Principal

Aprende a solucionar los problemas en pareja sabiamente

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Recomendaciones para tener discusiones que sí tengan solución

Los problemas en pareja siempre van a existir. Es casi imposible tener una relación en donde no pase nada y todo sea siempre estable. Como dice el psicólogo Jordan Peterson, siempre es necesario el caos para poder llegar al orden.

 

Cuando tienes un problema con tu pareja, lo importante no es qué tanto grites, sino qué palabras utilizas y cómo surfeas la ola del caos, sin que llegue a convertirse en un tsunami incontrolable. Dejarse llevar por la emoción es mucho más fácil que pensar con la razón. Pero para que las cosas se solucionen, necesitas pensar siempre con la cabeza fría. 

 

Estas recomendaciones te pueden ayudar a manejar mejor los problemas que lleguen a surgir con tu pareja: 

 

Cuida las palabras que usas

Si te dejas llevar por la emoción, puede ser que las palabras que utilices terminen por ser muy hirientes. Por ejemplo, es común que en momentos así se generalice: “Siempre haces esto”, “Todo está mal”, “Munca pones atención”. Nada es absoluto, así que haz un esfuerzo para no generalizar. Antes de decir algo visceralmente, detente un momento y piensa si realmente es lo que quieres decir. A la larga, todos esos insultos o gritos se convierten en heridas que se acumulan. 

 

Dense espacio 

Un error es pensar que todo se va a solucionar en ese preciso momento. Es natural que quieras que las cosas estén bien y a lo que sigue. Pero si están los dos dentro de un problema que solamente se hace más grande y se dicen y dicen cosas, tal vez necesiten separarse unos minutos. Al estar cada uno por su lado pueden respirar profundo, despejar la mente y, cuando se hayan tranquilizado, hablar para llegar a soluciones claras. 

 

Expresa tus emociones sin pena 

Callar lo que sientes nunca es sano, ni en una discusión de pareja ni con amigos, familiares o con quien sea. Entre más escondes lo que sientes, llegará un punto donde vas a explotar y será mucho peor. Reflexiona sobre cómo puedes lidiar con tus emociones y cómo puedes comunicarle a tu pareja que te sientes de tal o cual forma. Así como lo haces contigo, también respeta que la otra persona tiene todo el derecho de sentirse de cierta forma. 

Respeta el proceso de tu pareja 

La vida es una constante de aprendizajes. Cada quien tiene sus formas de aprender, su camino, su proceso. Si tu pareja está en terapia o simplemente hace algo por cambiar algunas cosas que no te gustan o te incomodan, agradécele en primer lugar, porque nada de eso es fácil.

 

Si tú mismo has vivido una experiencia en donde has tenido que cambiar ciertos hábitos o formas de ser, sabes que no es sencillo y que se requiere de mucho tiempo y paciencia para llegar a donde quieres. Respeta su camino, su proceso y no lo juzgues, mejor sé un apoyo. 

 

Asume tu responsabilidad 

Siempre será más fácil culpar a los demás por todo lo que te pasa. Pero para que haya una discusión, se necesitan dos personas. Tal vez dijiste cosas que detonaron el conflicto, o te pusiste en un estado que no ayudaba a buscar una solución; sea como fuere, si te haces responsable de lo que tú hiciste, podrás ver las cosas con más claridad. 

 

La vida en pareja no es fácil, pero eso tampoco significa que debas amargarte todos los días ni que se convierta en algo insufrible. Siempre puedes aprender de todo y si en un momento dado las peleas los rebasan a ambos, quizá sea momento de tomar una decisión para el bienestar de los dos, ya sea acudir juntos a una terapia o decidir poner fin a la relación. 


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh