4 inesperadas consecuencias de la discriminación en la salud mental

Harmonía / 2017-11-04

La palabra “discriminación”, de acuerdo con la RAE, significa seleccionar excluyendo; en su segunda acepción, la Real Academia consigna: “Dar trato desigual a una persona o colectividad por motivos raciales, religiosos, políticos, sexuales, etc”. Nadie pone en duda que esa segunda acepción es la más extendida cuando escuchamos el término “discriminar”. La discriminación nos afecta como sociedad; el individuo que la padece puede sufrir graves problemas de autoestima y salud mental, y la salud mental, de hecho, es un problema de salud pública. Estas son cuatro consecuencias que la discriminación puede tener en salud mental de las personas: 

 

1. El efecto de la discriminación es expansivo

Cuando la salud mental de una persona se ve afectada, puede producirse un efecto dominó que se extiende más allá de ese individuo. Se afectan sus relaciones sociales más inmediatas, por ejemplo, la crianza de los hijos: una madre deprimida podría no ser capaz de interactuar con su hijo de la manera que mejor promueva el desarrollo de ese niño, dejando al niño más vulnerable a ciertos trastornos del comportamiento. En ese sentido, el efecto de la discriminación se extiende.

 

2. Mayor tendencia hacia el alcoholismo

Un estudio del 2014 encontró una relación entre discriminación y mayor riesgo de abuso de alcohol entre las mujeres, y un mayor riesgo de abuso de drogas entre los hombres.

 

Te puede interesar: Combatir la discriminación crea comunidades fuertes y sanas

 

3. Más estrés, ansiedad y depresión

Las personas discriminadas padecen baja autoestima y corren un mayor riesgo de desarrollar trastornos relacionados con el estrés, como la ansiedad y la depresión, según Vickie Mays, profesora de la UCLA que realizó una investigación que ayudó a documentar esos vínculos.

 

4. Menor crecimiento profesional 

La discriminación impide el crecimiento a nivel profesional, y si no consigues trabajo y eso tiene que ver con tu raza o género, puede tener un impacto en tu salud mental. En un estudio hecho por el Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, se reveló que el 81% de las mujeres se sienten discriminadas. Se analizaron diferentes rubros como la política, los medios de comunicación y la libertad sexual; en el rubro laboral, nueve de cada 10 mujeres dijeron haber sido discriminadas.

 

¿Alguna vez habías considerado la discriminación desde el punto de vista de la salud mental? ¿Te has sentido discriminado? ¿Cómo has respondido ante ello?

 

Con información de UCLA Newsroom

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Alguna vez habías considerado la discriminación desde el punto de vista de la salud mental?
¿Te has sentido discriminado?
¿Cómo has respondido ante ello?