Principal

¿Qué incluir en un CV y cómo presentarlo para que sea más exitoso?

Octubre 13, 2020

Time

Menos de 8 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Qué incluir y qué no en un CV

El consejo más importante que suelen dar los expertos en reclutamiento de personal es el de siempre hacer un currículum (CV) que sea conciso, fácil y rápido de leer y que vaya al punto. 

 

Los reclutadores de hoy en día buscan algo que sea diferente, que resalte, que llame su atención y les permita tener más tiempo para revisar otras cosas como tus perfiles o redes sociales (si es que las incluyes en tu CV).

 

Los tiempos han cambiado y la forma de encontrar nuevo personal también. En su mayoría, los reclutadores de ahora son personas jóvenes con poco tiempo, por lo cual, hacer un CV que sea directo y al punto es la mejor opción. Aquí encontrarás algunos consejos muy útiles que te servirán para crear tu CV o modificar el que tienes actualmente

 

1. De la vista nace el amor

Un currículum gris, austero y sin color, se ve sin vida y no llama la atención. Imagínate esta situación: eres un reclutador que ha visto en un solo día cientos y cientos de CVs, pero de repente, entre todos aquellos correos aburridos, uno destaca porque le añadió un sutil tono azul o jugó con el diseño. 

 

Incluso puedes colocar colores vivos, tonos pastel, colores alocados o más cosas que se te ocurran. Todo depende del giro de tu profesión, el trabajo para el que aplicas y la "personalidad" de la empresa a la que quieres entrar.

 

Un buen diseño, color  atractivo y el texto indicado, podrían hacer toda la diferencia a la hora de enviar tu CV. Y lo mejor es que no necesitas ser diseñador para hacerlo bien, pues existen páginas y aplicaciones que te ofrecen plantillas para crear tu currículum.

 

Por ejemplo, existe Canva, que es una de las mejores herramientas para hacerlo, ya que incluso trae ejemplos sencillos y lo único que debes hacer es poner tu propio texto y fotografía. La misma aplicación te va a guiar entre los títulos, pues los diseños ya están precargados. Otra muy funcional para los que cuentan con Photoshop es Freepik.

Fotografía de Canva

2. ¿Qué si va y qué no va?

El tiempo de los reclutadores es sagrado para ellos a la hora de buscar cubrir nuevas vacantes. Si vas a mandar tu CV a una agencia creativa, lógicamente debes destacar tu CV con un buen diseño y la información debe expresarse de manera amigable pero profesional. Si vas a mandarlo a un despacho jurídico, también puedes jugar con los diseños, pero escoger un estilo más sobrio y formal. 

 

Las partes de un CV moderno son las siguientes:

  • Nombre completo.
  • Fotografía.
  • Presentación.
  • Contacto.
  • Grado de estudios.
  • Experiencia profesional.
  • Habilidades o skills.
  • Hobbies.

 

Nombre completo. Claramente, esto es lo primero que verá el reclutador, así que haz que luzca bien. Puedes jugar con algunas tipografías para que tu nombre tenga una letra distinta al resto del CV; atrévete a experimentar, pero que siempre se vea profesional. 

 

Fotografía. Por favor, por lo que más quieras, no uses una selfie. Puede ser una foto tomada por ti mismo con la cámara frontal de tu celular, pero trata de poner el teléfono en un lugar para tomarla con ayuda del disparador automático, o mejor aún, pídele a alguien que te ayude a hacerlo. 

 

Aunque no lo creas, en muchos CVs sale el brazo de la persona que toma la fotografía, o incluso tienen “duck face”. Házte un enorme favor y evítalo. 

 

Además, elige un lugar bien iluminado para tomarla y, de preferencia, con un fondo liso o con algo que se vea profesional y no desordenado o descuidado.

 

La presentación. Lo ideal es que antes de escribir todo lo que has hecho, permitas que el reclutador te conozca un poco. Por ello es sumamente importante una presentación, algo que diga "Sobre mí", donde puedas describir brevemente tu manera de ser. 

 

En este apartado, lo mejor es poner algo un poco más personal, no necesariamente que eres el más puntual del mundo o un líder nato, sino algo que te describa e identifique; piensa en algo que le dirías a una persona para ganarte su confianza.

 

Contacto. Aquí deberás aclarar cuál es el medio para contactarte. Procura poner primero un número telefónico y después un correo electrónico. A nadie le parecerá profesional si tu correo es "fulanitoeldiablo69@blabla", así que lo mejor es que hagas una cuenta nueva en Gmail con tu nombre en vez de apodos, para que la uses para asuntos profesionales y envío de CVs. 

 

Algo que también puedes agregar en este apartado es tu perfil a LinkedIn si tienes uno, o tus redes sociales, sólo si lo crees necesario. Por ejemplo, si eres un diseñador gráfico y quieres que vean tus trabajos, lo ideal sería crear una cuenta de Behance y colocar el enlace en el correo junto con tu CV. Si te dedicas a escribir, puedes incluir el enlace a tu blog (si no tienes uno, puede ser un buen momento para empezarlo). 

 

Grado de estudios. Continúa con tu último grado de estudios. Evita poner en qué escuela estudiaste el kínder, la primaria y todo lo demás… Los reclutadores únicamente desean saber hasta qué grado estudiaste y si has tomado algún curso importante que vaya de acuerdo con tu trabajo y el puesto de la vacante; si es así, es importante incluirlo aquí, además de los idiomas que hablas.

 

Experiencia profesional. Ahora sí viene lo bueno. Aquí tendrás que ser breve y conciso, pues no se trata de poner detalladamente cada actividad y su explicación. Lo mejor es colocar el nombre de la empresa, los años en los que laboraste, tu puesto y un breve resumen de tus actividades principales. 

 

Ejemplo:

 

Si por alguna razón has tenido muchos trabajos en los últimos años, elige únicamente los más importantes, donde obtuviste más logros o los que más se relacionen con el puesto al que aplicas, ya que los reclutadores pueden notar cuando una persona es inconsistente en los trabajos, y no es una buena carta de presentación que sólo hayas estado unos cuantos meses en la mayoría de tus empleos previos. 

 

Habilidades o skills. Estas son todas las habilidades que tienes en relación con tu desempeño profesional. Aquí puedes agregar que sabes utilizar ciertos programas, como la paquetería de Office (Excel, PowerPoint, Word, etcétera), programas de diseño como la paquetería de Adobe, algún editor de video, y cualquier programa que sea importante y necesario para tu trabajo. 

 

Agrega algunos íconos para hacerlo más divertido y visual. 

Hobbies. Esta parte es opcional y sólo si te sobra espacio, pero puede ser bastante bueno incluirlo, ya que al igual que en la presentación, permites que el reclutador vea esa parte humana, real y divertida en ti. Puedes agregar que te gusta ver series de TV, ir al cine, viajar, caminar, ir al gimnasio, entre otros. 

 

3. ¿Qué omitir en el CV?

El CV es una carta de presentación, mas no un testamento. Evita hacerlo largo y tedioso. Con una o dos páginas máximo bastará. Recuerda el consejo anterior de ser conciso, para que tengas más espacio y no ocupes tantas hojas.

 

  • No es necesario que coloques absolutamente todos los trabajos en los que has estado, simplemente pon los mejores o los más importantes. 
  • Tampoco enlistes absolutamente todas tus actividades en cada empleo previo, sino sólo las más relevantes y acordes ocn el puesto para el que aplicas.
  • Evita a toda foto poner una foto oscura, una selfie con duck face o una foto donde no te veas profesional. 
  • No mientas en ningún aspecto. 

 

Considera que un buen CV puede ayudarte a ser visto mucho más fácilmente por una empresa, pero nada asegura que te llamen o te quedes con el empleo. Trata siempre de ser honesto y amigable, muestra confianza y seguridad en ti mismo, y busca destacar siempre tus virtudes en las entrevistas. 

 

¡Éxito y buena suerte!

 

Imagen de portada: Freepik


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh