Principal

¿Cómo afecta el uso de las pantallas a tus ojos?

Time

Menos de 4 minutos de lectura

¿Te has puesto a pensar cuánto tiempo del día pasas frente a una pantalla? Según el 14° Estudio sobre los hábitos de los internautas en México de la Asociación de Internet.MX, en México, las personas pasan un promedio de 8 horas diarias conectados a internet y el 93% de los usuarios inician y terminan su día frente a una pantalla, ya que lo primero y lo último que revisan es su celular. 

 

Durante las 8 horas de conexión, al menos 3 se dedican a la revisión de redes sociales y el resto del tiempo se divide entre correo electrónico, servicios de mensajería y diversos sitios de internet. 

 

Si a esto le sumas las horas de televisión y el uso de videojuegos, significa que la gente puede llegar a pasar casi la mitad del día frente a una pantalla, ya sea del celular, la computadora o la televisión. 

 

De acuerdo con los especialistas en oftalmología, la exposición excesiva a la luz que emiten las pantallas de estos dispositivos puede generar daños irreversibles en la salud visual, cuyos primeros síntomas se manifiestan con ardor, lagrimeo o resequedad y sensación de ojos rojos.

Con el paso del tiempo y si el abuso en la exposición a las pantallas continúa, se pueden presentar visión borrosa y enfermedades como la miopía o la degeneración macular (la mácula es la capa de tejido sensible a la luz que se encuentra en la parte posterior del ojo); esta último es la principal causa de ceguera en el mundo. 

 

Lo que afecta a los ojos es la luz azul que emiten pantallas como las de LCD, que son las más comunes en los gadgets de mayor uso, como el celular y la computadora. Esta luz azul se caracteriza por ser de alta frecuencia y radiación, lo cual puede producir cambios en la retina, especialmente en la mácula, cuyas células se deterioran.

 

Por otro lado, al mirar las pantallas de cerca, los ojos deben enfocarlas a corta distancia durante mucho tiempo y esto produce o empeora la miopía. Y al mirarlas fijamente durante varias horas se produce una disminución en la frecuencia de parpadeo, lo cual genera fatiga ocular y resequedad. 

 

¿Cómo evitar estos problemas?

Es imposible dejar de usar las pantallas, ya que los diversos gadgets que las incluyen se han convertido en parte de la vida cotidiana y son herramientas de comunicación, trabajo y entretenimiento. Lo que sí puedes hacer es moderar su uso. 

 

Si tu trabajo depende de mirar mucho tiempo una pantalla, procura no distraerte en otras cosas y realizar tus actividades de forma más eficiente para reducir el tiempo que pasas frente a ella. 

 

Además, haz pausas cada 20 minutos para descansar los ojos durante 20 segundos. Puedes simplemente cerrar los ojos o apartar tu vista del monitor para mirar algún objeto que se encuentre a unos 6 metros de distancia. De esta manera, se detiene el esfuerzo muscular de los ojos para enfocar de cerca.  

 

También es recomendable que, si el dispositivo que usas cuenta con la opción de “modo nocturno” para la pantalla, lo actives para que por la noche reduzca su brillo y la emisión de luz azul. Además, procura alejarte de las pantallas por lo menos 2 horas antes de ir a dormir.

 

Utiliza los dispositivos a una distancia adecuada, para evitar forzar tu vista. Para las computadoras se recomienda mantener una distancia de 50 centímetros, mientras que la distancia ideal para celulares es de 35 centímetros.

 

Finalmente, no está de más que consultes con un especialista para que te recomiende unos lentes con filtros especiales que bloquean exclusivamente la luz azul. Y si sueles estar expuesto al uso constante de los dispositivos, es importante que acudas al oftalmólogo al menos una vez al año, para prevenir y detectar a tiempo cualquier anomalía.


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh