Principal

Lo bueno, lo malo y lo feo de vivir solo

Time

Menos de 5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Algunas de las situaciones que pasarás al decidir vivir solo

¿Ya estás cerca o pasas de los 30 años, y todavía vives en casa de tus padres? Tal vez sea momento de pensar seriamente en irte a vivir solo. Pero antes de que corras a empacar tus cosas, debes conocer las cosas buenas, malas y feas de vivir solo. Así podrás prepararte para enfrentar lo difícil que pueda presentarse, para después tener la recompensa de disfrutar de esa grandiosa experiencia.

 

Lo bueno

Tienes el control. Una de las ventajas más importantes es que tú eres el dueño y amo de tu espacio; tú decides qué poner como mesa de centro, o si quieres desayunar una coca y un gansito (aunque sería bueno que pensaras en opciones más nutritivas y deliciosas). Y por fin, no más regaños ni llamadas en la madrugada porque aún no llegas a la casa. 

 

Te conoces más a ti mismo. Con tus lados buenos y malos. Por una parte, te entiendes mejor y también aprendes a organizarte; por otra, tienes más riesgo de volverte loco. Pero tranquilo, es normal si de pronto empiezas a hablar con tu mascota o contigo mismo sobre lo que hace falta comprar para llenar el refri.

 

No tendrás que aguantar manías. Que si ordena las toallas por colores, tapa el gel después de usarlo, acomoda la despensa... ¿manías? ya tienes bastante con las tuyas. Cada uno tiene sus rarezas pero, admítelo, sólo puedes soportar las tuyas y cuando vives solo ya no debes lidiar con las de nadie más.

 

Lo malo

Cálculos culinarios erróneos. La cantidad de comida para una sola persona a la hora de cocinar es un tema peligroso para la mayoría. Acéptalo, no sabes calcular; o bien haces sopa como para toda la oficina y una enorme cantidad de ensalada que acabas por tirar; o bien, lo único que hay en tu refri es un limón al que ya le tomaste cariño y un par de cervezas.

 

Forever alone. No esperes nunca una cena, fiesta o regalito sorpresa al llegar a casa, porque si vives solo, difícilmente los habrá. Te lo puedes hacer tú mismo, claro, pero el factor sorpresa pierde bastante interés; si vives con tu pareja la situación puede ser menos grave, pero aún así tienes que esperar hasta que llegue alguno de los dos. 

 

Las críticas de las tías. Los familiares, amigos cercanos y, sobre todo las tías, te preguntarán si no te sientes solo y después de eso vendrán los cuestionamientos sobre cuándo tendrás hijos o cuántos gastos innecesarios tienes. Mucha gente no entiende los placeres de vivir solo y tendrás que defender tu postura en más de una ocasión. 

 

Lo Feo

Los trastes sucios. Admítelo ¿a quién le agrada lavar los platos y vasos que ocupó? Y más si ya se te juntaron de varios días. Aunque no te guste, alguien tiene que hacerlo; y cuando vives solo, ese alguien eres tú. Para motivarte, piensa que no querrás verte en la penosa situación de invitar a esa persona que te interesa a tu casa y no tener vasos limpios para invitarle algo de beber. 

 

Toneladas de ropa. Tal vez tu mamá te consentía y siempre tenía tu ropa limpia y planchada, pero ella ya no está para hacerlo. Ahora deberás hacerlo tú, a menos que quieras ver cómo las montañas de ropa sucia que tienes crecen y crecen, hasta que llegue el día en que tu única prenda limpia sea esa vieja playera de tu banda favorita. Así que deberás aprender a usar correctamente la lavadora y secadora, para que tu ropa conserve el mismo tamaño y color que tenía antes de que la lavaras. 

 

El baño del terror. Hay que reconocer que al terminar todas las actividades del día, lo último que quieres hacer es la limpieza, y generalmente, el baño es la peor parte de esa rutina: a nadie le gusta lavar el baño. 

 

Pero tranquilo, antes de que los puntos malos y feos que puede tener la experiencia de vivir solo te desanimen, debes saber que actualmente existen servicios que puedes ocntratar mediante una plataforma digital, para encontrar a alguien confiable que te ayude con las diferentes labores del hogar.

 

Una de ellas es Homely, donde las keepers expertas en limpieza te ayudarán a que tu hogar luzca siempre impecable.

 

La startup mexicana es una plataforma digital que conecta a los usuarios con profesionales de limpieza de confianza en CDMX, Guadalajara y Monterrey. En Homely puedes contratar servicios de limpieza general para tu casa (cuartos, baños, sala, comedor y cocina); servicios para lavar y planchar tu ropa; y servicios de limpieza para oficinas.

 

Con información de Homely

 

 


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh