¿Te quieres quitar un tatuaje? Esto es lo que debes saber

Harmonía / 2018-08-07

Si eres de los que se arrepienten de alguna travesura de la juventud en forma de tinta en la piel, no estás solo. ¡Y hay buenas noticias! Afortunadamente para tu yo del pasado, hay formas de borrar esas marcas que creías que serían permanentes. 

 

El procedimiento para remover tatuajes ofrece la opción de regresar el tiempo y encargarte de este tipo de recuerdos que ya no son requeridos en la historia que cuenta tu cuerpo. ¿Cómo funciona este proceso? ¿Qué puedes esperar de una sesión?

 

Esto es lo que deberías saber:

 

1. Consulta a tu dermatólogo. Asegúrate de acudir con un profesional certificado para que haga una evaluación que indica qué tan viable eres para este tipo de intervención. Los factores van desde tu tipo de piel hasta la ubicación del tatuaje y la cantidad de tinta.

 

2. Espera que el tratamiento sea corto, pero doloroso. Te vas a encontrar con un láser que tiene la misión de remover el pigmento de tu epidermis y sí, puede que sea incómodo. La buena noticia es que puedes pedir que te pongan anestesia local. Una sesión de este tipo puede durar entre 30 segundos y 5 minutos, depende del tamaño de tu obra de arte corporal. Al terminar, tendrás esa zona de la piel sensible, similar a cuando tienes una quemadura por el Sol.

 

3. Sé consciente de por dónde saldrá lo que eliminas. No vayas a creer que esa tinta simplemente se evapora, tu cuerpo la reconocerá como desperdicio y la eliminará como tal. Las partículas de óxido de hierro (un componente utilizado en el color negro) se desintegran hasta convertirse en una especie de arena que se libera a través de las heces, la orina y el sudor. Es por eso que los profesionales recomiendan que hagas ejercicio moderado y te hidrates muy bien al menos durante 6 semanas después de la sesión.

 

4. El éxito del procedimiento depende de varios factores. Por ejemplo, los colores oscuros tienden a ser más fáciles de eliminar en un tatuaje, mientras que los verdes y amarillos se resisten más. Asimismo, mientras más oscura sea la piel, más complicado le será al láser atacar los pigmentos. Un dato curioso es que mientras más viejo sea el tatuaje más sencillo será borrarlo, pues tu cuerpo empezó el proceso de eliminación el día que te lo pusiste.

 

5. Es seguro, aunque puedes tener efectos secundarios. Recuerda que lo más importante es que, si decides someterte a este tipo de tratamiento, lo hagas con un profesional certificado. En este caso no tendrías por qué experimentar efectos secundarios; sin embargo, cada piel es diferente. Hay casos en los cuales los pacientes son atendidos por asistentes médicos o enfermeras y sufren de hiperpigmentación, hipopigmentación, baja producción de melanina o cicatrices.

 

Con información de Huffington Post

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Qué es lo que debes saber antes de someterte a un procedimiento de eliminación de tatuaje?

Te podría interesar: