Principal

Cómo mantener tu vida social si te gusta dormir temprano

Time

3 minutos de lectura

Si eres de esas personas a las que les encanta irse pronto a la cama, que su cuerpo no rinde igual después de las 9pm y que el cansancio las abate, seguro has experimentado cambios en tu vida social. O mejor dicho, la “poca” vida social que tienes es reservada y cuidadosa.

 

Por lo general, la mayor concentración de actividad social se realiza en las noches, una vez que todos salen del trabajo. Es cuando las seducciones nocturnas están a la orden. Por razones obvias, si tu cuerpo entra al mundo de los sueños cuando el resto de la gente apenas entra al bar, puede ser que te pierdas de importante convivencia con tus amigos. No todo tiene un mal pronóstico, pues existen unos cuantos tips para mantener una vida social fructífera y activa y, al mismo tiempo, no perder las horas de descanso que pide tu cuerpo.

 

Para empezar, es necesario reconocer que el descanso es algo de vital importancia, pero otra cosa es la apatía y flojera por fomentar las relaciones en el mundo exterior. Si identificas que es meramente descanso lo que buscas, y no pretextos para escapar de la socialización, no estás en un mal camino.

 

Aquí hay cuatro sencillos métodos para no perder tu vida social cuando disfrutas demasiado dormir, o cuando tu cuerpo te “obliga” a ser el primero en salir de la fiesta:

 

1) Agenda actividades diurnas. Existen muchas maneras de pasar un buen rato de convivencia en horarios que no forzosamente sobrepasan la hora del crepúsculo. Lo importante es saber cuáles son esas actividades y programarlas en tu agenda para que puedas salir con tus seres queridos y que todos disfruten igual. No pierdas el contacto con tus amigos. Fomenta la socialización, independientemente de tus horas de sueño, pues entre sí no se anulan cuando haces una planeación acertada.

 

2) Duerme mucho una noche antes de salir. Al menos una vez al mes, date la oportunidad de disfrutar los placeres de la vida nocturna. Para esto, bastará con que una noche antes tengas un sueño reparador que te dé energía extra para no caer tan rápido. Una taza de café a media tarde y sobre todo mucha agua, te ayudarán a mantenerte despierto y alerta para disfrutar una cena social o una noche de baile.

 

3) Toma siestas. Este método es de los más inmediatos e infalibles. Tomar una o dos “power naps” de 30 minutos restauran tu energía casi como si hubieras dormido la noche completa. Por ejemplo, si es fin de semana o no tienes horario laboral, una siesta a las 2pm y otra a las 6pm te darán los ánimos necesarios para una noche de fiesta.

 

4) Acepta los procesos de tu cuerpo. No importa la edad que tengas. Cada cuerpo es diferente y el tuyo tiene sus propias necesidades, distintas al cuerpo de los demás. Tampoco te obligues a actividades que fuercen tus ánimos. Recriminarte no viene al caso, y mucho menos los reclamos por parte de tus amigos. Así que también será buena idea estar preparado, con una explicación clara y sencilla, para quien te pregunte por qué nunca sales después de las 8pm.

 

¿Qué opinas de esta curiosa situación? ¿Te ha sucedido? Compártenos tu experiencia y tus métodos para no perderte de las diversiones nocturnas.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh