Principal

Cultiva estas plantas resistentes al calor de la primavera

Time

Menos de 7 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Qué planta elegir para cultivar en el calor

  • Check
  • Cuidados básicos para las plantas en época de calor

En la naturaleza, todo tiene su tiempo: la hibernación de los animales, las estaciones, las cosechas; y de igual manera, todo tipo de plantas saben cuándo es momento de guardar energía y cuándo es tiempo de florecer. 

 

Existen diferentes tipos de plantas que florecen mucho mejor en diferentes climas, por lo que es importante tener en cuenta qué tipo de planta es la que vas a sembrar, la temperatura del lugar y sobre todo, tener en cuenta que tienen requerimientos básicos para cuidarlas de la mejor manera. 

 

Las mejores plantas para cultivar en tiempo de calor

Cuando quieres elegir algún tipo de planta para sembrar en el clima cálido, debes considerar muchas cosas: el tiempo de mantenimiento que estás dispuesto a invertir, el lugar en donde la vas a plantar y la calidad de la tierra en donde crecerán tus plantas, por mencionar algunos. Asimismo, tienes que tener en cuenta qué tipo de planta sería la mejor para un clima caluroso. 

 

Cactus

Esta es una de las mejores opciones para elegir, ya que las cactáceas naturalmente vienen de climas cálidos y no necesitan de tanto mantenimiento para sobrevivir en ambientes amenazantes. Pueden estar expuestas a calor, frío extremo o lugares áridos y, básicamente, sobrevivir sin tanto problema. Por supuesto que esto no quiere decir que nunca les prestes atención, pero si lo que quieres es una planta de decoración y tienes poco tiempo, estas plantas pueden ser la opción. 

 

Si la maceta en la que se encuentra tu cactus o suculenta tiene hoyos, necesitas regarla constantemente durante su período de crecimiento. Por el contrario, si no tiene agujeros tienes que tener mucho cuidado para que no se almacene el agua en el fondo, pues esto podría causar que se pudra. 

 

Te puede interesar: Cómo sembrar y reproducir cactus y suculentas

Salvia 

La salvia se puede cultivar fácilmente en interiores y en cualquier clima. El cultivo de salvia al aire libre sólo es posible en el clima apropiado, ya que prefiere un clima semitropical húmedo, con suelos ricos en nutrientes y bien drenados. Esta planta no soporta el frío ni la sequía. 

 

Si quieres cultivarla en interiores, debes llevar la planta al aire libre cuando haga suficiente calor y dejar que la lluvia caiga sobre ella. Esto evitará que las sales minerales se acumulen en el suelo y maten a la planta. La salvia puede sobrevivir en una variedad de condiciones de iluminación; sin embargo, lo hace mucho mejor con unas pocas horas de luz solar parcial al día. 

 

Si está en un interior, podrá crecer mucho mejor si la pones cerca de una ventana, y soporta mucho más el sol cuando está bien regada y es nebulizada con frecuencia. También puede sobrevivir en sombras moderadamente intensas, pero si cambias de lugar a tu planta, debes hacerlo gradualmente, pues puede tardar varias semanas en adaptarse. 

 

Girasol

No hay ninguna otra planta que tenga mayor relación con el calor y el sol que los girasoles. Estas plantas son nativas de Norteamérica, resistentes al calor y las plagas, y su color es tan vibrante que pueden ser la mejor opción para decorar tu jardín o el interior de tu hogar. Los girasoles son heliotropos, lo que significa que giran sus flores para seguir el movimiento del Sol a través del cielo.

 

Las raíces de los girasoles se esparcen ampliamente y pueden aguantar un poco de sequía. Sin embargo, es importante que las riegues de manera regular durante su período de crecimiento, el cual ocurre aproximadamente 20 días antes y después de florecer. 

 

Aloe vera

Esta planta ha sido cultivada desde hace miles de años debido a que tiene un gran variedad de usos medicinales. Puede ser una opción para aliviarte del estreñimiento, tiene propiedades antibacteriales y antioxidantes, te protege de las quemaduras causadas por el sol y también ayuda a aliviar el síndrome de intestino irritable, entre otros beneficios.

 

Esta es una planta naturalmente de climas cálidos ya que la temperatura mínima que tolera es de 15 grados. Requiere estar a la luz del sol para florecer correctamente pero también se puede adaptar a un poco de sombra. Debido a que forma parte de las suculentas, puede sobrevivir con poca agua y debes tener cuidado de no regarla de más porque podría marchitarse. 

 

Camote

A diferencia de las papas normales, que crecen mejor cuando la tierra está fría, al camote le gustan los climas cálidos, pues es una planta tropical y por ende, muy sensible al frío. Es común que muchos jardineros planten los camotes 1 mes después de la última helada de primavera, que es cuando el aire y el suelo son cálidos, pues los camotes requieren al menos 4 meses de clima caliente. 

Muchos vegetales nacen a partir de semillas. Por el contrario, el camote se cultiva a partir de esquejes, y es muy fácil de sembrar. No necesita muchos cuidados, pero cuando hace mucho calor sí es necesario que se mantenga bien húmedo para que la cosecha crezca mejor y en mayor cantidad. 

 

Cuidados básicos para que tus plantas sobrevivan al calor 

Existen muchos tipos de plantas que se pueden cultivar durante el calor. No obstante, las mencionadas no solamente son fáciles de cosechar, sino que también pueden servirte para muchas cosas: desde decoración y alimento hasta para aliviarte de alguna afectación. Que sean plantas resistentes al calor no quiere decir que no requieran de cuidados. En general, vas a necesitar hacer lo siguiente: 

 

Evita el sol directo mientras las riegas. Esto se debe en gran parte a que no sirve de mucho que las riegues cuando el calor está en su esplendor, ya que seguramente una gran cantidad de esa agua se va a evaporar. Por ello se recomienda que lo hagas en la tarde, cuando el Sol ya haya bajado un poco, o si lo quieres hacer por las mañanas, que sea muy temprano, cuando aún no esté el sol por completo. 

 

Ten cuidado con regarlas de forma excesiva. Así como la falta de agua es dañina, también lo es cuando tienen demasiada, por lo que siempre debes observar de forma detenida lo que le pasa a tu planta. La mayoría de las plantas tendrán una mayor profundidad en sus raíces, por lo que podrían agarrar agua que no se puede ver. 

 

Te puede interesar: La manera correcta de regar tus plantas

 

La mejor regla es que si la planta no se ve marchita, sí tiene acceso al agua. Es común que algunas plantas herbáceas se marchiten en pleno sol para ahorrar humedad, pero luego se rehidratan a medida que la temperatura se enfría. 


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh