primaria

Time

6 minutos de lectura

¿Recuerdas lo que hacías cuando tenías 11 años? Tal vez pasabas un rato frente a la televisión entretenido con tus caricaturas favoritas, o salías al parque o a la calle a jugar, ibas a andar en bicicleta con tus amigos o te divertías con algún juego de mesa.

 

Los tiempos han cambiado mucho y ahora que la tecnología está al alcance de todos en forma de celulares, tablets, computadoras, videojuegos y un constante acceso a internet, los hábitos e intereses de los niños y adolescentes son muy diferentes y, a veces, hasta resultan alarmantes.  

 

Es muy probable que en estos días hayas visto que se habla mucho del aumento de una tendencia conocida como el pack, una modalidad del llamado sexting, que consiste en el intercambio de fotos eróticas y con contenido sexual a través de redes sociales y servicios de mensajería.

 

En el caso del pack, lo que los participantes hacen es tomarse dos o más fotografías eróticas y enviarlas a la persona que les haya solicitado “pasar el pack” o a quien ellos quieran pedírselo. Para pedir el pack, quien lo solicita debe enviar primero sus propias imágenes.

 

En los últimos años, esta práctica se ha vuelto común entre adolescentes y jóvenes de secundaria y bachillerato. Pero ahora también ha ganado popularidad entre niños de entre 11 y 12 años de edad, que cursan quinto y sexto de primaria, según informó el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México.

 

La conducta se detectó a través del programa "Juntos contra el bullying", que la organización civil imparte en planteles escolares de la Ciudad de México para prevenir el bullying o acoso escolar.

 

Los alumnos que participan en los talleres que forman parte de dicho programa fueron quienes confirmaron la presencia de estas prácticas en sus escuelas.

 

El organismo dio a conocer que durante el ciclo escolar 2017-2018 atendió 46 escuelas de preescolar a nivel medio superior, de las cuales 21 fueron primarias, y en la mitad de ellas, los alumnos de los dos últimos grados reconocieron que realizan esa práctica, debido principalmente a inquietud y curiosidad

 

Esta situación es preocupante, ya que las imágenes que los menores comparten con sus amigos pueden llegar a manos de cualquiera, lo que incrementa el riesgo de que se conviertan en víctimas de acoso escolar o bullying, pornografía infantil o incluso trata de personas y pederastia.

 

¿Por qué los niños participan en el intercambio de imágenes con contenido sexual?

El Consejo Ciudadano de la Ciudad de México explica que, al preguntarles a los niños por qué aceptan enviar y recibir fotos con contenido erótico, las razones más frecuentes son:

  • Formar parte de un reto entre los compañeros de su grupo.
  • Llamar la atención y seducir a la persona que les gusta.
  • Confían en que la persona que les pide el pack no hará mal uso de sus fotos.
  • No ven el riesgo de que sus imágenes se compartan en la escuela.
  • Es parte de las conductas que llevan a cabo en una relación de pareja.
  • Juntan e intercambian los archivos que reciben.
  • Pueden obtener un beneficio económico al vender los contenidos que acumulan.

 

Mediante un comunicado, el organismo explica que esta actividad está relacionada con el proceso de desarrollo de la sexualidad de niños y adolescentes, pero implica riesgos como la difusión de las imágenes sin la autorización de quien las envía

 

¿Cuáles son los riesgos que implica esta práctica?

De acuerdo con el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, los principales riesgos de enviar fotografías eróticas, así como recibir o distribuir este tipo de imágenes implican una pérdida de la privacidad, ya que una vez que se envían, pueden llegar a manos de cualquier persona.

 

Cuando el material se difunde, la persona que originalmente lo mandó puede verse afectada emocionalmente y sufrir acoso en la escuela o a través de los medios digitales.

 

En el peor de los casos, los participantes de la práctica del pack se ponen en riesgo de ser víctimas de delitos como extorsión, fraude, secuestro, pederastia, pornografía infantil y trata de personas, pues sus fotos y su información pueden llegar a manos de delincuentes.

 

¿Cómo prevenir que los niños se involucren en este tipo de prácticas?

Si tienes hijos en edad escolar, sobre todo si ya están en los últimos años de la primaria, es muy importante que mantengas una buena comunicación con ellos, basada en la confianza, para que sea a ti a quien se acerquen cuando tengan algún problema, duda o inquietud.

 

No dejes que sea la televisión, el celular o la computadora quienes los eduquen. Dedícales tiempo, dales tu atención, habla con ellos sobre todo aquello que sea relevante de acuerdo con su edad y siempre busca la manera de involucrarte en las cosas y temas que les interesan e inquietan

 

¿Sabes qué es lo que hacen y ven mientras navegan por internet?, ¿a qué dedican el tiempo que pasan frente al celular, la tablet o la computadora?, ¿con quiénes se comunican a través de las plataformas de redes sociales y mensajería instantánea? Es importante que tengas conocimiento de todo esto, que les enseñes a tus hijos a usar la tecnología responsablemente y que supervises los contenidos que consultan.

 

Háblales sobre el problema del pack y explícales de forma clara y sencilla por qué no es bueno para su propia seguridad que participen en el intercambio de imágenes de índole sexual.

 

En pocas palabras, es muy importante que no dejes a tus hijos a la deriva. Su educación y formación son tu responsabilidad y es necesario que dediques tiempo para ello. 

 

Adicionalmente, el Consejo da las siguientes recomendaciones para que los padres de familia las compartan con sus hijos:

  • No es recomendable publicar información o datos personales y/o familiares en los medios sociales, porque personas malintencionadas pueden hacer mal uso de ellos.
  • Hacer packs no es una buena idea, porque aunque no se tenga la intención de compartirlos, el material puede ser robado y utilizado para fines ilícitos.
  • Al recibir un pack, lo mejor es borrarlo de manera inmediata y no compartirlo.
  • No se debería agregar a las redes sociales a personas que no se conozcan físicamente, porque detrás de la pantalla pueden fingir ser alguien más.
  • Cuando se presente alguna situación de acoso, tanto en el mundo real como a través de las redes sociales, es necesario recurrir a un adulto de confianza (padres y maestros, principalmente) para resolver el problema.

 

En caso de dudas o denuncias, puedes comunicarte con el Consejo Ciudadano al 5533-5533, o contactarlos a través de su página de Facebook.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh