Principal

¿Cómo evitar el mal olor en la cañería de casa de forma natural?

Time

Menos de 5 minutos de lectura

Por más que te esmeres en que tu casa luzca impecable y se mantenga libre de polvo y suciedad, siempre puede ocurrir el problema del olor desagradable que proviene de las tuberías del baño o la cocina, el cual se suele percibir más cuando el clima es demasiado cálido o lluvioso.

 

Para contrarrestarlo, la manera más fácil y práctica es recurrir al uso de aromatizantes, ya sea ambientadores o en aerosol (si quieres probar aromatizantes naturales, libres de químicos y que no contaminan, aquí puedes aprender a preparar algunos). Sin embargo, su efecto sólo disimula el olor, pero no lo soluciona. 

 

La recomendación más importante para evitar problemas y malos olores en la cañería es que evites que se tape. En el caso del fregadero de la cocina, asegúrate de que los trastes estén libres de restos de comida, para que no se vayan al tubo y lo tapen al acumularse

 

No viertas la grasa ni el aceite usado para cocinar (aquí hay algunos tips sobre qué hacer con éllos), ya que pueden contribuir a que la tubería se tape y, si se quedan impregnados en su superficie, generarán mal olor al descomponerse. Además, contaminan una gran cantidad de agua si los tiras al drenaje.

En el caso del lavabo y la coladera del baño, coloca rejillas que eviten que se vaya el cabello por el drenaje, pues al enredarse puede formar tapones y con el paso constante del agua se forman bacterias que también van a producir olores desagradables. 

 

Para solucionar el problema del mal olor y las cañerías tapadas, en el mercado existen diversos productos químicos para la limpieza de las cañerías. Sin embargo, sus ingredientes son agresivos con el medioambiente, e incluso llegan a ser perjudiciales para la salud de los niños y las mascotas si entran en contacto con ellos, y también pueden dañar la salud de las personas que los aplican, si no toman las debidas precauciones al manipularlos. 

 

La buena noticia es que también puedes arreglarlo con algunos remedios ecológicos, hechos con ingredientes naturales que seguramente tienes en casa o puedes conseguir fácilmente. Aquí tienes algunas opciones.

 

Bicarbonato de sodio con vinagre blanco

Necesitas: 
½ vaso de bicarbonato de sodio
1 vaso de vinagre blanco
½ litro de agua 

 

Pon a calentar el agua y antes de que suelte el hervor, agrega el vinagre blanco y revuelve bien. Deja hervir unos minutos. Mientras, agrega el bicarbonato de sodio en el interior de la tubería que deseas limpiar. Enseguida, retira la mezcla de agua con vinagre del fuego y viértela en el desagüe para que se combine con el bicarbonato en la tubería. Esto producirá una reacción de efervescencia que es normal.

 

Deja reposar y no uses esa tubería al menos durante 1 hora. Lo ideal sería hacer el procedimiento en la noche, cuando ya no se vaya a utilizar, para que la mezcla actúe por más tiempo y tenga un mejor efecto. Lo mejor es repetir el procedimiento por lo menos una vez a la semana, para mantener limpias las tuberías.

 

Vinagre blanco y cáscaras de limón

Necesitas:
½ taza de vinagre blanco
2 cáscaras de limón finamente picadas o ralladas
1 taza de bicarbonato de sodio

 

Mezcla el vinagre con la cáscara de limón y pon la mezcla a congelar (puedes usar los moldes para hacer cubitos de hielo). Cuando se hayan congelado, vierte una taza de bicarbonato de sodio en el desagüe seco y déjalo reposar durante 10 minutos. 

 

Pasado este tiempo, saca la mezcla congelada del refrigerador y tritura en la licuadora. Vierte el hielo triturado en la tubería y espera 15 minutos. Luego, agrega 1 litro de agua caliente.

 

Las propiedades antibacterianas y antifúngicas del vinagre blanco se unen con el aroma de las cáscaras de limón y la capacidad antiséptica del bicarbonato para reducir esos molestos olores que despiden los desagües. Se recomienda hacer esto al menos una vez a la semana. 

 

Limón y sal

Necesitas: 
½ taza de sal de grano
1 taza de jugo de limón
1 litro de agua hirviendo

 

Mezcla el jugo de limón con la sal y viértelo en el drenaje. Deja reposar de 15 a 20 minutos y para terminar agrega el litro de agua hirviendo.

 

Los compuestos antisépticos de la sal ayudan a controlar el crecimiento de varios tipos de microorganismos y favorecen la eliminación de los olores fuertes. Para mantener la limpieza, repite el procedimiento una vez por semana. 

 

Como puedes ver, los ingredientes caseros, naturales y económicos te pueden ayudar a evitar el mal olor en las tuberías de tu casa. Si conoces algún otro método para lograrlo, compártelo en los comentarios.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh