Principal

Autos híbridos: una gran alternativa para el medioambiente

Time

Menos de 4 minutos de lectura

El problema de transporte y movilidad en las grandes ciudades crece a velocidad vertiginosa, sobre todo en la Ciudad de México, considerada la segunda más grande del mundo y la cuarta con más caos vial. No sólo está el grave conflicto del deterioro ambiental causado por el esmog y las altas emisiones de dióxido de carbono, sino que también las grandes concentraciones de tráfico vehicular producen contaminación auditiva, tensión y niveles de estrés que se traducen en enfermedades físicas y emocionales.

 

A pesar de que el daño ambiental que ocasionan los autos de combustión se ha reducido con el tiempo y las mejoras tecnológicas, estos esfuerzos aún están lejos de ser suficientes para significar una mejoría; al contrario, la superproducción de automóviles y la poca conciencia de los conductores en cuanto a uso y abuso, abonan a que las condiciones ambientales no sean aptas para una vida saludable y comprometida con los ecosistemas. Sin embargo, como en todo, existen alternativas mucho más amables y que solventan de forma precisa varias de las deficiencias en cuanto a contaminación por automóvil se refiere. Una de las principales es el automóvil híbrido.

 

Para entender cómo es un auto híbrido es importante conocer el auto eléctrico y el auto de combustión. El auto de combustión es el que todos conocemos, que funciona con gasolina y produce emisiones (de moderadas a elevadas) de CO2; y el auto eléctrico es aquel que sustituye por completo la gasolina por electricidad, por medio de un sistema de baterías, y no produce contaminantes. Las principales desventajas de los autos eléctricos son: la eficiencia de los traslados y velocidad es bastante baja, comparada con los autos de gasolina; las baterías utilizadas contienen químicos tóxicos y se producen con materiales poco comunes en la naturaleza; y por último, el precio es muy elevado.

 

Es en el punto medio entre estos dos autos donde se encuentra el híbrido. Su característica es que combina ambos tipos de motor, el de combustión y el eléctrico, para así reducir la emisión de contaminantes al alternar entre uno y otro de manera automática. Esta manera de funcionar es la que le da más ventajas sobre los otros modelos, porque reduce el gasto de combustible practicamente a la mitad (y por lo tanto, la contaminación), por los componentes de sus baterías (que no necesitan demasiada capacidad) y por supuesto, por el precio en el mercado. Otra ventaja extra de estos autos es que se recargan mediante la acumulación de fricción a velocidad crucero y de frenado, lo cual significa que no necesitan conectarse a la toma de electricidad.

 

 

Son varias compañías automotrices las que producen desde hace varios años modelos híbridos de sus autos más comerciales, y en México pueden encontrarse algunos de ellos: Toyota Prius, Ford Fusion Hybrid, Nissan X-Trail Hybrid, Chevrolet Volt, Hyundai Ioniq, KIA Niro y Nissan Leaf.

 

Usar automóvil híbrido es la mejor alternativa de movilidad familiar, sobre todo en lo que se refiere a la reducción de contaminantes en el ambiente. Incluso la contaminación por ruido disminuye significativamente, pues los motores híbridos son más silenciosos que los convencionales, así que ese es un motivo más para considerarlo. No obstante, sabemos que no toda la responsabilidad del cuidado medioambiental radica en las características del automóvil sino, más importante aún, en la conciencia de los conductores. Los conductores deben saber en qué momentos es prescindible utilizarlo o no, y cuándo puede compartirse con más personas para reducir el número de autos en la calle. Sin lugar a dudas, este es un asunto de responsabilidad social que nos compete a todos.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh