Principal

Bebés y mascotas, combinación ganadora

Time

Menos de 4 minutos de lectura

Para un número cada vez mayor de personas, las mascotas se han convertido en parte importante de la familia. Muchas veces, ellos llegan antes de que sus dueños piensen en tener hijos.

 

Si tu familia ya tiene un integrante animal y ahora está a punto de crecer por un embarazo, no tardarán en aparecer personas que te recomendarán deshacerte de tu mascota.

 

Por supuesto que no les vas a hacer caso, pero si llegan a sembrar alguna duda en ti o quieres tener argumentos para rechazar sus sugerencias, sigue leyendo y descubre lo benéfico que será para tu bebé crecer al lado de un amigo peludo.

 

Mejora su salud

Diversos estudios, como uno realizado por la Universidad de Finlandia para la revista Pedriatics, indican que crecer en compañía de animales contribuye a que los niños desarrollen un sistema inmunológico más fuerte.

 

Los bebés menores de 1 año que conviven con perros o gatos son 30% menos propensos a padecer enfermedades respiratorias y alergias, como la rinitis. Además, la probabilidad de que contraigan infecciones de oído se reduce a la mitad.

 

Mejor desarrollo cognitivo

Los pequeños se caracterizan por su curiosidad e interés por explorar el mundo que les rodea. Al crecer junto con una mascota, los niños obtienen información y conocimientos al interactuar y jugar con los animales, lo cual estimula su desarrollo cognitivo y hace que sus aprendizajes sean más ricos, al recibir estímulos visuales, sonoros y sensoriales.

 

La agilidad del bebé se potencia primero cuando sigue los movimientos de la mascota con la mirada y después, cuando ya puede gatear o caminar, al desplazarse para seguir al animal para jugar con él.

 

Además, la comunicación entre ellos es constante y enriquecedora, pues el pequeño tendrá en su animal de compañía a un compañero siempre dispuesto a ponerle atención y escuchar todo lo que trata de decir. De esta manera, la convivencia con una mascota incrementa la habilidad en el campo de la comunicación y el lenguaje.

 

Mayor empatía y autoestima

Seguramente has visto noticias sobre animales que salvan la vida de algún bebé o niño. Esto se debe a que su instinto los lleva a preservar la vida de los cachorros de la manada y, en el caso de las mascotas de famila, también a la enorme lealtad que tienen por sus        compañeros humanos.

 

Así, el bebé tendrá en su mascota a un amigo incondicional que lo amará y aceptará tal como es y con el que aprenderá a dar y recibir cariñoEsto, con ayuda de la guía de los padres, contribuye a que los niños desarrollen sentimientos de empatía y crezcan con un autoestima más sólida.

 

Fomenta el respeto y la responsabilidad

Con una adecuada guía de los padres, los animales enseñan respeto a los niños, ya que los pequeños aprenderán a tratarlos de forma apropiada, sin hacer cosas que los molesten o dañen. Así, desarrollarán un respeto por los seres vivos en general y por la naturaleza.

 

Por otro lado, conforme crecen se les puede involucrar en las tareas relacionadas con el cuidado de la mascota, según su edad, para que adquieran sentido de la responsabilidad.

 

Los niños pueden colaborar en actividades como alimentarlo, sacarlo a pasear o hacer sus necesidades, y conservar su higiene, ya sea al bañarlo o al mantener limpios el lugar en el que vive y sus utensilios y accesorios.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh