Principal

Una vida con propósito y servir a otros: lecciones de Viktor Frankl

Octubre 14, 2020

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Quién fue Viktor Frankl

  • Check
  • Lecciones de vida de Viktor Frankl

Para algunas personas, la vida puede ser simplemente una colección de bienes materiales, de dinero, de cosas y posesiones que se acumulan y acumulan. En cambio, para otras, la vida es una oportunidad para buscar un propósito mayor, para trascender, ayudar a los demás y vivir plenamente.

 

En 1945, a pocos meses de su liberación de un campo de concentración en la Alemania nazi, Viktor Frankl se sentó a escribir su libro El hombre en busca del sentido. Tenía 40 años en ese entonces. Antes de la guerra, trabajó como un exitoso psicólogo en Viena. Escribió el manuscrito en 9 días sucesivos.

 

Aunque el libro cuenta la historia de los horrores y sufrimientos insondables que soportó como prisionero en Auschwitz, Dachau y otros campos de concentración, el propósito principal del texto es explorar la fuente de su voluntad de sobrevivir.

Imagen: Amazon

Tú tienes la decisión de elegir tu actitud

 

Los que vivíamos en los campos de concentración podemos recordar a los hombres que caminaban por las chozas, consolando a otros, regalando su último pedazo de pan. Puede que fueran pocos, pero ofrecen pruebas suficientes de que todo puede serle arrebatado a un hombre, excepto una cosa: la última de las libertades humanas, elegir la actitud de uno en cualquier conjunto de circunstancias, elegir su propio camino.

 

Frankl observaba detenidamente el comportamiento humano y esta fue una de sus más profundas reflexiones. A él y a sus compañeros de prisión les quitaron todo: sus familias, amigos, trabajos, posesiones e incluso sus nombres. Pero tenían una sola cosa que pertenecía a ellos y era muy importante: su discurso. Esto es lo que decían los estoicos, cada quien elige cómo reaccionar ante una emoción o acción externa.

 

No importa a qué tipo de situaciones o personas te enfrentes en el día a día, tú tienes el libre albedrío de elegir cómo reaccionar y mantenerte fiel a ti mismo.

 

Siempre habrá sufrimiento, lo que importa es cómo reaccionas ante él

Frankl afirma que uno encuentra el sentido de la vida de tres maneras:

  • A través del trabajo, especialmente cuando ese trabajo es de naturaleza creativa y está alineado con un propósito mayor que el propio.
  • A través del amor, que a menudo se manifiesta en el servicio a los demás.
  • A través del sufrimiento, que es fundamental para la experiencia humana.

 

Es esta tercera categoría la que fue puesta a prueba a través de la experiencia de Frankl en el campo de concentración.

 

Si hay un sentido en la vida, entonces debe de haber un sentido en el sufrimiento. El sufrimiento es una parte no erradicable de la vida, incluso como el destino y la muerte. Sin sufrimiento y muerte, la vida humana no puede ser completa.

 

El poder del propósito

Viktor Frankl se dio cuenta de que los prisioneros que sobrevivieron fueron aquellos que encontraron cómo salir adelante, siempre con un propósito mayor a ellos. Para algunos fue hacerse cargo de algún niño que fue separado de su familia, para otros fue algún trabajo creativo que necesitaba una contribución única.

 

El prisionero que había perdido la fe en el futuro -su futuro- estaba condenado. Con la pérdida de su fe en el futuro también perdió su control espiritual; se dejó llevar y se sometió a la decadencia mental y física.

 

Este es un libro profundamente conmovedor y finalmente inspirador. Encontrar y cultivar el significado en tu vida diaria es crítico si quieres lograr lo que Sócrates llamaba "una vida bien vivida". Las ideas de Frankl te enseñan que no sólo hay valor en tu búsqueda de sentido, sino que ese es el deber de todos.

 

Imagen de portada: Fragmento de la portada del libro El hombre en busca del sentido


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh