Principal

6 mitos comunes sobre la vacuna contra la influenza

Time

5 minutos de lectura

¿Qué vas a aprender con esta nota?

  • Check
  • Mitos sobre la vacuna de la influenza

  • Check
  • ¿Qué pasa si no te vacunas contra la influenza?

  • Check
  • Por qué es necesario vacunarse al menos una vez al año

La congestión nasal, el dolor de garganta, la tos, el dolor de cabeza, los dolores corporales y la fiebre pueden dejarte fuera de servicio durante días. La gripe puede hacerte sentir muy mal, y es una afección muy común. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, tan sólo en ese país entre 9.2 y 35.6 millones de personas se enferman de gripe cada año, de 140 mil a 710 mil son ingresados a hospital y entre 12 mil a 56 mil mueren a causa de la influenza y complicaciones relacionadas con esta enfermedad.

 

El virus de la influenza es altamente contagioso, pero por suerte existe una protección probada y efectiva: una vacuna anual. Ésta contiene partículas desactivadas de las cuatro cepas de influenza con mayor probabilidad de prevalecer en la próxima temporada de gripe. Una vez que se inyectan, el sistema inmunológico genera anticuerpos que repelen la gripe en caso de estar expuesto a ella. 

 

El problema es que todavía muchas personas le huyen a la vacuna, porque hay muchos mitos alrededor de ella. A continuación, algunos expertos desmienten los mitos más populares alrededor de la vacuna.

 

Mito: El cuerpo puede defenderse contra la influenza

"Uno de los mitos más comunes que escucho es que todos hemos estado expuestos al virus para que el cuerpo pueda crear una respuesta inmune natural para defenderse", dice Eduardo López, jefe del Departamento de Nefrología de Kaiser Permanente, Panorama City Medical Center en California. "Sí, el cuerpo humano tiene una respuesta inmunitaria natural, pero no es necesariamente lo suficiente para protegerlo de una enfermedad grave", señala López. Sin embargo, con la vacuna el organismo produce anticuerpos adicionales, lo que brinda una mejor oportunidad de evitar la enfermedad.

 

Mito: La vacuna contra la gripe no funciona

Diversas investigaciones muestran que la vacuna, aunque no es perfecta, sí funciona. Según los CDC, cuando la vacuna está bien combinada contra los virus que circulan cada temporada, reduce el riesgo de enfermedad de la gripe entre un 40 y un 60%.

 

Por lo general, cuando las personas afirman que la vacuna contra la gripe no es efectiva, es porque ellos o alguien que conocen contrae la gripe de todos modos. Los CDC ofrecen algunas explicaciones para esto. Por un lado, pueden haberse enfermado por un virus diferente, como el rinovirus, que puede causar síntomas similares a los de la influenza. O, si realmente contrajeron influenza, es probable que se hayan expuesto al virus poco antes de vacunarse o durante las 2 semanas posteriores a la vacunación que se requieren para que el cuerpo desarrolle la inmunidad.

 

Otra posibilidad es que hayan contraído una cepa de influenza diferente a las incluidas en la vacuna. También hay una pequeña posibilidad de contraer la gripe incluso cuando la vacuna es muy parecida a la cepa que la produce. "Desearía que pudiéramos crear una vacuna para erradicar este virus para siempre, pero el problema es que estamos tratando con un organismo muy sofisticado que está en constante mutación", dice López. 

 

Mito: No necesitas una vacuna contra la influenza todos los años

El doctor López comenta que es necesaria una nueva aplicación porque los virus son diferentes. Aunque las cepas de influenza sean las mismas que las incluidas en la vacuna de la temporada anterior, la protección inmunológica disminuye con el tiempo. 

 

Mito: La vacuna provoca influenza

Si bien algunas personas afirman haber contraído influenza debido a la vacuna, López dice que esto es imposible: "La vacuna contra la gripe no puede causar la gripe porque está hecha de partículas muertas que no pueden causar enfermedades". La vacuna puede producir algunos efectos secundarios leves que algunas personas asumen, de forma errónea, que indican que tienen gripe: "Puede haber dolor localizado en el lugar de la inyección, en el cuerpo, congestión o incluso fiebre de bajo grado. Esto se debe a que el cuerpo desarrolla una respuesta inmune para estimular lo que se acaba de inocular, pero no es la gripe real".

 

Es recomendable vacunarse meses antes de la temporada de influenza, porque de lo contrario puede haber confusiones, pues la mayoría se la aplica cuando ya ha estado en contacto con el virus.

 

Mito: Las personas sanas no mueren de influenza

Aunque es cierto que las personas con afecciones de salud subyacentes como asma, enfermedades cardiacas, diabetes o cáncer tienen un mayor riesgo de complicaciones relacionadas con la gripe y la muerte, muchos adultos y niños sanos terminan en el hospital debido al contagio, y sí, algunos incluso mueren de la enfermedad.

 

Mito: Las mujeres embarazadas no deben vacunarse

Si bien, algunas personas piensan que la vacuna contra la gripe está relacionada con un aborto espontáneo, esto es falso. De hecho, el virus de la influenza, no su vacuna, es lo que está relacionado con el aborto espontáneo y otros problemas potenciales para la madre y su bebé. De acuero con los CDC, millones de mujeres embarazadas han recibido la vacuna de manera segura, y una gran cantidad de evidencia respalda esta afirmación.

 

Por esta razón, excepto en casos raros en los que la madre tiene una alergia grave y potencialmente mortal a algún componente de la vacuna, se recomienda a todas las mujeres embarazadas que se vacunen contra la gripe. Además de proteger a la madre y su bebé del virus, las defensas inmunitarias de la vacuna prolongan la protección al bebé una vez que nazca. Esta cobertura durará hasta que el niño tenga 6 meses y pueda recibir su propia vacuna contra la gripe.

 

Con información de Fatherly


Comment

Up

¿No tienes una cuenta? Registrate aquí

Seacrh