Principal

ONU celebra las aportaciones de los refugiados y migrantes

Time

Menos de 3 minutos de lectura

Una dura verdad que debemos enfrentar en el proceso de construir la paz mundial que anhelamos es que la historia de la humanidad está conducida por el hilo de la guerra. Cada uno de los capítulos que explica cómo la humanidad llegó a dónde está ahora contiene historias de batallas, enfrentamientos, alianzas, traiciones y un largo etcétera. A pesar de que la civilización ha progresado en materia de derechos humanos, aún queda mucho por hacer para que el derecho a vivir en un mundo libre de guerra, violencia e inseguridad sea posible. En palabras de Albert Einstein: “La paz no puede ser obtenida por la fuerza, sólo puede obtenerse mediante el entendimiento”.

 

Pavimentar el camino a la paz mundial implica abrir nuestras mentes y corazones al entendimiento de los otros, reconocer nuestras diferencias sin olvidar todo lo que tenemos en común y que nos permite convivir y cooperar. Construir la paz mundial puede sonar sumamente ambicioso y lejos de nuestro alcance, pero hay cosas que podemos hacer en nuestro día a día para convivir mejor. Finalmente, las contribuciones que hacemos a nuestra comunidad suman para hacer de este un mundo mejor. Es importante mantener una apertura mental a nuevas y diferentes formas de hacer las mismas cosas, pues cada cultura aporta elementos que enriquecen nuestra vida. Esto quiere decir que quizá estamos muy cómodos con los estereotipos o prejuicios que tenemos de quienes son diferentes a nosotros y que nos permiten rechazarlos, pero necesitamos abrir nuestra mente a esas otras formas de vida y empezar a integrarnos como sociedad.

 

Te puede interesar: Construyamos puentes, no muros

 

Puede ser que lo anterior suene muy sencillo, pero implementarlo en un mundo tan diverso como el actual ofrece muchos retos. Para abordarlos, la Asamblea General de la Organización de  las Naciones Unidas celebra el 21 de septiembre de cada año el Día Internacional de la Paz. Este año, la organización ha hecho un llamado a los ciudadanos del mundo para mostrar apoyo a refugiados y migrantes. La intención de las Naciones Unidas es poner el acento en los beneficios económicos que los migrantes aportan a las comunidades que los acogen. Esto busca resolver las inquietudes de algunos miembros de las comunidades de acogida, que sienten que la presencia de los refugiados y migrantes amenaza su seguridad financiera y física.

 

De acuerdo con el Secretario General de las Naciones Unidas:

En tiempos de inseguridad, las comunidades de apariencia diferente se convierten en chivos expiatorios. Debemos resistir frente al cinismo que divide a las comunidades y nos presenta a nuestros vecinos como 'los otros'. La discriminación nos denigra a todos e impide que las personas y las sociedades alcancen su pleno potencial.

 

Con información de United Nations

EG


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh