Principal

Cómo contestar preguntas imprudentes diplomáticamente

Time

2 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Técnicas para salir ileso de la cena de Navidad

  • Check
  • Formas de establecer tus límites educadamente

Las fiestas de fin de año… esa mágica época cuando tu familia entera decide de manera unánime que ningún tema está más allá de la línea de la prudencia. El estatus de tu relación actual, opiniones sobre el clima político y tu actual sueldo estarán sobre la mesa junto con la cena de Navidad. Si tu intención es guardar la calma y no perder el estilo, necesitas un plan de acción para dar una respuesta educada sin renunciar a establecer límites. Tu vida es sólo tuya y nadie, ni siquiera tu familia, tiene derecho a hacerte sentir mal por tus decisiones o el camino que hayas decidido tomar.

 

Algunas estrategias para salir ileso de una reunión familiar:

 

Sé directo

Este método no es para todos, pues se trata de informarle al interrogador en cuestión que no te sientes cómodo con el tipo de preguntas que te hace. En una situación extrema donde ya estás verdaderamente cansado de que se te cuestione sobre cuándo te casas, por ejemplo, resulta muy efectivo.

 

Ofrece una “no respuesta”

Antes de que llegues a casa para las festividades familiares, repasa algunas formas de no contestar pero aun así decir algo. Es decir, un buen repertorio bajo tu manga proverbial. Por ejemplo: “Qué amable eres por preguntar”, “Qué buena onda que te preocupas por eso”, o la joya de la corona: “Esa es una excelente pregunta, me la hacen seguido”.

 

Contraataca con una broma

Si eres el tipo de persona que se las ingenia para pensar una respuesta audaz en el momento, considera la estrategia del humor para sobrevivir este tipo de situaciones. Al primer “¿Y el novio para cuándo?”, contesta que eres alérgica.

 

Desvíate del tema

Lleva la conversación en otra dirección de forma sutil. En lugar de interrumpir una pregunta desconsiderada y fuera de lugar sobre tu peso con un cumplido para la bufanda de tu prima, intenta responder con otra pregunta. “¿Por qué no tienes hijos?”… “Es complicado, pero ¿y ustedes cómo se conocieron?”. Desarrollar la habilidad de moverte del centro de atención es todo un arte.

 

La mejor forma de salir triunfante de un ambiente de juicio como estos, es ser una persona madura y no preguntar cosas imprudentes tampoco. ¡Buena suerte!


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh